Noticias de Veracruz

Hidalgotitlán, Ver.- La última voluntad del alcalde electo de Hildagotitlán, Santana Cruz Bahena, fue llevar a cabo una...

Política de Veracruz

Coatzacoalcos, Ver.- La Fiscalía General del Estado (FGE), a través de la Fiscalía Regional de la zona sur-Coatzacoalcos...

Lo Calientito

El mayor problema que sufrimos los veracruzanos es el de la incontenible violencia que a diario cobra vidas. Cientos de paisanos han sido asesinados en este dramático primer año de gobierno del panista Miguel Ángel Yunes Linares; veracruzanos de bien, personas honorables que han caído a manos de peligrosos criminales por robarles sus bienes o por razones que se desconocen (porque a las autoridades no les ha interesado investigar), se suman a las largas filas de asesinados en este estado de guerra en el que nos encontramos. Mientras tanto, el gobierno insiste en imponer una percepción distinta a la realidad. Este domingo, el llamado Grupo de Coordinación Veracruz informó que, con la captura de 17 presuntos delincuentes, se ha logrado desarticular a varias bandas de alta peligrosidad que venían operando en distintas regiones del Estado y los detenidos están proporcionando información acerca de sus cómplices, los cuales ya están siendo buscados. El gobernador Miguel Ángel Yunes dijo que en la zona de Veracruz-Boca del Río se logró la captura de seis sujetos presuntamente integrantes de una célula delictiva autodenominada Cártel de Jalisco Nueva Generación; también, la recaptura de uno de los presuntos asesinos del doctor Casanova. Y mientras lo declaraba, en pleno centro de Xalapa, en el fraccionamiento El Tejar, depositaban bolsas con cuando menos ocho cadáveres desmembrados, el saldo del día solo en Xalapa. ¿En qué estado vive quien nos gobierna? En uno diferente a Veracruz.

Para nadie es un secreto que el gobierno panista de Miguel Ángel Yunes Linares, al asumir sus funciones, usó la bandera del despido de “aviadores” de las nóminas estatales para desatar  una feroz cacería en contra de todos los burócratas que ingresaron al servicio público del sexenio de Fidel Herrera Beltrán para acá, con la idea enfermiza de que esos trabajadores tenían origen fidelista o duartista y había que combatirlos. Para esta tarea se han prestado gustosos los panistas y perredistas que fueron improvisados para ocupar cargos de responsabilidad oficial, quienes conociendo el carácter de Yunes Linares, levantaron la espada y a correr gente. Miles de trabajadores de quienes dependen sus familias, hijos y esposas, que además votaron por el candidato de la alianza PAN-PRD, de un día para otro han sido puestos de patitas en la calle, lanzados a la desesperación y a la angustia de no tener para el sustento familiar en un estado donde el empleo no existe. Esta situación se sigue dando en todas las dependencias; a casi un año de distancia, los canes del gobernante siguen investigando los nexos de los trabajadores, y si encuentran que tienen parentesco con algún exfuncionario, aunque estén cumpliendo cabalmente con sus cargas laborales, los despiden. Por eso no tiene vergüenza el secretario de Gobierno, Rogelio Franco Castán, quien al comparecer ante el Congreso Local informó que solo existen 84 demandas laborales de extrabajadores de la dependencia a su cargo, que se dieron de baja a la llegada de la actual administración. Y aseguró que no se dio un “despido masivo” de burócratas, culpando a los medios de comunicación por magnificar la difusión del recorte de la nómina a la llegada de Yunes Linares.

El del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, el penúltimo, fue un informe gubernamental atípico. De los faraónicos informes que presenciamos hasta antes del gobierno de Patricio Chirinos, de plano hay que olvidarnos. Fue el mismo Chirinos quien por su discapacidad discursiva decidió entregar el documento y obligar a los diputados locales a que lo leyeran para después mandar a los secretarios de despacho a aclarar dudas. Pero con todo y eso, en los documentos que han entregado los gobernantes se han incluido logros, unos más y otros menos, pero los había. Carreteras, clínicas, escuelas, creación de empleo, seguridad, impulso al turismo y la cultura y todo lo relacionado con el trabajo de quienes están al frente de la administración pública estatal se conocía y, aunque después era motivo de cuestionamientos y debates, ahí estaban los resultados de un año de administración. Sin embargo, el de este miércoles 15 fue un informe, más que de resultados, de justificaciones. La falta de capacidad para administrar la hacienda pública, los graves problemas de inseguridad, el terrible desempleo que estamos padeciendo, provocado por despidos injustificados del propio gobierno, todos los errores que se han cometido en este fatídico año, se han querido justificar con el cuento del “cambio” o de los problemas que encontraron al asumir la gubernatura. Ante eso, a lo largo y ancho del estado las críticas a la administración yunista brotaron por todas partes. Nadie, salvo los beneficiados con un cargo dentro del gobierno panista, está de acuerdo con lo que se ha hecho, al contrario, el desencanto y la indignación siguen en aumento.

