Noticias de Veracruz

La salida de Leslie Mónica Garibo Puga, quien se desempeñó como Contralora General del Gobierno de Veracruz hasta...

Política de Veracruz

La excontralora Leslie Mónica Garibo Puga señaló que cuando recibió la dependencia, estaba fragmentada y desvalorada, y diez...

Lo Calientito

Los veracruzanos que han militado en el Partido Acción Nacional (PAN) por muchos años, tratando de ganar espacios políticos difundiendo los ideales y principios de ese instituto político, lo recuperaron y echaron a los integrantes del clan Yunes, quienes se habían apoderado del partido, lo destruyeron y lo usaron para sus fines personales: presidencias municipales para los hermanos Miguel Ángel y Fernando, y la gubernatura para el patriarca Miguel Ángel, el político más traidor que ha participado en la vida política nacional en los últimos tiempos. Pero en la elección interna de nuevo dirigente estatal, los panistas veracruzanos tuvieron la oportunidad de externar su repudio a esta familia y echarla para siempre de la dirigencia. Y a pesar de que cómplices de la familia Yunes, como el diputado local Sergio Hernández, uno de sus mapaches, se dedicaron a gastar miles de pesos en la compra del voto a favor del candidato de Yunes Linares, el tuxpeño José Mancha Alarcón, el repudio a los Yunes pudo más y les quitaron el control del partido, en espera de que las autoridades de Morena reaccionen y procesen a Yunes Linares así como a su hijo Fernando, alcalde del Puerto de Veracruz, por tantos actos de corrupción en que han incurrido disponiendo como propios los recursos de los veracruzanos. Ya no tienen fiscal que los defienda y ahora tampoco partido político. Y a propósito de la jornada electoral interna del PAN, el senador Julen Rementería del Puerto, uno de los que han luchado por recuperar el partido, dijo: “En Veracruz ganó la democracia, en Veracruz ganó el apoyo de un equipo que trabajó, que escuchó y que dará lo mejor para Acción Nacional y, sobre todo, le dará la voz al militante. Hoy ganamos todos”. Joaquín Guzmán Avilés, el político de Tantoyuca, es el nuevo dirigente estatal del PAN. Tiene ahora la encomienda de limpiar de yunistas la estructura de su partido, echarlos a la calle y comenzar a practicar una nueva política de diálogo con el gobierno de Morena, como oposición civilizada que debe ser para ganar adeptos y levantar su partido.

Tras la salida (por fin) del señor Jorge Winckler Ortiz de la Fiscalía del Estado, donde generó, por instrucciones de su patrón Miguel Ángel Yunes Linares, todos los problemas que pudo con saldos sangrientos de pérdida de vidas humanas y de encarcelamiento de personas inocentes, así como la elaboración de expedientes mal integrados para permitir la libertad inmediata de delincuentes, lo que debe seguir, porque así lo exige la sociedad, es encarcelar y someter a procesos judiciales por los delitos que cometieron tanto al exgobernador Miguel Ángel Yunes Linares como al exfiscal Jorge Winckler Ortiz, a todo su séquito de cómplices como Marcos Even Torres Zamudio, a los colaboradores de la administración de Yunes Linares contra quienes hay denuncias en el Orfis por desvío de recursos públicos; al extitular de la Secretaría de Seguridad Pública, Jaime Téllez Marie, y a todos los delincuentes que participaron en el fatídico gobierno del señor Yunes. Sabemos que la mayoría cuenta con amparos, que otros ya están fuera del país, pero cuando hay voluntad política para hacer las cosas bien, como lo está demostrando el gobierno de Cuitláhuac García Jiménez, la ley se aplica a secas, pensando en el bienestar de los ciudadanos y en hacer justicia como parte de las obligaciones contraídas al aceptar un cargo. Por eso es necesario que se escuche el clamor del pueblo, de los veracruzanos, para que esto que comenzaron echando a Winckler de la Fiscalía, que tantos aplausos ha merecido, sea solo el principio de una acción clara y contundente de aplicación de la justicia de un nuevo gobierno que con hechos muestra querer hacer las cosas bien: ¡Cárcel para los delincuentes!

