Tras la trágica y muy sentida muerte de Sergio Martínez, la última agrupación que formó, Orquesta Nuevo Proyecto, había quedado acéfala, algunas veces la dirigió Popo Sánchez pero en carácter de director huésped. Hace aproximadamente seis años, Raúl Gutiérrez fue nombrado director de la agrupación. Al tomar la batuta, le cambió el nombre y le imprimió su sello.

Raúl es uno de tantos chilenos que tuvo que abandonar su país tras el golpe de estado. Se fue a Europa, donde se formó musicalmente. En 1981 conoció a Tito Puente, un encuentro de tal magnitud cambia la vida de cualquiera, especialmente si un músico tan portentoso le dice:

«Oye, me falta un saxofón alto, siéntate ahí, -y me sentó en la orquesta. Era la primera vez en la vida que yo me sentaba en una big band, y era de salsa. Fue como cuando a un niño lo sientan en una alfombra mágica, fue maravilloso. Ahí conocí a grandes músicos como Jimmy Frisaura, José Madero; había un bajista que era muy divertido porque se quedaba dormido tocando el bajo, Milo Sierra, luego lo vi en Nueva York. Fue algo maravilloso y de ahí es que se me metió el bichito de hacer una big band de música afrocubana, por cierto, el destino me dio, con el tiempo, ser director de la Xalli Big Band aquí, en Xalapa, Veracruz» (Ver: Yo he rodado de acá, para el jazz… │Raúl Gutiérrez/ II)

Antes de traerlo a Xalapa, el destino lo llevó a Cuba donde tocó con grandes estrellas de la isla como Omara Portuondo, Afro Cuban All Stars y Buena Vista Social Club. Cuando llegó a la Xalli, toda esa formación y esa experiencia fueron volcadas en la orquesta a tal grado que se ha convertido en uno de los referentes de esa música dentro y fuera de nuestro país.

Entre los mucho invitados que han venido a compartir su música con la Xalli Big Band están dos músicos que formaron parte de Buena Vista Social Club, Jesús «Aguaje» Ramos y Maritza Montero, quienes se sumaron al homenaje que Raúl y su orquesta rindieron a la paradigmática agrupación cubana en noviembre del año pasado.

Durante el concierto, la circunspecta Sala Tlaqná cambió el frac por un traje de rumbera y la música clásica, barroca, romántica y contemporánea por danzones, mambos, boleros y todos esos ritmos que nos dicen tantas cosas porque algo de Caribe tenemos en la sangre. Y la circunspecta sala de conciertos devino salón de baile al estilo de los de la Cuba prerrevolucionaria.

Jesús «Aguaje» Ramos y Maritza Montero con Xalli Big Band (Foto: Jorge Luis Solano)

Las butacas, las escaleras, los pasillos recibieron con sorpresa y alegría los pasos de los súbitos bailadores que hicieron de la tarde un carnaval de tales dimensiones que la sala y el público y la orquesta y los invitados y Xalapa toda reclamó que esa noche fuera replicada. Y el milagro está a punto de producirse, el domingo 2 de abril la Sala Tlaqná, de nueva cuenta será partícipe de la fiesta. El concierto Buena Vista Social Club. Otra Visita iniciará a las 13:00 horas. Para quienes tengan credencial de estudiante o del INAPAM, la entrada costará 80 pesos, para quienes no, 120. No creo que en muchos lugares del mundo pueda verse a estos músicos por un costo tan bajo, además, será quincena, así que no dudo que la sala estará a reventar, lleguen temprano, no vayan a quedarse afuera.

Ver también: Xalli Big Band y Buena Vista Social Club en la Sala Tlaqná




CONTACTO EN FACEBOOK        CONTACTO EN G+        CONTACTO EN TWITTER

 

Te puede interesar:
De la ciudad de las flores a la perla de los mares | Guillermo Barrón / II

En esta segunda parte de la conversación, Guillermo Barrón nos habla de su acercamiento a diversos géneros —el flamenco, la Read more

I Remember, Picos | Sergio «Picos» Martínez

Uno de los más grandes talentos musicales de una ciudad llena de talentos musicales, fue Sergio Martínez, el Picos. Además Read more