Lo Calientito

Los comerciantes veracruzanos, pero en especial los que trabajan como locatarios vendiendo sus productos en los mercados de las grandes ciudades, sufren las consecuencias de los enfrentamientos de bandas delictivas que luchan, a balazos, por ganar las plazas y, con ello, el cobro del “derecho de piso” que llegó al comercio del estado en el gobierno de Fidel Herrera Beltrán, aumentó en el de Javier Duarte y se liberó en el de Miguel Ángel Yunes Linares, quien no ha hecho nada por combatir este problema que ha ocasionado el cierre de miles de comercios y la muerte, mediante ejecuciones a plena luz del día, de comerciantes que no han querido pagar las extorsiones o que se han retrasado en los mismos. Ellos pagan impuestos al SAT, a los municipios y a los miembros de las bandas delictivas, por eso es que esta actividad va a la baja, como otras tantas más en la entidad, como consecuencia de la impunidad que se vive. En el mercado Jáuregui de Xalapa, hace varias semanas, ocurrió un crimen una mañana en los pasillos del interior del inmueble, ante la mirada aterrada de locatarios y clientes; se trataba de un extorsionador que, junto con otros cómplices, pretendía ganar la plaza a quienes cobran la extorsión desde hace varios años. Tres días después, en la parte superior de un comercio frente al mercado, apareció una lona amenazando a supuestos delincuentes, quienes trataban de quitarles la plaza. Con nombres les advertían que los matarían. Ante esto que alertaba sobre una guerra de carteles al interior del mercado y la ausencia de la policía que curiosamente se alejó del lugar, varios locatarios decidieron cerrar sus negocios. La posibilidad de un enfrentamiento ahí está latente, los locatarios dicen que gente armada de una y otra banda aparecen a cada rato pero no se han encontrado. Otro caso igual se acaba de presentar en el mercado que se encuentra frente a la plaza Museo. La indiferencia del gobierno de Miguel Ángel Yunes hacia este problema de inseguridad es más que evidente, al señor ya no le interesa nada; en Veracruz, la delincuencia manda.  

Militante de la izquierda al lado de Andrés Manuel López Obrador, compañero de banca en el Colegio Superior de Agricultura Tropical , en Cárdenas, Tabasco, del próximo director de Pemex, Octavio Romero Oropeza, el diputado local electo por el distrito XII de Coatepec, Raymundo Andrade Rivera, está siendo mencionado al interior del equipo de Cuitláhuac García Jiménez como probable Secretario de Desarrollo Agropecuario, Rural y Pesca, toda vez que el ingeniero coatepecano es considerado como garantía para sacar adelante los proyectos de una secretaría que está considerada columna vertebral del nuevo proyecto de nación. Andrade Rivera cuenta, para ocupar este importante encargo, con la venia de la secretaria de Energía, Rocío Nahle, su amiga y compañera de lucha; del secretario de Gobierno, Eric Cisneros Burgos, con quien sostiene una estrecha relación de amistad y una plena identificación de lucha social, y gente muy cercana al gobernador Cuitláhuac García, con quien ha trabajado en estas dos jornadas electorales hasta alcanzar la gubernatura. El nombre de Raymundo Andrade Rivera comenzó a sonar fuerte tras el anuncio oficial del secretario de Gobierno, y en cuanto el gobernador electo ha comenzado a deshojar la margarita dando a conocer los nombres de quienes serán miembros de su gabinete.

No por mero deporte el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares se ha dedicado a blindar su administración con un sistema anticorrupción a modo. Muchas deben ser las operaciones que no resistirían la lupa de un nuevo gobierno federal, dispuesto a aplicar mano dura a los gobiernos estatales que, como el de Veracruz, acusan varias irregularidades. Según el analista del periódico El Universal, Salvador García Soto, en su columna de este sábado 4 de agosto, Andrés Manuel López Obrador “hará sentir su mano dura contra gobernadores cuyas cuentas ha pedido revisar ‘con lupa’ ante evidencias y denuncias de posible corrupción y desvío de fondos federales”, y añade: “dos nombres suenan en las oficinas lopezobradoristas: el perredista Graco Ramírez y el panista Miguel Ángel Yunes Linares”. Algo deben saberle a quien ha tenido un enorme presupuesto anual, pero cuya obra pública, abatimiento de la deuda con proveedores y cumplimiento de compromisos nada más no alcanzan a cubrir los más de 100 mil millones de pesos que, en promedio, ha recibido tanto en 2017 como en 2018. Es posible que se le haya pasado la mano en el gasto electoral y en beneficiar a los socios y correligionarios.