A unos días de que el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares entregue su primer y penúltimo informe de gobierno, a cual más se pregunta: ¿Qué demonios va a informar si no ha hecho nada? Y en realidad tienen razón. En este primer año de administración yunista, cuyo origen fue de muchas expectativas, nada ha convertido en realidad de las muchas promesas que hizo en campaña y que fueron la motivación de los votantes para hacerlo gobernador. ¿Meter a la cárcel a los causantes de la tragedia financiera del duartismo?, eso lo hizo el gobierno federal; a sus contlapaches, socios o cómplices, Yunes Linares se encargó de exonerarlos, por lo tanto, no hay resultados positivos de esa promesa. ¿Disminuir la delincuencia en seis meses? Tampoco, porque no solo no lo cumplió sino que se le disparó, lo que deja en evidencia a su administración. Pero hay algo que debe tomarse en cuenta en el ejercicio de rendir cuentas de un año de gobierno, lo que dice la Coparmex en cuanto a la corrupción del gobierno yunista. El consejero de la Coparmex-Xalapa, Augusto Zamora Lara, se queja de que uno de los pendientes de la administración estatal es la falta de obra y también la inseguridad. “Por lo menos a lo que nuestra organización se refiere no ha habido obra, hemos participado y hemos sido respetuosos de asistir a los comités donde nos han tomado en cuenta para participar y actuar como testigos sociales; no hay, que yo sepa, actos que pudiera hablarse de corrupción porque no han hecho nada”.

Durante la administración de Fidel Herrera Beltrán era muy común escuchar que sus colaboradores más cercanos se refirieran al gobernador como “El Z Uno”. La presencia de grupos delictivos a lo largo y ancho del estado se multiplicó con el arribo al poder de Fidel, y sus acciones se extendían por todos los rincones del estado. En Xalapa, por ejemplo, se vivieron momentos de terror cuando un día, a media mañana, dos camionetas llegaron hasta la entrada de la Plaza Clavijero, en la calle del mismo nombre, de las que descendió un comando de ocho delincuentes portando armas largas, quienes se dedicaron a recorrer la plaza, puesto por puesto, advirtiendo a los propietarios que a partir de esa fecha solo venderían discos pirata que ellos iban a proporcionar y que la cuota por “derecho de piso” era de tanto. Esa acción fue protegida por camionetas de la policía estatal que bloquearon los accesos al tramo mientras los delincuentes sometían a los comerciantes. La tarde de ese día, en la Plaza Lerdo se manifestaron los agredidos con mantas exigiendo protección de las autoridades, pero nadie los atendió. Por la noche, dos de los líderes de esos comerciantes fueron sacados de sus domicilios y llevados a las afueras de la ciudad donde fueron ejecutados. Más de la mitad de los comerciantes no regresaron a sus negocios y los que lo hicieron fue para sacar sus pertenencias. Fue el inicio de una larga historia de secuestros, extorsiones, robos, cobros por derecho de piso, que le atribuyeron a Fidel Herrera por vender la plaza. De ahí se desprendieron infinidad de leyendas urbanas que a la fecha se cuentan, lo cierto es que también a la fecha los comerciantes siguen pagando el “derecho de piso”.

Por disponer de recursos públicos que debieron llegar a prestadores de servicios, con los que se quedó, y por haber sustraído dinero a través de empresas fantasma, actividades mediante las cuales acumuló algunos millones de pesos, el ex director administrativo de la Secretaría de Gobierno, Manuel de León Maza, será denunciado ante la Fiscalía General del Estado. La investigación sobre este otro caso de corrupción de la administración duartista está lista y en cualquier momento se gira orden de aprehensión en contra del colaborador de Gerardo Buganza y Salmerón. Por fin, viejos agravios de cuando Manuel de León era quien manejaba los recursos económicos de la campaña de Patricio Chirinos, de la que Miguel Ángel Yunes era el coordinador general, se podrán cobrar. Ni perdón ni olvido, dijo el gobernador Yunes Linares, luego entonces, aquellos caprichos del panuquense quien se negaba a proporcionar los recursos necesarios para el coordinador de la campaña chirinista, hoy pasarán factura: Otro megaescándalo mediático en puerta.

