Política de Veracruz

El diputado electo de Pánuco, Rodrigo García Escalante, aseguró que no le “preocupa”que el partido Morena haya impugnado...

Lo Calientito

En los días de la campaña presidencial, el gobernador de Veracruz sacó a relucir parte de su enorme repertorio de insultos, ofensas y calumnias para enderezarlas contra el candidato de Morena, Andrés Manuel López Obrador. Corrupto, vividor, loco fueron, entre otros, los calificativos que le profirió mediante videograbaciones que subió a las redes sociales, de donde los veracruzanos las han bajado para hacer una recopilación. ¿Con quién quería quedar bien Yunes Linares con esta actitud de carretonero? En su momento se dijo que con el presidente Enrique Peña Nieto, a quien le habría ofrecido “bajar” en las preferencias electorales a López Obrador a cambio de dejar a su hijo que ganara la gubernatura; si fue cierto falló. Otros pensaron que sacrificar la investidura, que arrastró Yunes Linares como trapeador, era para quedar bien con el candidato de la coalición PAN-PRD-MC, Ricardo Anaya Cortés, pero tampoco fue efectivo. Eso sí, Yunes Linares logró con sus ataques levantar más la simpatía por López Obrador, por el candidato a gobernador Cuitláhuac García Jiménez y por todos los abanderados de ese partido. El asunto es que Yunes Linares sumó a AMLO y a todos los candidatos que contendieron por los cargos de elección popular en Veracruz, en su contra, y ahora que los ciudadanos le dieron a los morenistas su apoyo abrumador en las urnas, el gobernador Yunes Linares ha tenido que adoptar una conducta contraria para tratar de buscar el “perdón” de López Obrador, presidente electo de México, acudiendo a una salutación de gobernadores en la ciudad de México. En esa reunión, Yunes aparece en las fotos con una sonrisa fingida, pero nerviosa, y López Obrador serio, y en la foto de grupo, al veracruzano lo mandaron hasta lo último, en una orilla, casi fuera de la imagen. Eso sí, salió diciendo que platicó con el presidente electo sobre asuntos de Veracruz y que en estos días se reúne con él en la ciudad de México: de la soberbia a la abyección.

Igual que en la anterior elección para gobernador, los veracruzanos se volcaron a las urnas electorales este domingo para reprobar la actuación del gobernador en turno, en este caso Miguel Ángel Yunes Linares, y la malograda intentona de imponer a su hijo como sucesor. Era necesario que el triunfo del candidato de Morena, Cuitláhuac García Jiménez, fuera aplastante para evitar el albazo o que trataran de reventar la elección. El pueblo sabio y dolido votó y decidió: no más yunismo en Veracruz, basta de tratarnos como un pueblo torpe al que se le pueden hacer promesas y promesas sin que estas se cumplan y que todo siga igual o peor. Los veracruzanos nos sumamos a los afanes democratizadores de los mexicanos que confían en la esperanza de un verdadero cambio porque ya estamos cansados de tantos abusos, tanta violencia, tantos agravios, tanta arrogancia de parte de quienes están en los altos cargos del gobierno. Le dijimos ¡NO! a la imposición de una monarquía, no al nepotismo, no más corruptos en el gobierno, vamos por un cambio para reconstruir el estado confiando en que el mal hay que desterrarlo de raíz. Los cinco o seis puntos de ventaja que le sacó Cuitláhuac García Jiménez a Miguel Ángel Yunes Márquez, de acuerdo al OPLE, deben ser la cuarta parte de lo que en realidad obtuvo el candidato de Morena, lo demás debe estar en los basureros, porque el operativo para inducir el fraude se puso en marcha, solo que no les alcanzó para culminarlo, la voluntad popular fue muy superior y contra ello nada qué hacer. Así como Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa pasaron al basurero de la historia, a Miguel Ángel Yunes Linares le toca acompañarlos. Llegamos al fin de un proyecto perverso, a un minigobierno de pesadilla, listos para convivir con otro tipo de autoridades en las que debemos confiar y así caminar juntos en busca de un Veracruz mejor.