Como al gobernador Miguel Ángel Yunes Linares poco tiempo le queda para gobernar Veracruz, porque anda metido de lleno en sus venganzas políticas y en tratar de cubrirse las espaldas para no tener la misma suerte que su antecesor Javier Duarte, el próximo gobierno federal ha tenido que intervenir en asuntos importantes que afectan a los veracruzanos. Este sábado estarán en Minatitlán las próximas secretarias de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y de Energía (Sener), Josefa González Blanco Ortiz Mena y Rocío Nahle García, respectivamente, para reunirse con el alcalde Nicolás Reyes Álvarez (con quien Yunes tuvo altercados al punto de amenazar con retirar la policía estatal), para abordar un asunto importante para los minatitlecos. En la Sala de Cabildo del Palacio Municipal  de Minatitlán, dará inicio este sábado el cumplimiento del compromiso que durante su campaña electoral hizo el virtual presidente Andrés Manuel López Obrador con el presidente municipal  y su ciudadanía respecto al tiradero de basura a cielo abierto que clandestinamente se formó hace 20 años en Las Matas afectando  al sur de Veracruz. Esta problemática es hoy, en voz de algunos expertos, el que mayor impacto negativo tiene a nivel de medio ambiente, salud y de riesgo en seguridad en el país por su alto nivel de incendio sobre tubería estratégica de combustible de hidrocarburos de Pemex. Pese a la gravedad, Yunes ni siquiera estaba enterado, pero los de Morena le enmendarán la plana.  

Revertir la imposición del corrupto abogado Marcos Even Torres Zamudio como Fiscal Anticorrupción impuesto por una minoría legislativa será muy sencillo, opinan los aspirantes a ese puesto que se quedaron esperando cuando menos ser valorados. Ahora se han unido para echar abajo, mediante impugnación, el nombramiento de quien el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares quiere sostener en el cargo para que sirva de “tapadera” de todos los actos de corrupción en los que incurrieron él y sus colaboradores en este año y ocho meses de estar al frente de los destinos de Veracruz, acabando con lo poco que le dejó Javier Duarte de Ochoa. Y ante la afrenta que representa para todos los sectores políticos y sociales de Veracruz el capricho consumado del dictador, surgen de inmediato fórmulas para echar abajo esa aberrante imposición. Para empezar, tres de los 21 participantes del proceso de selección del Fiscal Anticorrupción anunciaron la impugnación de la designación de Marcos Even Torres Zamudio al considerar que fue irregular. Tienen 15 días naturales para presentar algún recurso de inconformidad. Cuestionan el procedimiento legislativo en el que los diputados José Luis Enríquez Ambell y María Josefina Gamboa Torales, al emitir un dictamen, anularon la decisión de 21 legisladores que estaban en contra de la imposición de un “fiscal carnal”. Por su parte, el exsubprocurador de Justicia, Jorge Yunis Manzanares, anunció que recurrirá a un amparo ante un tribunal federal para revertir el nombramiento, pues Even Torres solo logró 27 de los 34 votos requeridos. El prestigiado abogado recordó que desde el mes de enero, cuando acudió a registrarse como aspirante, denunció que ya estaba inclinada la balanza en favor del ex Visitador de la Fiscalía General del Estado (FGE) y que acudía con la intención de jugar a la democracia. Las dos terceras partes tenían que haber elegido al Fiscal Anticorrupción, mínimo 34 votos; los diputados del PRI y de Morena se negaron a aceptar ese nombramiento y los del PAN, PRD y sus aliados, con 27 votos, eligen al Fiscal Anticorrupción, se está violando la ley y se está violando la convocatoria… ¿Y nuestra Constitución?... A estas alturas circula el comentario de que Marcos Even Torres Zamudio habría declinado desde hace varios días a continuar participando en el proceso, toda vez que cuenta con antecedentes de actos de corrupción en el gobierno de Javier Duarte, lo que seguramente le harán valer en el Congreso y posiblemente lo lleve a prisión. ¡Yunes me obligó!, diría Even Torres a su familia cuando lo cuestionaron por el escándalo en que se metió.

