Pronto iniciarán las pruebas en humanos de la próxima generación de vacunas contra el VIH realizadas con tecnología ARNm. El ensayo clínico inicial tendrá como objetivo rastrear la seguridad de tres vacunas experimentales contra el VIH desarrolladas por Moderna.

Las vacunas contra el VIH fueron hechas con la misma tecnología de ARNm mensajero utilizada para crear la vacuna Covid-19.

Vacunas contra el VIH creadas con tecnología ARNm

La tecnología ARNm utiliza la información acerca del funcionamiento de nuestras células. El ARNm contiene las instrucciones genéticas necesarias para que las células produzcan proteínas. Este ARNm se transfiere del ADN de la célula, pero las vacunas de ARNm entregan su propio paquete de instrucciones a las células.

Las vacunas contra el Covid-19 le dicen a nuestras células que produzcan la proteína espiga del coronavirus SARS-CoV-2. Esta parte del virus es clave para la infección de las células. La proteína espiga no puede causar una infección por sí sola, pero es suficiente para activar el sistema inmunitario. La proteína entrena a nuestro cuerpo para defenderse mejor del virus si alguna vez aparece.

El mismo principio es el que se rige en las tres vacunas candidatas contra el VIH. Las nuevas vacunas con tecnología ARNm están diseñadas para que las células del cuerpo produzcan la proteína para atacar al VIH.

La compañía Moderna está desarrollando las inyecciones con la colaboración de científicos del Consorcio Scripps. Esta institución es la única que incursiona en la investigación de vacunas contra el VIH de la mano de Moderna. El año pasado ambas lanzaron un ensayo de Fase 1 de un candidato diferente a vacuna contra el VIH.

El desafío de encontrar una vacuna contra el HIV

Los desarrolladores de los diferentes candidatos a vacunas coinciden en que encontrar una vacuna contra el VIH es un desafío científico abrumador. En esta oportunidad, tienen una oportunidad única de saber si la tecnología de ARNm puede lograr resultados similares contra la infección por VIH.

En el ensayo participarán hasta 108 adultos sanos de entre 18 y 55 años de edad en 11 sitios de investigación de los Estados Unidos. La muestra se dividirá en dos grupos; el primer grupo será evaluado durante dos semanas después de la primera inyección. Esto se hará para garantizar la seguridad de las vacunas, antes de inocular al segundo grupo con una versión de dosis más alta. Si todo sale según lo planeado, los voluntarios recibirán tres inyecciones. La segunda y la tercera dosis se aplicará dos meses y seis meses después de la primera. Se espera que el ensayo concluya en julio de 2023.

Los ensayos de Fase 1 están destinados a probar la seguridad de la vacuna contra el VIH en humanos. Además, durante el ensayo se recopilará datos sobre las respuestas inmunitarias de las personas. De este modo, los desarrolladores podrán obtener las primeras pistas sobre si este enfoque realmente puede funcionar como se espera.

tekcrispy.com

Conéctate con Formato7:

DESDE EL CAFÉ | Quien puede ganarle la gubernatura a Morena está en el PRI