En 1594, el papa Gregorio XIII canonizó a Santa Cecilia y le dio el nombramiento de Patrona de la música por «haber demostrado una atracción irresistible hacia los acordes melodiosos de los instrumentos. Su espíritu sensible y apasionado por este arte convirtió así su nombre en símbolo de la música».

En 1683, la Sociedad Musical de Londres creó el festival Día de Santa Cecilia, que se celebra hasta la actualidad. Para esa primera edición, Henry Purcell compuso la oda Laudate Ceciliam.

Desde entonces, el 22 de noviembre —fecha del fallecimiento de la santa— se celebra el Día de la Música, desde esta columna felicitamos a todos los músicos y festejamos el día con un soneto.

Música

… la música, misteriosa forma del tiempo
(Borges)

La música, esa forma misteriosa
del tiempo, es cara argenta de un espejo
que divisa en nuestra alma su reflejo
para en él confirmarse como cosa.

Se sabe tan fugaz que, presurosa,
inicia con las notas el cortejo
para conquistar un deseo añejo:
ser el canto de un ave majestuosa.

Como el cristal se une con la arena
para que el tiempo cumpla su condena,
así, la música busca un sonido

que dé fin a su árida faena
en busca de representar la escena
en la que es paraíso del oído.

 

 

CONTACTO EN FACEBOOK        CONTACTO EN INSTAGRAM        CONTACTO EN TWITTER

 

Te puede interesar:
El jazz, la curva que no es posible aplanar | Día Internacional del jazz

Quizá el alma inmortal sea ese instante frágil, preciso, breve, cuando tintinean los vasos en algún viejo disco de jazz. Read more

Para el 2019

En estos tiempos de Facebook, esta columna se convierte en «muro» para recibir el 2019 con una serie de deseos Read more