Política de Veracruz

Tras implementar un plan de austeridad, el Organismo Público Local Electoral (OPLE), erogó 27 millones 300 mil pesos...

Lo Calientito

Las detenciones del exgobernador poblano Mario Marín y el empresario José Kamel Nacif, claro que preocupan a Miguel Ángel Yunes Linares. Las detenciones tienen que ver con la denuncia que hizo en su libro “Los demonios del Edén” la periodista Lydia Cacho, sobre una banda de pederastas entre quienes se encontraba Yunes Linares, según lo narra y comprueba el libro. Por eso, luego de darse a conocer que un tribunal federal libró orden de aprehensión en contra del exgobernador de Puebla, Mario Marín Torres; del exjefe de la policía estatal, Hugo Adolfo Karam Beltrán; del exdirector de la policía judicial, Juan Sánchez Moreno, y del empresario José Kamil Nacif Borge, acusados de tortura en contra de la periodista Lydia Cacho, de inmediato se reactivaron las acusaciones que la víctima hizo en contra del exgobernador veracruzano, Miguel Ángel Yunes Linares. Lydia Cacho fue detenida en 2005 en Cancún, cuando publicó el libro “Los Demonios del Edén”, en el que menciona a muchos prominentes políticos y empresarios de ser parte de una red de pederastia, entre los que figura Yunes Linares. Ese año fue detenida y trasladada por carretera a Puebla, donde fue golpeada, además de ser víctima de abuso sexual de parte de sus captores. Al año siguiente, 2006, en una conferencia de prensa en Cancún, donde radica, Lydia Cacho confirmó que el secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Seguridad Pública, Miguel Ángel Yunes Linares, estaba vinculado con el caso del pedófilo Jean Succar Kuri, porque las víctimas lo señalaron, las niñas lo describieron físicamente y se refirieron a él como un político amigo de Jean Succar Kuri. Después de 14 años de esas agresiones en contra de la periodista, escritora y activista, la justicia extendió su brazo y es posible que alcance a muchos de los que participaron al amparo del gobierno, reprimiéndola, por lo que no se descarta que el exgobernador veracruzano en esas investigaciones pudiera resultar con responsabilidad. Todavía se recuerda aquella plática que sostuvieron por teléfono Kamel Nacif y el exgobernador de Puebla, cuando el primero al saludarlo le dijo: “Mi góber precioso”, adjetivo calificativo que se mantuvo vigente en la “jerga” diaria entre los políticos y los comentarios populares. En esa plática, que fue revelada por el periódico La Jornada, se puso de manifiesto el agradecimiento de Kamel a Marín por haber puesto en su lugar a Lydia Cacho, cuando fue detenida.

Desde muy temprana edad, en la época de don Rafael Hernández Ochoa, Miguel Ángel Yunes Linares ha ocupado los cargos públicos para enriquecerse, abusar del poder y satisfacer sus apetitos hormonales. Como subdirector de Patrimonio del Estado, al lado de Francisco López Lara, Yunes Linares en complicidad con Fernando López Valenzuela “El bala fría”, se apropió de terrenos que estaban abandonados entre Veracruz y Alvarado y que hoy son el boulevard de Boca del Río, con plazas comerciales y fraccionamientos de lujo, la zona más cara de todo Veracruz. Cuando fue Secretario de Gobierno con Patricio Chirinos, Yunes Linares incrementó su riqueza porque el poder lo ejerció él, Chirinos se mantenía alcoholizado y Yunes hizo lo que le vino en gana, entre otras cosas su especialidad, robar y abusar del poder reprimiendo a quienes se atrevían a denunciarlo o a criticarlo. En el gobierno federal, cuando trabajó para la Procuraduría General de la República, a cual más sabía de sus nexos con los principales capos de la delincuencia organizada a quienes protegió y hasta ayudó a escapar de penales (El Chapo Guzmán) a cambio de fortunas en dólares. Siendo director del ISSSTE, Yunes Linares fue acusado de desfalcos multimillonarios que lo obligaron a dejar el cargo. En el ISSSTE, Yunes metió a ganar dinero a empresas propiedad de sus familiares más cercanos y como gobernador de dos años no hizo otra cosa. Yunes aprovechó la ocasión para desviar miles de millones de pesos en negocios que hoy se descubren como es el de las videocámaras y otros que pronto saldrán a relucir, en los que están involucrados Manuel Muñoz Gánem y Guillermo Moreno Chazarini, sus pasadores, los únicos hombres de sus confianzas, uno enfermo en Tuxpan y el otro despachando, desde la semana anterior, como vice-alcalde de Boca del Río, con oficina alterna a la presidencia. ¡Cárcel para esta peligrosa banda de rateros!