El llamado lo escuchamos de las autoridades electorales y de los líderes y candidatos de partidos opositores al régimen: hay que salir a votar, aprovechar la oportunidad que tenemos de decidir quiénes deben ser nuestras autoridades futuras y quiénes nuestros representantes populares. Y es cierto que si no participamos con nuestro voto perdemos el derecho a reclamar cuando los gobernantes o representantes populares hacen mal las cosas, se roban los recursos públicos, abusan del poder, agreden a la población, se coluden con las bandas de la delincuencia organizada, se benefician de esta a cambio de dejar a merced de ellos a la población, y en fin, de tantos y tantos abusos que se cometen al amparo del poder. La única oportunidad que tenemos los ciudadanos, en el país y en el estado, para echar del poder a las camarillas que se enquistan en él, es el día del relevo, el día de la elección de nuevas autoridades y para nosotros ha llegado el momento. Tras una larguísima jornada preelectoral, de precampañas y campañas, de un infame bombardeo propagandístico, de ver cómo el gobierno de Veracruz invierte fondos públicos, usa la fuerza pública, intimida, amedrenta, amenaza, con tal de mantenerse en el poder, por fin nos viene la oportunidad de desterrar lo malo, de elegir a quien consideremos que lo podrá hacer mejor. Solo los que se han beneficiado de la corrupción no la quieren dejar, el pueblo tiene que levantarse y con su credencial de elector definir nuevos rumbos. Que nadie nos detenga, hay que votar.

Ante la posibilidad de que el gobierno panista de Miguel Ángel Yunes Linares insista en heredar el cargo a su hijo Miguel Ángel Yunes Márquez, con todas las trampas que ha usado valiéndose de las instituciones del estado y de los recursos públicos, y llegue al extremo de intentar un fraude, los involucrados en esta elección de cambio de gobernador sondean un escenario el cual no se había contemplado con anterioridad. Los priistas saben que Pepe Yunes, su candidato, ganará la elección dando el campanazo el día de la elección; Cuitláhuac García Jiménez, candidato de Morena, quien se ha mantenido en la cresta de la contienda hasta con diez puntos, no baja en la intención de voto ciudadano. El problema que ha enfrentado el gobernador en su intento por imponer a su hijo es que no levanta en las encuestas, ha tenido que verse en la necesidad de mandar a hacer las suyas a modo, tratando de generar la percepción de que Chiquiyunes va arriba en las preferencias; lo último que se sabe es la reunión del Secretario de Finanzas, Guillermo Moreno Chazzarini, con diputados panistas locales a quienes les ofreció recursos, todos los que sean necesarios, a fin de que dediquen todo su tiempo a la compra de votos. Todo lo anterior permite presuponer el intento de un fraude electoral que solo se podría evitar si se suman las fuerzas de PRI y Morena para echar por tierra la intentona de albazo del gobernante dictador.

Un día antes de la elección del domingo primero de julio, los maestros del estado recibirán el pago de un retroactivo que el gobierno les adeuda, lo que constituye una violación al artículo 134 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, denuncia Eduardo de la Torre Jaramillo, vocero del candidato José Yunes Zorrilla. Por otra parte, la coordinadora de la campaña del candidato de la coalición PAN-PRD-PC, Miguel Ángel Yunes Márquez, Indira Rosales San Román, anunció la incorporación de diez alcaldes más al proyecto del Chiquiyunes, postulados en su momento por todos los partidos políticos que, supuestamente, ven con buenos ojos al abanderado de la coalición porque “saben que vale la pena el proyecto”, sin importar si tienen o no antecedentes penales o denuncias por malversación de fondos. Mencionamos solo dos acciones que realiza el gobierno, de muchas otras, tendientes a obligar o presionar a los electores a que voten por el hijo del gobernador para que le herede el cargo. Los alcaldes, como los anteriores que se habían sumado según el staff de campaña de Chiquiyunes, están siendo presionados porque en el Orfis hay denuncias por malos manejos de fondos: a cambio de ofrecer su apoyo al hijo del gobernador les perdonan este tipo de corruptelas que afectan a todos los veracruzanos, es, como el caso de los excolaboradores de Javier Duarte, a cambio de impunidad. En la historia de Veracruz nunca se había presentado un caso como este, que el gobernante en turno trate de imponer a su hijo como sucesor y que, para ello, dedique todo su tiempo a promoverlo, utilice los recursos del estado para invertirlos en su campaña, use a la Fiscalía del Estado para intimidar a dirigentes y electores, lo mismo que al Orfis, y manipule el pago de prestaciones, como es el caso de los maestros, para que le reconozcan al hijo en las urnas el “favor”, como antes lo hizo con el gremio de taxistas. Lo que hemos venido diciendo, a Miguel Ángel Yunes Linares si no lo paran él se sigue derecho, y en esto mucho tiene que ver el gobierno federal que no interviene para nada en el caso Veracruz, en manos de un dictador capaz de todo con tan de salirse con la suya.