En la filosofía o los principios de quien dicta la Cuarta Transformación en México, don Andrés Manuel López Obrador, al delincuente no se le combatirá porque “es pueblo”, lo único que el presidente de México les ha dicho desde los micrófonos de sus conferencias de prensa mañanera es: “Pórtense bien”. Y como es sabido y sufrido por todos los mexicanos, y especialmente los veracruzanos, esas absurdas ideas que van contra la correcta aplicación de la ley y convierten al mandatario en cómplice de criminales, su mágica receta no ha dado los resultados que solo él espera, al contrario, la delincuencia se ha disparado y hoy tenemos incendiado el país porque los señores criminales cuentan con impunidad, fueron indultados por este nuevo gobierno de la 4T y matan sin piedad a quienes se oponen a un asalto; no son molestados quienes secuestran no solo para cobrar una recompensa sino para sumarlo a los cientos de cadáveres que van coleccionando, a quienes extorsionan, a quienes tienen que pagar derecho de piso, a quienes se reúnen en un centro de diversión como pasó ahora en Coatzacoalcos, y a quienes le ponen el ojo. ¿Estarán de acuerdo quienes votaron por el señor López Obrador con su forma de actuar en el ejercicio del poder; estarán dispuestos a perder la vida o ver cómo la pierden sus familiares a manos de la delincuencia, de ese pueblo violento al que si le da la gana mata sin que tenga consecuencias legales en su contra porque el Presidente de este país no acostumbra aplicar la ley, no le gusta castigar a los delincuentes, no quiere enfrentarlos? En este caso, el gobernador Cuitláhuac García Jiménez ha sido más enérgico, en su cuenta de Twitter ha dicho que uno de los autores materiales del ataque al centro nocturno “Caballo Blanco” de la ciudad de Coatzacoalcos, donde murieron 25 personas y nueve más están gravemente heridas, es Ricardo N, alias “La Loca”, quien en julio fue detenido por elementos de la Marina y entregado a la Fiscalía General del Estado, donde fue puesto en libertad sin presentarlo ante un juez. Si Alejandro Gertz Manero cumple con su obligación de aplicar la ley, pronto estaremos viendo la salida de la Fiscalía de Jorge Winckler y su posible enjuiciamiento, algo que todos los veracruzanos estamos exigiendo desde que arrancó el nuevo gobierno. Mientras esto no pasa, seguimos todos a merced de la muerte.

La falta de oficio político y de conocimiento del derecho penal entre quienes llegaron al poder gracias al Movimiento Regeneración Nacional (Morena), el cual fue apoyado por una aplastante mayoría ciudadana que así se sacudió el cacicazgo de grupos delictivos refugiados en el PRI y el PAN, ha provocado que en Veracruz la sed de venganza del exgobernador panista Miguel Ángel Yunes Linares, quien no logró imponer como sucesor a su hijo Miguel Ángel Yunes Márquez, fraguara un plan para dar al traste, en el menos tiempo posible, con el nuevo gobierno morenista que encabeza Cuitláhuac García Jiménez. Yunes basó su perverso plan dejando plantado en la Fiscalía General del Estado a su abogado de cabecera, Jorge Winckler Ortíz, quien se ha ensañado bloqueando todo lo que puede la aplicación de la justicia en favor de los veracruzanos con la finalidad de generar la percepción de que en Veracruz reina la impunidad. Gracias a los caprichos del señor Jorge Winckler, Veracruz está en el primer lugar de feminicidios, igual que en secuestros y en los primeros de los demás delitos como homicidio doloso, robo de vehículos, robos callejeros y más, porque en realidad el Fiscal procura no someter a la acción de la justicia a los delincuentes. Lo último que ha hecho en plan de burla a la autoridad es citar a los secretarios de Gobierno y de Seguridad Pública para que respondan por dichos que se convierten en ocurrencias frente a la opinión pública, o sea, Winckler no deja de pitorrearse de los funcionarios estatales cuya imagen pública es deprimente, tal como lo quiere lograr Miguel Ángel Yunes Linares… ¿Hasta cuándo permitirán los morenos que un joven abogado siga destruyendo todo un gobierno?