La palabra gobernar significa administrar y dirigir un país, estado o municipio (una comunidad), mediante la promulgación y aplicación de normas haciendo que se cumplan. En este compromiso social que adquiere quien resulta electo, no importan ideologías, creencias partidistas o religiosas; los ciudadanos confían en alguien la responsabilidad de conducir por el mejor camino los destinos de su comunidad para hacerla más próspera, y en ello se incluyen aspectos como la productividad, la creación de empleos, la transformación física mediante obras materiales, cuidar la salud de los gobernados, una buena educación y las paz social que permita a todos tener una buena calidad de vida. Por eso nos resulta chocante y argumento para justificar mediocridad, que en el gobierno estatal de Morena se sostenga la frase de que ellos son un gobierno distinto. ¿Distinto a qué o de qué? Se tienen que referir a administrar los recursos del pueblo con honestidad, a aplicar la justicia sin distingo de nada y a dar prioridad a lo que más urge atender, pero la forma como tienen que hacer las cosas tiene que ser la misma: servir con eficiencia a los ciudadanos desde la trinchera o cargo que les hayan conferido. El problema del gobierno que hoy tenemos es que la diferencia que se advierte desde que arrancaron, con las administraciones anteriores, es una inclinación exacerbada hacia la práctica del nepotismo, como en ningún gobierno anterior se había tenido; una inclinación a la corrupción igual o peor al yunismo y al duartismo, las dos administraciones que han sido emblemas del saqueo a las arcas públicas y al uso del poder para hacer fortuna, y una ausencia total de oficio político que los exhibe como arrogantes. Lo más grave de todo es la ineficiencia de quienes han sido invitados a formar este gobierno. Van más de cuatro meses y no tienen idea de por dónde empezar y eso nos condena al rezago. ¿Esa es la diferencia de la que hablan, que son peores que los anteriores?... ¡Qué tragedia!

Las amenazas y los hechos violentos que ha emprendido el llamado Cartel Jalisco Nueva Generación, en contra del gobierno morenista de Cuitláhuac García Jiménez, son en parte herencia de la administración anterior que, como Javier Duarte y Fidel Herrera, dejaron hacer y deshacer a los miembros de la delincuencia organizada procurándoles impunidad, pero también son el resultado de un gobierno sin experiencia, improvisado, carente de sentido común; de un gobierno que es resultado del cariño que un político como Andrés Manuel López Obrador le profesa al paisano que nos gobierna, sin reparar en las consecuencias que esto implica, incluso para el buen desarrollo de su proyecto político, que ha puesto a los veracruzanos en el filo de la navaja al pegarle al avispero y desatar una guerra sin sentido en contra del grupo criminal más peligros que opera en el país. Según informes que se publican en distintos medios, ese cartel cuenta con tantos recursos económicos, tecnológicos y de armamento, que está en condiciones de enfrentar a la propia federación con la que estableció un acuerdo de no agresión, sin embargo en Veracruz las cosas son distintas. Lanzarse como El Borras en contra de los integrantes del CJNG amenazando con su exterminio, estando en condiciones de desventaja e incumplir a la policía del estado con los aumentos que les ofreció el nuevo gobierno, incluso les bajó el sueldo, equivale a dejar solos a los ciudadanos frente a un ejército de delincuentes totalmente libres porque la policía veracruzana, por lo que le pagan y con promesas que no les cumplen, mejor huyen para poner a salvo sus vidas. Veracruz vive en estos momentos la peor pesadilla de su historia en términos de violencia.