De las contadas cosas buenas que ha tenido esta demencial administración de dos años, que encabeza Miguel Ángel Yunes Linares, está que su acentuada fobia hacia los medios de comunicación y sus trabajadores, los periodistas, hizo que muchos de los que Fidel Herrera y Javier Duarte inventaron como comunicadores sin contar con méritos de nada, han ido desapareciendo ante el estado de inanición en que los dejó el gobierno. Han logrado sobrevivir los periodistas profesionales comprometidos con la sociedad, y se han fortalecido algunos dotados de habilidades especiales, camaleónicas, quienes lograron tratos económicos con el yunismo a cambio de encomiar permanentemente todas las acciones del gobierno estatal y las del hijo del gobernante, candidato al gobierno estatal. Pero a esos, nadie los toma en cuenta, son profesionales del elogio y la apología, el enaltecimiento, la loa y la alabanza; no son periodistas, son aplaudidores a los que la sociedad no toma en cuenta. Son pocos los que han sobrevivido a la crisis pero son los que saben que este oficio implica sacrificios, malos momentos en la vida personal, pero grandes satisfacciones al participar en la orientación adecuada e imparcial de la realidad social. Y en estas fechas, cuando se celebra el “Día de la Libertad de Expresión”, queremos sumarnos a la felicitación para aquellos que a diario luchan por sobrevivir y cumplir con su compromiso de informar y orientar a la sociedad con profesionalismo. Bienvenida la crítica, decía uno de los grandes políticos que han pasado por Veracruz, don Fernando Gutiérrez Barrios, autor de la acertada frase: “La prensa es el espejo del poder”.

El candidato al gobierno de Veracruz por Morena, Cuitláhuac García, dijo ante empresarios del Consejo Coordinador Empresarial algo realmente grave. Que hay familias políticas –los Tronco en Coatzacoalcos, los García en Pánuco, los Condado en Acayucan y hasta los Martínez en Chicontepec–, que se han hecho de poder económico gracias a que controlan bandas de delincuencia organizada y secuestradores en las regiones donde tienen influencia. Hay que recordar que Renato Tronco estuvo muchos meses prófugo acusado por asesinato. En el sur del estado, es mucha su fama respecto a otros hechos y actividades, sin embargo, su liderazgo también es innegable. Esa es una de las características del cacicazgo. Lo mismo pasa con los García Guzmán en Pánuco, a quien hace unos días la candidata Octavia García sugirió su responsabilidad en el tétrico acto de lanzar la mano cercenada de una persona a su domicilio particular. Durante su campaña, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares también lanzó acusaciones muy serias en contra de la familia, la cual ha estado envuelta en el escándalo desde que sus vástagos eran adolescentes y a quienes se les señala de haber participado en el asesinato del joven Humberto Palomeque en Xalapa. En Acayucan, los Condado también han logrado hacer herencia del cacicazgo que dejó Cirilo Vásquez, ya que si bien sus hijas lograron mantener el control político de la región –se turnaron de manera consecutiva lo mismo la presidencia municipal que las diputaciones local y federal–, el resto de las actividades que van más allá de la política ahora corren a cuenta de los Condado, según dan testimonio los pobladores de la zona. En realidad, el candidato de Morena no dijo nada nuevo. Recicló las leyendas urbanas a las que nos hemos referido. Lo grave es que acuse que la alta incidencia delictiva en el estado –sobre todo en secuestro y extorsión– tiene que ver precisamente con estas familias y la protección que reciben del gobierno y de la Fiscalía General del Estado.  

Poco trabajo le costó al político de Soledad de Doblado, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, conseguir un acercamiento como el que tiene con el casi expresidente de México Enrique Peña Nieto. En la última gira de trabajo que el mexiquense realizó por tierras veracruzanas, para tragedia de los candidatos del PRI estigmatizados por su imagen de corrupción e ineficiencia, se les vio muy cercanos, volaron juntos y solitos hasta las nuevas escolleras del muelle donde llegarán los más fuertes cargamentos de droga y mercancía a México, y seguramente hablaron del tema porque para eso ambos son expertos, luego se dedicaron quince minutos de plática solitaria, discreta, de encerrona perversa para acordar cosas que no quieren que trasciendan a la opinión pública. ¿Qué pudo haber logrado el gobernador de dos años de Veracruz con un casi expresidente de México que ya no tiene la fuerza para tomar decisiones como al inicio de su gobierno?... Nada, y para borrar cualquier suspicacia que pudiera surgir de este encuentro, el candidato del PRI a la Presidencia, José Antonio Meade Kuribreña, se ha deslindado del hamponazo Enrique Peña Nieto, hoy socio de Miguel Ángel Yunes Linares. Dios los hace, dice el dicho.

