El 3 de mayo se le conoce como el Día de la Santa Cruz y también es la celebración del Día del Albañil, lo cual es una tradición en la que los trabajadores coloquen una cruz de madera en lo alto de la fachada de la construcción, la suelen adornar con flores, listones o papel china.

Asimismo, se acostumbra que la cruz sea bendecida y que el patrón o jefe de la obra sea quien les ofrezca comida a los albañiles. El contexto de ambas celebraciones es la religión.

En el caso de la Día de la Cruz data del siglo IV y que hace referencia a la cruz de madera en dónde murió Jesús de Nazaret. La celebración es el 3 de mayo porque es la fecha, pero del año 326, cuando se encuentra dicha reliquia sagrada.

La revista National Geographic relata que en el siglo IV el pagano Constantino tenía que enfrentar una batalla contra el perseguidor Majencio. Una noche antes al suceso soñó una cruz luminosa en los aires y escuchó el siguiente mensaje: “Con este signo vencerás”.

Al comenzar la batalla mandó a colocar la cruz en varias banderas de los batallones y exclamó: “Confío en Cristo en quien cree mi madre Elena”.

Tras la victoria, Constantino fue emperador y dio libertad a los cristianos. La historia indica que Santa Elena, madre del emperador, pidió permiso a su hijo y fue a Jerusalén a buscar la Santa Cruz en la Cristo murió.

Tras realizar las excavaciones encontró tres cruces y no sabía cómo distinguir la que pertenecía a Jesús. Para lo cual, llevaron a una mujer que agonizaba y tocó las tres cruces, cuando tocó la tercera su salud mejoró.

Entonces, Santa Elena, un obispo y fieles llevaron la cruz en procesión por las calles de Jerusalén. En el camino había una mujer que llevaba a sepultar a su hijo. Lo acercaron a la cruz y éste resucitó.

En varias naciones se celebra el hallazgo de la Santa Cruz, como es el caso de España, Chile, Ecuador, El Salvador, Guatemala, México, Paraguay, Perú, Trinidad y Tobago, Argentina, Colombia y Venezuela.

En relación con la tradición del Día de Albañil no existe una versión oficial, pero una de éstas tiene relación con la Conquista.

Una de las tradiciones en los pueblos prehispánicos era realizar ceremonias y sacrificios para tener buenas cosechas en el año. Tras la evangelización, fue una de los rituales que se mezcló con creencias cristianas y los campesinos comenzaron a rezar a la Santa Cruz para dicho fin.

Posteriormente, los campesinos comenzaron a migrar a la ciudad, comenzaron a trabajar como albañiles y mantuvieron la tradición de encomendarse a la Santa Cruz, la diferencia es que la petición esta relacionada con el hecho de que no sufran accidentes o caídas en el trabajo.

Lo anterior es una de las razones por la que regularmente se coloca en la parte alta de una construcción una cruz de madera decorada con papel, listones o flores. Ante la presente emergencia sanitaria ocasionada por Covid-19, la celebración de lo trabajadores tendrá que ser distinta años pasados.

Infobae

También te puede interesar:

Así reaccionan diferentes personajes al Día Mundial de la Libertad de Prensa