Es cierto, el gobernador Cuitláhuac García Jiménez puede ser un hombre honesto, a prueba de todo, bien intencionado y contar con otras virtudes que abrevó en su infancia educado en el seno de una familia modesta, con principios y valores como las de antes, confirmada por sus convicciones de hombre de izquierda comprometido con el proyecto del presidente Andrés Manuel López Obrador, a quien ha acompañado desde los inicios de la lucha callejera y los recorridos por el país conviviendo con los mexicanos más desposeídos, los que sobreviven de milagro porque a los hombres del poder no les ha venido en gana atenderlos. Pero todo esto no es suficiente para mantener impoluta una estructura administrativa del tamaño de la del gobierno que encabeza. Nunca debe descartar que personas a las que sumó a su equipo se rodearon de expriistas y expanistas de lo más corrupto que con sus acciones se encargan todos los días de empañar la imagen de un gobierno que quiere combatir la corrupción. Un caso es el de Miguel Ángel Vega García, excolaborador cercano en Sedatu y Sedesol, de Rosario Robles Berlanga, acusada de encabezar la llamada “estafa maestra” de la que funcionarios del gobierno de Enrique Peña Nieto, principalmente Miguel Ángel Osorio Chong, obtuvieron miles de millones de pesos sustraídos del erario público. Así como este corruptazo, hay otros en distintas áreas de la administración del gobernador Cuitláhuac García Jiménez. Una revisadita al área de transporte público de la Dirección de Tránsito del Estado y ahí encontrarían docenas de ratas que a diario se ensañan con los transportistas, a quienes cínicamente extorsionan a cambio de hacerles un trámite que no tiene costo; o con los propietarios de las grúas, verdaderas mafias delictivas que dejó sembradas ahí desde Fidel Herrera Beltrán y, a la fecha, extrañamente continúan robando a automovilistas. ¿Y qué nos dicen de notables priistas como Ulises Rodríguez Landa, alumno predilecto de Carlos Brito, quien está involucrado y denunciado penalmente por el asunto de las empresas fantasma del gobierno de Javier Duarte, junto con Vicente Benítez?... Entre más pronto Cuitláhuac pase la escoba, como él dice parafraseando a AMLO, de arriba hacia abajo, menos daño le harán esos pillos tanto al Gobernador como a Veracruz… La corrupción es un mal parecido al cáncer, apareció hace tiempo y ha ido creciendo hasta la metástasis. Más vale un grito a tiempo.

Si la enorme nómina burocrática no les alcanzó para colar a sus parientes, amigos y amigas, vecinos, socios, compadres y personas con las que sentimentalmente están ligados, los funcionarios del nuevo gobierno encontraron mediante la contratación de “asesores” la figura idónea para favorecer a inútiles que puedan tener acceso a los dineros públicos, en abundancia, aprovechando que hoy están en el poder porque oportunidades como esta solo se presentan una sola vez en la vida, sobre todo cuando se carece de capacidad para gobernar. Pues bien, resulta que, según información que ha trascendido y que no ha sido desmentida, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador tiene en su nómina al menos 216 asesores en distintas secretarías, que cuentan con salarios de entre 20 mil y 100 mil pesos. Por ejemplo, la Secretaría de Relaciones Exteriores, encabezada por Marcelo Ebrard, tiene un equipo de 59 asesores. La pregunta que nadie ha contestado con coherencia vuelve a saltar: ¿ese es el gobierno de la Cuarta Transformación? Resulta que con gobiernos anteriores estábamos mejor cuando se suponía que estábamos peor. ¿Qué sentimientos deben influir en una persona que aspira a llegar al poder, a conducir los destinos de su comunidad?, primero que nada tener vocación de servicio y luego, enseguida, conocimiento de cómo hacer para administrar adecuadamente los fondos públicos, de manera que se devuelvan convertidos en obras de beneficio colectivo a los ciudadanos pero, además, tener un conocimiento muy claro de los principales problemas que aquejan a quienes pretende gobernar (se llaman prioridades) para idear las estrategias que sean necesarias a fin de resolverlos en cuanto se asuma el cargo, si el voto le favorece. En ese ínter hay que ir formando un equipo de colaboradores, a los que se invita a formar parte de un nuevo gobierno de acuerdo a la experiencia que tengan en cada una de las áreas de la administración pública, y rodearse de algunos asesores, gente experimentada, quienes vengan a dar solidez al trabajo de todo un gabinete. Pero si el gabinete es de improvisados y los asesores no sirven para maldita la cosa, nombrados solo para que cobren sin dar golpe, estamos fritos los gobernados. Y aquí cobra certeza la frase de Paco Ignacio Taibo II: “se las metimos doblada”.  

