Adderesound nació de la necesidad que tenía Rudyck Vidal de volcar en una sola agrupación no solamente la diversidad de géneros musicales en los que se había desenvuelto (había pasado por la música flamenca, el danzón, el jazz, la música cubana, la música popular y la música clásica), sino también su vocación por el teatro y, por supuesto, toda su creatividad. Surgió como una suerte de laboratorio sonoro y escénico, de ahí el nombre que proviene de los términos ingleses add y sound, añadir sonido. Con el traslado de Rudyck y Marilyn Castillo a Nueva York, además de mantener su carácter experimental, Adderesound se convirtió en un espacio para preservar la identidad.

Adderesound agrega sonidos, agrega experiencias, agrega músicos latinoamericanos radicados en la ciudad de los rascacielos y agrega nuestras raíces a una sociedad que -le guste o no, lo acepte o no- se ha nutrido históricamente de la gran cantidad de migrantes que viajan con lo mejor de su cultura en sus maletas.

Adderesound NY (el nombre que recibe la agrupación allá) es un crisol en el que se funden voces, voluntades, biografías, maneras de pensar, de comer, de compartir la música, de entender la vida, pero también es un espacio de resistencia, una respuesta a los intentos de levantar muros que dividan a los humanos de los humanos.

Adderesound es, sobre todo, un taller de construcción de música, no a parir de la nostalgia sino de la integración de esos elementos que nos hace ser lo que somos, para que podamos reconocernos en cualquier lugar. Tradición y modernidad, raíces y novedad son los elementos que definen a una agrupación que desde su nacimiento ha apostado todo a la apertura y la inclusión.

Por la filas de Adderesound NY han pasado varios músicos, dos de ellos estuvieron en Xalapa como integrantes de Orbis Tertius: el percusionista costarricense Felipe Fournier y el saxofonista chileno Cristian Mendoza. La versión actual del grupo está formada por los mexicanos Rudyck Vidal, en el bajo, la composición, los arreglos, la voz y la dirección musical, y Marilyn Castillo, en la voz, la composición y la guitarra acústica; los colombianos Alejandro Florez, en la guitarra eléctrica, y Juan Felipe Mayorga, en la batería; Nash Guillermo, nacido en New Jersey pero de padres dominicano y colombiana, en la trompeta; el floridano Jeremy Powell en el saxofón tenor y el mexicano Guillermo Barrón en las percusiones. En algunas ocasiones, el saxofonista, también mexicano, Abel Mireles se integra como invitado especial.

Dos de sus más recientes videos dan fe de la vitalidad y la frescura de un grupo de alta resistencia: Despedida, de María Grever, y Te lo dije, de Marilyn Castillo, ambas piezas arregladas por Rudyck Vidal.

VER TAMBIÉN:
Heart Of The Bass │ Rudyck Vidal / I
Paso a Paso │ Marilyn Castillo / I
(Ambas entrevistas están en varias partes, en la parte inferior de cada una están los enlaces a las siguientes)


CONTACTO EN FACEBOOK        CONTACTO EN G+        CONTACTO EN TWITTER

 

Te puede interesar:
Luces de Nueva York | Guillermo Barrón / IV

En esta parte final de la conversación, Guillermo Barrón nos habla de su llegada a Nueva York y de la Read more

¿Cuál es la prisa? | Guillermo Barrón / III

En esta tercera parte de la conversación, Guillermo Barrón habla de su retorno a México, de la grabación de su Read more