La noticia la recibimos con estupefacción esta mañana de viernes: por la madrugada, en España, había fallecido el empresario Nicanor Moreira Ruiz, un hombre cabal, recto, entregado a la ciudad que le dio a su familia la oportunidad de levantar negocios exitosos y a la que siempre buscó apoyar con proyectos de mejora de su infraestructura urbana, impulso del empleo productivo y respaldo a las mujeres emprendedoras de las colonias marginadas. Murió lejos de la ciudad que amó y a la que quiso apoyar mediante un proyecto político colectivo que buscaba hacerlo llegar a la Presidencia Municipal de Xalapa. En ese intento pudo percatarse de la maldad de nuestros políticos, en particular, del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, quien lo hizo competir por la candidatura de la alianza PAN-PRD, para después imponer a Ana Miriam Ferráez Centeno, del Grupo Avanradio, quien hoy busca la diputación local por Morena. Nicanor hubiera sido un alcalde ejemplar. Hoy que vemos los avatares del alcalde morenista Hipólito Rodríguez, muchos de quienes votaron impensadamente por él y lo hicieron ganar, deben estar arrepentidos de llevarlo al Palacio Municipal de Xalapa. Nicanor Moreira hubiera jugado un mejor papel. Descanse en paz.

Para nadie es un secreto que el Organismo Público Local Electoral (OPLE), que organiza la elecciones en Veracruz, está compuesto por un grupito de incondicionales de Gabriel Deantes Ramos, quien lo puso a disposición del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares  para el manejo de los procesos electorales, a cambio de impunidad, de que no lo procesara por los saqueos en que incurrió durante el duartismo a las arcas públicas. Yunes Linares ya probó la eficiencia del OPLE que le regaló Deantes en las pasadas elecciones municipales y ahora se dispone a manipularlo en otras más importantes, las que tendrán lugar el primero de julio en la que se elegirá nuevo gobernador del estado, y él quiere imponer a su hijo. El único inconveniente que podría tener es el representante del PRI en el OPLE, que en este caso es el diputado federal Marco Antonio Aguilar Yunes, exfuncionario en el gobierno de Javier Duarte a quien el gobernante apretó para que obedeciera sus instrucciones, por la que todas las quejas que ha interpuesto el PRI en contra de la coalición PAN-PRD-MC por la comisión de presuntos delitos electorales, Marco no las ha apoyado. Y cuando el PRI y su candidato Pepe Yunes intentaron cambiarlo, Yunes Linares recurrió a la bancada priista en el Congreso Federal, que preside Erick Lagos Hernández, obligándolos a oponerse ante el CEN del PRI al relevo de Marco Antonio Aguilar Yunes. El gobernador no quiere perder una sola canica.

Encuesta

¿QUÉ TEMA DEBE SER PRIORITARIO EN GOBIERNO DE CUITLÁHUAC?

Cargando ... Cargando ...
Manuel Rosete Chávez
APUNTES

por
Raymundo Jiménez
Al PIE DE LA LETRA

por
Emilio Cárdenas Escobosa
DE INTERÉS PÚBLICO

por
Gerónimo Rosete Pozos
TEXTO Y CONTEXTO

por
Arturo Márquez Murrieta
ENTRE EL PODER Y EL DERECHO

por
Filiberto Vargas Rodríguez
PUNTO DE VISTA

por
Bernardo Gutiérrez Parra
DESDE EL CAFÉ

por
Pablo Jair Ortega
COLUMNA SIN NOMBRE

por
Rafael Pérez Cárdenas
DE RAZONES Y PASIONES

por
Luis Barria
EL JAZZ BAJO LA MANGA

por
Jorge Vázquez Sangabriel
PALIMPSESTO

por

Municipios de Veracruz

Xico, Ver.- (AVC/Verónica Huerta) Aun cuando el ayuntamiento de Xico había anunciado que en la capea solo participarían las personas...

México y el Mundo

Ciudad de Mexico.- Andrés Manuel López Obrador, virtual Presidente de México, hizo pública la carta que envió al Presidente Donald...
Saira Enríquez Gómez
En Contexto

por
Edith Gómez
NEGOCIOS & EMPRENDIMIENTO

por
Yuri Alejandra Cárdenas Moreno
ABRACADABRA

por
Jorge Williams
H2H

por
Xóchitl Partida Salcido
Paraíso Perdido

por
Articulista invitado
OTRAS VOCES

por
Rubén Ricaño Escobar
PALABRAS MAYORES

por