Salvo algunas excepciones, los integrantes del gabinete del nuevo gobierno que encabeza Cuitláhuac García Jiménez, lo primero que hicieron al tomar posesión de sus cargos fue incrustar a sus familiares en las nóminas del estado. Así es como personas sin el perfil necesario para cumplir con tareas de gobierno, fueron impuestos en cargos de segundo y tercer nivel para empezar a disfrutar de los beneficios que da llegar al poder, pero al estilo de los priistas y los panistas, que se pasaron las leyes por el arco del triunfo incurriendo en el delito de nepotismo y apropiándose prácticamente de las dependencias convertidas en negocio familiar. Esa actitud fue de lo más deleznable y criticable de parte de la sociedad que optó por echar del poder a estos abusivos y corruptos personajes. Las protestas no se hicieron esperar y amenazaban con convertirse en un problema de desencanto, falta de credibilidad y rechazo social que no tiene nada que ver con ese gobierno de cambio que tanto ofreció Andrés Manuel López Obrador para ganar el gobierno presidencial, los de muchos estados, el congreso, el senado y todos los espacios de poder porque los mexicanos encontraron en ese movimiento social denominado Morena una forma de quitarse de encima a los mafiosos que nos habían saqueado y dejado en la ruina. El problema del nepotismo en el nuevo gobierno se tornó tan grave que el mismo gobernador Cuitláhuac García Jiménez tuvo que salir a aclarar que en la Secretaría del Trabajo no hay actos de nepotismo; que si bien a la hija de la titular, María Guadalupe Arguelles Lozano, la consideraron por su perfil académico para incluirla en la plantilla laboral de esa dependencia, como colaboradora, al darse cuenta de que no era un acto regular dieron marcha atrás y se evitó cometer una práctica ilegal desde el punto de vista laboral. ¿Qué pasará de aquí en adelante con todas las denuncias que se han hecho de este problema que ha permeado en toda la administración estatal entrante, donde, por ejemplo el secretario de Salud, Roberto Ramos Alor, tiene cinco sobrinos y a su pareja en la nómina de esa importante dependencia estatal?

En medio de la polémica que ha desatado la compra de votos en el Congreso Local (cinco millones cada uno) para evitar el juicio político en contra del Fiscal Jorge Winckler Ortíz, Yunes mueve las piezas que conoce a la perfección para regresar al asunto de Javier Duarte, el político más odiado en Veracruz, y filtra que la PGR está solicitando su extradición para someterla a la acción de la justicia. Con esto, la atención se enfoca nuevamente al caso más escandaloso de corrupción que los veracruzanos hemos vivido en toda la historia. Y desde el Reclusorio Norte, donde se encuentra confinado, Javier Duarte, mediante una carta enviada al periodista Ciro Gómez Leyva, la cual filtró el equipo de Yunes a todos los medios nacionales para hacer más grande el escándalo, reiteró que existe una persecución política en contra de su esposa Karime Macías y afirmó que se encuentra bajo el escarnio público, ya que ella, al no haber ejercido un cargo público, nunca desvió recursos. En vivo y a través de la radio, esta mañana, en entrevista con Ciro Gómez Leyva en Grupo Fórmula, el exgobernador de Veracruz afirmó que la carta envida al periodista es para terminar con la persecución contra su esposa. “Es más que una carta dura, es una carta donde expone la verdad, con datos reales, no con locuras, invenciones e hipótesis, donde han salido varias notas, como padre de familia me duele mucho cuando se meten con lo que tiene uno, su familia, por ello me permití enviar”, dijo  Javier Duarte. “Karime está viviendo en Reino Unido como una madre de familia, no puede estar en México por la persecución en su contra. Gastan mensualmente unos 180 mil pesos, es lo que tengo para darles", dijo Javier Duarte. Y en otro punto de la entrevista, reveló que la Procuraduría General de la República (PGR) lo obligó a aceptar los delitos de que se le acusaba y a aceptar el juicio abreviado y aseguró que le pusieron una pistola en la cabeza.

Tras la aprobación de la reforma constitucional al artículo 19, que amplía a nueve delitos la prisión preventiva oficiosa, se espera que en cualquier momento la Fiscalía General de la República cumplimente una orden de aprehensión en contra del señor Miguel Ángel Yunes Linares, quien durante su periodo de dos años como gobernador del estado, habría cometido infinidad de actos de corrupción y uso electoral de programas sociales, hoy considerados como delitos graves, que darían la pauta para iniciar una investigación a fondo sobre las actividades delictivas del político de Soledad de Doblado. El catálogo de ilícitos graves aprobado por el Congreso incluye: robo de combustible, corrupción, uso electoral de programas sociales, feminicidio, abuso sexual contra menores, uso de armas exclusivas del Ejército, robo a transporte, robo a casa habitación y desaparición forzada. La semana anterior estuvieron en la ciudad de México el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, en compañía del secretario de gobierno Erick Patrocinio Cisneros Burgos, entrevistándose con el presidente Andrés Manuel López Obrador y el Fiscal Alejandro Gertz Manero, analizando qué expedientes se le abrirán al exgobernador para ponerlo en paz y que ordene a su empleado Jorge Winckler Ortiz que renuncie a la Fiscalía del Estado, desde donde procura impunidad y tiene convertido al estado en un polvorín, con tal de afectar la imagen del gobierno morenista. El momento ha llegado y como dice el refrán no hay plazo que no se cumpla.