En los días de la campaña presidencial, el gobernador de Veracruz sacó a relucir parte de su enorme repertorio de insultos, ofensas y calumnias para enderezarlas contra el candidato de Morena, Andrés Manuel López Obrador. Corrupto, vividor, loco fueron, entre otros, los calificativos que le profirió mediante videograbaciones que subió a las redes sociales, de donde los veracruzanos las han bajado para hacer una recopilación. ¿Con quién quería quedar bien Yunes Linares con esta actitud de carretonero? En su momento se dijo que con el presidente Enrique Peña Nieto, a quien le habría ofrecido “bajar” en las preferencias electorales a López Obrador a cambio de dejar a su hijo que ganara la gubernatura; si fue cierto falló. Otros pensaron que sacrificar la investidura, que arrastró Yunes Linares como trapeador, era para quedar bien con el candidato de la coalición PAN-PRD-MC, Ricardo Anaya Cortés, pero tampoco fue efectivo. Eso sí, Yunes Linares logró con sus ataques levantar más la simpatía por López Obrador, por el candidato a gobernador Cuitláhuac García Jiménez y por todos los abanderados de ese partido. El asunto es que Yunes Linares sumó a AMLO y a todos los candidatos que contendieron por los cargos de elección popular en Veracruz, en su contra, y ahora que los ciudadanos le dieron a los morenistas su apoyo abrumador en las urnas, el gobernador Yunes Linares ha tenido que adoptar una conducta contraria para tratar de buscar el “perdón” de López Obrador, presidente electo de México, acudiendo a una salutación de gobernadores en la ciudad de México. En esa reunión, Yunes aparece en las fotos con una sonrisa fingida, pero nerviosa, y López Obrador serio, y en la foto de grupo, al veracruzano lo mandaron hasta lo último, en una orilla, casi fuera de la imagen. Eso sí, salió diciendo que platicó con el presidente electo sobre asuntos de Veracruz y que en estos días se reúne con él en la ciudad de México: de la soberbia a la abyección.

Igual que en la anterior elección para gobernador, los veracruzanos se volcaron a las urnas electorales este domingo para reprobar la actuación del gobernador en turno, en este caso Miguel Ángel Yunes Linares, y la malograda intentona de imponer a su hijo como sucesor. Era necesario que el triunfo del candidato de Morena, Cuitláhuac García Jiménez, fuera aplastante para evitar el albazo o que trataran de reventar la elección. El pueblo sabio y dolido votó y decidió: no más yunismo en Veracruz, basta de tratarnos como un pueblo torpe al que se le pueden hacer promesas y promesas sin que estas se cumplan y que todo siga igual o peor. Los veracruzanos nos sumamos a los afanes democratizadores de los mexicanos que confían en la esperanza de un verdadero cambio porque ya estamos cansados de tantos abusos, tanta violencia, tantos agravios, tanta arrogancia de parte de quienes están en los altos cargos del gobierno. Le dijimos ¡NO! a la imposición de una monarquía, no al nepotismo, no más corruptos en el gobierno, vamos por un cambio para reconstruir el estado confiando en que el mal hay que desterrarlo de raíz. Los cinco o seis puntos de ventaja que le sacó Cuitláhuac García Jiménez a Miguel Ángel Yunes Márquez, de acuerdo al OPLE, deben ser la cuarta parte de lo que en realidad obtuvo el candidato de Morena, lo demás debe estar en los basureros, porque el operativo para inducir el fraude se puso en marcha, solo que no les alcanzó para culminarlo, la voluntad popular fue muy superior y contra ello nada qué hacer. Así como Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa pasaron al basurero de la historia, a Miguel Ángel Yunes Linares le toca acompañarlos. Llegamos al fin de un proyecto perverso, a un minigobierno de pesadilla, listos para convivir con otro tipo de autoridades en las que debemos confiar y así caminar juntos en busca de un Veracruz mejor.

El llamado lo escuchamos de las autoridades electorales y de los líderes y candidatos de partidos opositores al régimen: hay que salir a votar, aprovechar la oportunidad que tenemos de decidir quiénes deben ser nuestras autoridades futuras y quiénes nuestros representantes populares. Y es cierto que si no participamos con nuestro voto perdemos el derecho a reclamar cuando los gobernantes o representantes populares hacen mal las cosas, se roban los recursos públicos, abusan del poder, agreden a la población, se coluden con las bandas de la delincuencia organizada, se benefician de esta a cambio de dejar a merced de ellos a la población, y en fin, de tantos y tantos abusos que se cometen al amparo del poder. La única oportunidad que tenemos los ciudadanos, en el país y en el estado, para echar del poder a las camarillas que se enquistan en él, es el día del relevo, el día de la elección de nuevas autoridades y para nosotros ha llegado el momento. Tras una larguísima jornada preelectoral, de precampañas y campañas, de un infame bombardeo propagandístico, de ver cómo el gobierno de Veracruz invierte fondos públicos, usa la fuerza pública, intimida, amedrenta, amenaza, con tal de mantenerse en el poder, por fin nos viene la oportunidad de desterrar lo malo, de elegir a quien consideremos que lo podrá hacer mejor. Solo los que se han beneficiado de la corrupción no la quieren dejar, el pueblo tiene que levantarse y con su credencial de elector definir nuevos rumbos. Que nadie nos detenga, hay que votar.