La mala noticia para la familia Yunes que capitanea el veterano político de Soledad de Doblado Miguel Ángel Yunes Linares, es que la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación anuló la elección interna del Partido Acción Nacional en Veracruz y, por lo consiguiente, el triunfo que había obtenido José de Jesús Mancha Alarcón le fue revocado. Dicha decisión se debió a que la Sala Regional Xalapa no analizó los agravios relacionados con acciones graves durante la elección interna, por lo que con tres votos a favor y uno en contra, los magistrados de la Sala Superior resolvieron que la sentencia de la Sala Regional quedaba sin efecto. El pasado 10 de abril, y ante el recurso de impugnación que había presentado Joaquín Rosendo Guzmán Avilés, el Tribunal Electoral de Veracruz ya había anulado la elección interna del PAN efectuada en noviembre del 2018, en donde Mancha Alarcón había triunfado con el apoyo del gobierno de su socio Yunes Linares, cometiendo infinidad de irregularidades a lo largo del proceso. La permanencia como dirigente del PAN en Veracruz del delincuente José Mancha Alarcón, a quien Yunes le permitió acumular una importante fortuna a base de saqueos a la administración pública con obras que le autorizaron de forma ilegal, la presencia de su señora Monserrat al frente del Registro Civil de Xalapa en el que robó a manos llenas, y hasta la mamá de Mancha, doña Cristina Sergia Alarcón, habilitada como empresaria de medios, más la complicidad del adicto Sergio Hernández “He-Man” a quien mantienen en el Congreso Local, iba rumbo al retorno al poder de esa célula delictiva que ya hacía amarres con el PRI en cuya dirigencia puso Yunes a Marlon Ramírez, otro de sus empleados, y la utilización de la Fiscalía del Estado como brazo golpeador del yunismo, que intenta ganar mayoría en el próximo Congreso Local para regresar al poder. Pero con la caída de Mancha de la dirigencia estatal del PAN, que ya no recuperará, el panorama para los yunistas comienza a nublarse. Los veracruzanos estamos a punto de salvarnos de una pesadilla más: No más Yunes (de ninguno) al poder.

Fue mi colaborador, yo lo corrí por la falta de resultados y ahora que es dirigente estatal del PRI, un partido que no existe, que se dedique a pintar bardas. De esta forma se refiere el exgobernador Javier Duarte de Ochoa al mamarracho presidente del CDE del PRI, Marlon Ramírez Marín, impuesto en ese cargo por Miguel Ángel Yunes Linares ante la mirada pasiva y nuevamente complaciente de los pocos priistas honestos que quedan en ese instituto político, el más dañado por los problemas de corrupción en que se han metido los últimos gobernantes, Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa. Marlon Ramírez Marín es un porteño oportunista, mentiroso y traidor. A fuerza de ponerse de tapete, primero ante Fidel Herrera Beltrán y luego con Javier Duarte, consiguió que lo nombraran Subsecretario de Gobierno, y desde ese encargo Duarte, le entregó los procesos electorales del distrito que presumía controlar, Veracruz Puerto, a Miguel Ángel Yunes Linares. Cuando Javier Duarte se enteró, con pruebas que le entregaron, de las traiciones de Marlon, lo llamó a la Casa Veracruz solo para mentarle la madre y correrlo de su gobierno por traidor. A Marlon no le quedó de otra que levantar sus pertenencias e irse a refugiar al estero, donde le dan cobijo pues se trata de un incondicional de los Yunes. Ahora que el corrupto exgobernador Javier Duarte está dando entrevistas a los medios de comunicación, encuerando a los políticos que lo rodearon, pero sobre todo a los que lo traicionaron, el primero en salir es el actual presidente del CDE del PRI, Marlon Ramírez Marín, y la diputada federal Anilú Ingram de Chong. Tiempos más complicados para estos voraces políticos se avecinan.