De repente se agitaron las aguas en el Palacio de Gobierno. No sólo por las declaraciones de la Iglesia de este fin de semana sino por la repentina licencia que este martes solicitará el diputado federal Héctor Yunes Landa. Aunque no ha dado a conocer las razones, no se descarta que tenga que ver con la serie de ajustes y movimientos que se avecinan en el gobierno estatal. Será un martes movidito...

Por fin, el Gobierno del Estado decidió optar por la carta más fuerte que tienen para combatir a Miguel Ángel Yunes Linares, activar una de las tres denuncias que existen en la Fiscalía General de la República y encarcelar al delincuente para que deje en paz al nuevo gobierno morenista de Veracruz. Una reunión en la que estuvo presente el presidente Andrés Manuel López Obrador, el Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, y el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, en la que se analizaron las denuncias penales que hay en contra del choleño y punto, ahí se definió el futuro inmediato del perverso exgobernador, a quien no le acaba de caer el veinte de que los veracruzanos repudiaron la imposición que pretendía hacer tratando de heredarle a su hijo Miguel Ángel Yunes Márquez (Chiquiperro) el cargo y así instaurar una monarquía en la entidad. Como no lo consiguió, pese a que invirtió todo el presupuesto del estado, decidió iniciar una campaña de desprestigio en contra del gobierno de Cuitláhuac en la que es pieza fundamental su fiscal Jorge Winckler, para hacer que el estado caiga en la ingobernabilidad. En cualquier momento se da a conocer la noticia de las investigaciones en contra de Yunes Linares y con eso se acaba el problema.

En las horas previas a que fuera reanudada la sesión de este viernes en el Congreso local —que finalmente fue suspendida hasta nuevo aviso— ocurrió de todo un poco; hasta ‘halconeo’ amigo. En cada rincón del Palacio Legislativo se le vio ‘pasando corriente’, como se dice coloquialmente, a la diputada de Morena, Jessica Ramírez, y no a cualquiera, sino al propio fiscal general del Estado, Jorge Winckler Ortiz. Desde entrado el medio día, husmeó cada detalle y movimiento de los diputados de su partido para tener al tanto al que ahora parece su patrón, el abogado con membrete de fiscal, quien se llevó una nueva pifia al llegar al recinto y enterarse que no será hoy cuando se defina su futuro. Al final, Jessica Ramírez enseñó de qué está hecha, y no de mucho, pues igual que el fiscal, se quedó esperando la reanudación de la sesión con regaño de Winckler. Ni para ‘halconearle’ le sirvió.

Encuesta

¿CON QUIÉN HA SIDO MÁS INSEGURO VERACRUZ?

Cargando ... Cargando ...
Manuel Rosete Chávez
APUNTES

por
Raymundo Jiménez
Al PIE DE LA LETRA

por
Gerónimo Rosete Pozos
TEXTO Y CONTEXTO

por
Arturo Márquez Murrieta
ENTRE EL DERECHO Y EL PODER

por
Quirino Moreno Quiza
COLUMNA REPECHAJE

por
Filiberto Vargas Rodríguez
PUNTO DE VISTA

por
Bernardo Gutiérrez Parra
DESDE EL CAFÉ

por
Rubén Ricaño Escobar
PALABRAS MAYORES

por
Rafael Pérez Cárdenas
DE RAZONES Y PASIONES

por
Luis Barria
EL JAZZ BAJO LA MANGA

por
Jorge Vázquez Sangabriel
PALIMPSESTO

por
Luis Alberto Romero
HORA CERO

por
Saira Enríquez Gómez
En Contexto

por
Emilio Cárdenas Escobosa
DE INTERÉS PÚBLICO

por
Claudia Cruz García
#SocialMediaListos

por
Rafael Arias Hernández
MUTATIS MUTANDIS

por