Ante la posibilidad de que el gobierno panista de Miguel Ángel Yunes Linares insista en heredar el cargo a su hijo Miguel Ángel Yunes Márquez, con todas las trampas que ha usado valiéndose de las instituciones del estado y de los recursos públicos, y llegue al extremo de intentar un fraude, los involucrados en esta elección de cambio de gobernador sondean un escenario el cual no se había contemplado con anterioridad. Los priistas saben que Pepe Yunes, su candidato, ganará la elección dando el campanazo el día de la elección; Cuitláhuac García Jiménez, candidato de Morena, quien se ha mantenido en la cresta de la contienda hasta con diez puntos, no baja en la intención de voto ciudadano. El problema que ha enfrentado el gobernador en su intento por imponer a su hijo es que no levanta en las encuestas, ha tenido que verse en la necesidad de mandar a hacer las suyas a modo, tratando de generar la percepción de que Chiquiyunes va arriba en las preferencias; lo último que se sabe es la reunión del Secretario de Finanzas, Guillermo Moreno Chazzarini, con diputados panistas locales a quienes les ofreció recursos, todos los que sean necesarios, a fin de que dediquen todo su tiempo a la compra de votos. Todo lo anterior permite presuponer el intento de un fraude electoral que solo se podría evitar si se suman las fuerzas de PRI y Morena para echar por tierra la intentona de albazo del gobernante dictador.

Un día antes de la elección del domingo primero de julio, los maestros del estado recibirán el pago de un retroactivo que el gobierno les adeuda, lo que constituye una violación al artículo 134 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, denuncia Eduardo de la Torre Jaramillo, vocero del candidato José Yunes Zorrilla. Por otra parte, la coordinadora de la campaña del candidato de la coalición PAN-PRD-PC, Miguel Ángel Yunes Márquez, Indira Rosales San Román, anunció la incorporación de diez alcaldes más al proyecto del Chiquiyunes, postulados en su momento por todos los partidos políticos que, supuestamente, ven con buenos ojos al abanderado de la coalición porque “saben que vale la pena el proyecto”, sin importar si tienen o no antecedentes penales o denuncias por malversación de fondos. Mencionamos solo dos acciones que realiza el gobierno, de muchas otras, tendientes a obligar o presionar a los electores a que voten por el hijo del gobernador para que le herede el cargo. Los alcaldes, como los anteriores que se habían sumado según el staff de campaña de Chiquiyunes, están siendo presionados porque en el Orfis hay denuncias por malos manejos de fondos: a cambio de ofrecer su apoyo al hijo del gobernador les perdonan este tipo de corruptelas que afectan a todos los veracruzanos, es, como el caso de los excolaboradores de Javier Duarte, a cambio de impunidad. En la historia de Veracruz nunca se había presentado un caso como este, que el gobernante en turno trate de imponer a su hijo como sucesor y que, para ello, dedique todo su tiempo a promoverlo, utilice los recursos del estado para invertirlos en su campaña, use a la Fiscalía del Estado para intimidar a dirigentes y electores, lo mismo que al Orfis, y manipule el pago de prestaciones, como es el caso de los maestros, para que le reconozcan al hijo en las urnas el “favor”, como antes lo hizo con el gremio de taxistas. Lo que hemos venido diciendo, a Miguel Ángel Yunes Linares si no lo paran él se sigue derecho, y en esto mucho tiene que ver el gobierno federal que no interviene para nada en el caso Veracruz, en manos de un dictador capaz de todo con tan de salirse con la suya.

Encuesta

¿GOBIERNO DE CUITLÁHUAC DEBE CASTIGAR A CORRUPTOS DEL YUNISMO?

Cargando ... Cargando ...
Manuel Rosete Chávez
APUNTES

por
Raymundo Jiménez
Al PIE DE LA LETRA

por
Emilio Cárdenas Escobosa
DE INTERÉS PÚBLICO

por
Gerónimo Rosete Pozos
TEXTO Y CONTEXTO

por
Arturo Márquez Murrieta
ENTRE EL PODER Y EL DERECHO

por
Filiberto Vargas Rodríguez
PUNTO DE VISTA

por
Bernardo Gutiérrez Parra
DESDE EL CAFÉ

por
Pablo Jair Ortega
COLUMNA SIN NOMBRE

por
Rafael Pérez Cárdenas
DE RAZONES Y PASIONES

por
Luis Barria
EL JAZZ BAJO LA MANGA

por
Jorge Vázquez Sangabriel
PALIMPSESTO

por
Luis Alberto Romero
HORA CERO

por
Saira Enríquez Gómez
En Contexto

por
Edith Gómez
NEGOCIOS & EMPRENDIMIENTO

por
Yuri Alejandra Cárdenas Moreno
ABRACADABRA

por
Xóchitl Partida Salcido
Paraíso Perdido

por
Articulista invitado
OTRAS VOCES

por
Rubén Ricaño Escobar
PALABRAS MAYORES

por