Resulta que la coordinación entre la SHCP y SEFIPLAN es más estrecha de lo que muchos imaginan. Arturo Herrera, nuevo titular de la Secretaría de Hacienda, y José Luis Lima Franco, secretario de Finanzas de Veracruz, han compartido proyectos y peleado las mismas batallas desde que compartieron espacios de trabajo en el Gobierno de la CDMX. Para quienes suspiran con meter mano en las finanzas estatales, la salida de Urzúa y el relevo de Herrera darán una gran oportunidad de demostrar cómo es trabajar con orden, transparencia y disciplina en el ámbito financiero federal y local. Afortunadamente para el gobierno que encabeza Cuitláhuac García Jiménez, hay mutuo reconocimiento y gran sentido de compañerismo entre José Luis Lima Franco y Arturo Herrera, así que mejor siéntense quienes veían en la renuncia de Juan Carlos Urzúa una oportunidad de desestabilizar las finanzas veracruzanas con intereses personales.

Los contrastes de la 4T nos tienen entre llanto y carcajadas, no pasa un sólo día sin que alguna maroma de los nuevos en el poder nos ponga a temblar, en los municipios, en los estados y desde las mañaneras. Ejemplo de ello es la renuncia de Carlos Urzúa a la Secretaría de Hacienda, por estar en desacuerdo con las decisiones tomadas por López Obrador y por que le impusieron a personal sin la experiencia que se requiere para sacar adelante uno de los grandes compromisos en el Gobierno Federal, el manejo de los recursos. Curioso el contraste que vivimos en el rancho, acá en Veracruz las finanzas y el tema de la hacienda estatal, sin tanta bulla, se han manejado de manera profesional y respaldando el proyecto del gobernador Cuitláhuac García. Con el visto bueno de varias calificadoras de prestigio internacional, la Secretaría de Finanzas de Veracruz tomó en sus manos una bomba de tiempo y, parece, la va a desactivar. Curioso es también que se haga sin tanta maroma, siguiendo la máxima que dice "trabajo mata grilla". Mientras AMLO sufrirá más desgaste político y se le restará legitimidad a sus decisiones en materia hacendaria, el gobierno de Veracruz va encontrando la cura a uno de los temas urgentes de atender, las finanzas; y Cuitláhuac García estará conforme por la designación que hizo en las oficinas de SEFIPLAN.

Encuesta

En el caso Winckler ¿Cómo debe proceder el gobierno?

Cargando ... Cargando ...
Manuel Rosete Chávez
APUNTES

por
Raymundo Jiménez
Al PIE DE LA LETRA

por
Gerónimo Rosete Pozos
TEXTO Y CONTEXTO

por
Quirino Moreno Quiza
COLUMNA REPECHAJE

por
Filiberto Vargas Rodríguez
PUNTO DE VISTA

por
Bernardo Gutiérrez Parra
DESDE EL CAFÉ

por
Pablo Jair Ortega
COLUMNA SIN NOMBRE

por

Municipios de Veracruz

Zongolica, Ver.- En el piso de un cuarto prestado, dio a luz una joven mujer, luego de que los médicos...

Universidad + Educación

El Colectivo Xalapeño de Permicultura busca rescatar espacios en abandono de la zona urbana de Xalapa, en algunas ocasiones ocupados...

México y el Mundo

El presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, Mario Delgado Carrillo, justificó que la mayor...
Arturo Márquez Murrieta
ENTRE EL DERECHO Y EL PODER

por
Articulista invitado
OTRAS VOCES

por
Jorge Vázquez Sangabriel
PALIMPSESTO

por
Rubén Ricaño Escobar
PALABRAS MAYORES

por