La libertad de expresión en Veracruz recibió la primera amenaza de parte del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, el pasado primero de noviembre, cuando salió a desmentir la versión informativa de que trabajadores del ISSSTE huían del sur del estado ante la incontenible ola de violencia: “Es absolutamente falso –dijo el gobernante–, ayer mismo tuve contacto con el director del ISSSTE, la secretaria general del sindicato tuvo contacto con el Secretario de Gobierno, no hizo esa declaración, nadie ha dejado una plaza del ISSSTE por inseguridad. Lamento que sigan inventando declaraciones y pongan en boca de personas declaraciones sobre temas que no son. Debe ponerse un alto a quienes plasman una realidad negativa de la entidad pues, por el contrario, hay infraestructura, crecimiento portuario, inversiones en el sector salud, no hay corrupción y existe libertad de expresión”. Recomendó al sindicato demandar al medio que circuló la versión. Luego, el Fiscal Jorge Winckler Ortíz hizo llegar a diversos medios ejemplares de la tesis publicada el 20 de octubre en el Semanario Judicial de la Federación sobre el Derecho de Réplica como obligación de los medios de comunicación, expedida por la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Ahora se hace llegar a los medios veracruzanos un trascendido en el que se avisa sobre el inicio de una campaña masiva de uso del derecho de réplica de parte del gobierno estatal, a fin de evidenciar que los medios que atacan al gobierno solo publican mentiras, incluso provocando mediante filtraciones la publicación de información falsa. Quienes conocen a Yunes Linares saben que esto es completamente cierto, que esa práctica la utilizó siendo Secretario General de Gobierno con Patricio Chirinos, así es que la libertad de expresión en Veracruz está a punto de enfrentar su peor embestida; lloverán demandas en contra de medios y columnistas.  

El anuncio que hizo el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares sobre la instalación de un equipo de videovigilancia, consistente en la instalación, en seis zonas del estado, de 6 mil 476 cámaras, como parte del novedoso programa estatal denominado “Sistema de Videovigilancia” y que serán operadas por estaciones de monitoreo, nos debe preocupar más que traernos tranquilidad por la posibilidad de que la seguridad en la entidad se encuentre en vías de mejorar. La razón de esta preocupación estriba en el hecho de que, conociendo la naturaleza humana del gobernador, de ser un contumaz persecutor y un obsesionado por prácticas como el espionaje, es fácil deducir que ahora nos tendrá vigilados permanentemente a través de sus estaciones de monitoreo, las cuales le estarán reportando permanentemente sobre los movimientos que realicen los actores políticos veracruzanos, especialmente los de los partidos de oposición al PAN, como el PRI, Morena, Movimiento Ciudadano y otos. En tiempos preelectorales, este tipo de información vale oro en manos de un político como Miguel Ángel Yunes Linares; el cuento de que las mencionadas cámaras que tuvieron un costo superior a los 700 millones de pesos se usarán para mejorar la acción de las corporaciones policíacas es solo eso, un cuento, el uso que le dará el gobierno yunista a este valioso equipo tendrá indiscutiblemente fines electorales. Ya sabemos, porque él lo dijo, que los asuntos de la delincuencia organizada no le interesan, no son prioritarios y en su administración no serán considerados… Así que los delincuentes pueden seguir actuando con la impunidad que han contado hasta hoy, mientras que los ciudadanos deben cuidarse ahora de las videocámaras porque un Yunes los estará grabando.

De plano, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares nos ha dejado a merced de las bandas de la delincuencia organizada y desorganizada. Irresponsablemente afirmó que su gobierno no tiene como prioridad evitar las ejecuciones que son resultado del enfrentamiento entre grupos del crimen organizado. Y, cuestionado sobre la ola de homicidios en distintas partes de la entidad, el Ejecutivo rechazó que la delincuencia rete a su administración. “El Estado no tiene la posibilidad ni la responsabilidad de meterse entre las bandas a evitar enfrentamientos entre ellos”. ¿No se dará cuenta el gobernador de que su responsabilidad es procurar la tranquilidad de los veracruzanos en general, de combatir a los delincuentes, sean de la filiación que sean, que al final todo acto delictivo que se cometa en la entidad que le toca gobernar, porque así lo quiso, es su responsabilidad. Y qué preocupante es que el gobernante tenga esa percepción, de que asaltos, ejecuciones, secuestros, extorsiones, robos de autos, a casas habitación, siempre tienen que ver con bandas de la delincuencia organizada cuando tenemos infinidad de casos, que conocemos, de ciudadanos de bien que han perdido la vida, están desaparecidos, han sido víctimas de la delincuencia y no tienen nada que ver con los cárteles. Un ejemplo, de un panista víctima de la incapacidad del gobierno yunista: el exdiputado local de Xalapa, Alfonso Vázquez Cuevas; hace unos días fue víctima de un asalto y salió herido, acusó que Xalapa fue abandonada por sus gobiernos tanto estatal como municipal y de ahí que priva la inseguridad en la que antes fue una capital tranquila y llamada la Atenas Veracruzana. “En Xalapa (y en todo el estado) hay una inseguridad gravísima como nunca antes, una inseguridad galopante, creciente, con más violencia, con bandas que antes no se sabía que existían en Veracruz y es terrible lo que está pasando”, dijo. Y es cierto.

Está confirmado que la prioridad del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares es heredar el cargo de Gobernador del Estado a su hijo Miguel Ángel Yunes Márquez, alcalde por segunda ocasión del municipio de Boca del Río. Hay que decir que la aspiración del joven es muy legítima, su actuación como alcalde ha dejado suficientes pruebas de eficiencia dentro de la administración pública, como que abonó a que Boca del Río se mantuviera como el municipio más importante, turísticamente hablando, de Veracruz, al grado de que quienes nos visitan a menudo piensan que la capital del estado es Boca del Río. Aquí lo malo es que su padre es el gobernador, es quien a fuerza de mentirle a los veracruzanos le arrebató el poder al PRI y ahora invierte su tiempo en aplanar el camino para que su hijo llegue al mismo cargo usando el aparato gubernamental. Nada más condenable para un pueblo que se le pretenda imponer en el gobierno, como monarquía, a un heredero y, posiblemente, tendría menos problema si Yunes Linares estuviera cumpliendo a los veracruzanos con lo que les prometió: bajar los índices delictivos, encarcelar a los corruptos y quitarles lo que nos robaron para reintegrarlo a las arcas; generar un cambio que incluya el arribo de inversionsitas; desterrar para siempre los abusos de poder en contra de los ciudadanos y concentrar un buen capital político para ponerlo a disposición de quien le suceda, así sea su hijo, pero sustentado en resultados altamente positivos de su trabajo y con el cumplimiento de las promesas empeñadas para alcanzar el poder. Lo cierto es que el gobernante hace lo contrario al generar un ambiente adverso para las aspiraciones de su hijo. Esta obsesión de Yunes Linares para la sucesión tiene al estado completamente hundido.

Encuesta

¿QUÉ CALIFICACIÓN LE OTORGARÍA, EN TÉRMINOS DE RESULTADOS, AL PRIMER INFORME DEL GOBERNADOR MIGUEL ÁNGEL YUNES LINARES?

Cargando ... Cargando ...

Vendo casas nuevas

Información al teléfono: 228-144-33-13

Manuel Rosete Chávez
APUNTES

por
Raymundo Jiménez
Al PIE DE LA LETRA

por
Filiberto Vargas Rodríguez
PUNTO DE VISTA

por
Emilio Cárdenas Escobosa
DE INTERÉS PÚBLICO

por
Álvaro Belin Andrade
HORA LIBRE

por
José Ortíz Medina
EN CORTO... SIN CORTES

por
Bernardo Gutiérrez Parra
DESDE EL CAFÉ

por
Arturo Márquez Murrieta
ENTRE EL PODER Y EL DERECHO

por
Rafael Pérez Cárdenas
DE RAZONES Y PASIONES

por
Luis Alberto Romero
HORA CERO

por

Municipios de Veracruz

Coatzacoalcos, Ver.- Hasta 20 tiendas de la cadena comercial Oxxo son blanco de robo por mes en Coatzacoalcos, informó la...

México y el Mundo

l menos seis bomberos resultaron lesionados tras sufrir un accidente en el desfile conmemorativo por los 107 años de la Revolución...
Saira Enríquez Gómez
En Contexto

por
Jorge Vázquez Sangabriel
PALIMPSESTO

por
Edith Gómez
NEGOCIOS & EMPRENDIMIENTO

por
Sergio González Levet
SIN TACTO

por
Rafael Arias Hernández
MUTATIS MUTANDIS

por
Yuri Alejandra Cárdenas Moreno
ABRACADABRA

por
Xóchitl Partida Salcido
Paraíso Perdido

por
Gonzalo López Barradas
¿QUÉ ESTÁ PASANDO?

por
Liz Mariana Bravo
Y Mariana

por
Edgar Carmona Blanco
CINEAVANCE

por