Y finalmente, el niño precoz aquel del que hablamos hace un par de días, se entregó en cuerpo y alma al jazz y a la más grande de sus pasiones, la música de Dave Brubeck.

En cuerpo y alma

A partir de ahí empecé a tocar con otros músicos y creé mi propio proyecto que es en cuarteto. Actualmente tengo tres discos, el primero se llama Body & Soul, grabado con el guitarrista Alberto Medina en un concierto en vivo, en Sonora. En este primer disco grabamos un tema de Dave Brubeck que se llama In Your Own Sweet Way, un standard de jazz muy conocido.
En el 2004 grabé este disco de Body & Soul y se me ocurrió mandárselo a Brubeck. Le encantó, nos mandó una felicitación escrita de puño y letra en una carta en la que decía que le encantó el grupo, que sonábamos muy bien y nos mandaba un agradecimiento especial por haber tocado su tema. En esa nota me puso que yo le recordaba a Joe Morello, uno de mis grandes ídolos desde que escuché ese disco, en 1967, del cuarteto de Dave Brubeck. Quién iba imaginarse que el mismo Dave Brubeck iba a decir que yo le recordaba, en mi forma de tocar, a Joe Morello. Es el halago más grande que recibido en toda mi carrera.

Summer Song

Este disco funcionó perfectamente bien, estuvimos dando conciertos y después viene otro disco que se llama Summer Song, lo grabé con Agustín Bernal al contrabajo, Miguel Villicaña en el piano y el cubano Jorge Brauet en los saxofones tenor, alto y soprano. Un maravilloso cuarteto que extraño muchísimo, quisiera volver a tocar con esos grandes músicos. Fue un cuarteto increíble con el que tocamos algunos temas originales y tocamos muchos otros temas de diferentes autores.

Song From Sea-Tee

Un día fui a casa de Adolfo Díaz, un saxofonista de aquí, y me regaló un DVD de una saxofonista de Holanda que se llama Tineke Postma, lo vi aquí en casa y me fui para atrás porque toca impresionante. Le escribí a su correo: ¿Sabe qué?, me encanta cómo toca, me gustaron tales y tales temas. Al otro día las partituras de esos temas estaban en mi correo, empezamos a tocarlos con este cuarteto y grabamos dos para el disco. Se los mandé, le encantaron y ella escribió las notas del disco. Es un disco muy importante en mi carrera, no solamente por Tineke Postma sino porque Agustín Bernal y yo volvimos a tocar juntos.

Tineke Postma y Pablo Prieto (Foto, cortesía del archivo de Pablo Prieto)
Tineke Postma y Pablo Prieto (Foto, cortesía del archivo de Pablo Prieto)

Le mandé el disco a Tineke, le encantó, me dijo ¿sabes qué?, justamente me acaban de invitar a tocar en México en un festival que se llama el Eurojazz, quiero que toques conmigo y que me consigas al mejor pianista y al mejor bajista de México, y le hablé a Miguel y a Agustín. Tineke Postma venía nada más para presentarse en el Eurojazz pero como no soy inquieto solamente en la música sino también para gestionar giras o contratos con algunos artistas de jazz, gestioné y organicé una gira con ella de casi 10 días, estuvimos en Cuernavaca, en Morelia, en Querétaro, en Irapuato, en Zacatecas, desde luego aquí en la Ciudad de México, en el Festival del Centro Histórico, en el Festival de la Primavera y, obviamente, en el Eurojazz.
Tineke quedó fascinada con esa gira, nos hicimos grandes amigos, tocamos mucha música, compartimos muchos momentos memorables. Ahora es una de las saxofonistas más importantes de Europa, si no es que la más, y ya toca con Herbie Hancock y con Wayne Shorter, se fue para arriba muchísimo. En el 2010 la volví a traer, estuvimos en el Teatro de la Ciudad, en Querétaro y no me acuerdo que otra ciudad más, así que hice dos giras con Tineke Postma.

Brubeck Time

A finales de 2011 o principios de 2012 me enteré que Dave Brubeck, ya estando muy grande, entró en una etapa de semi-retiro. En realidad ya estaba poco enfermo y prácticamente se estaba retirando, ya no viajaba, ya no quería hacer giras, ya solamente estaba en casa. Yo me enteré de esto porque hablaba seguido con él y alguna persona de Estados Unidos también me lo confirmó.
Brubeck es un gran maestro, uno de los músicos más influyentes de la historia de la música de Estados Unidos y con mucha influencia en México porque fue el músico de jazz que más nos visitó, tiene ese récord, nadie ha venido tantas veces, estuvo aquí en 1964, en 1967, en 1968, en 1971, en 1975 y, finalmente, en 1976.
Durante toda mi vida profesional siempre tuve en la mente hacer un programa con su música, algún concierto o una serie de conciertos en homenaje a este gran compositor de Estados Unidos, a finales de 2012 organicé el homenaje y grabamos mi tercer disco, es un DVD de que se llama Dave Brubeck: A Celebration!, está hecho con un cuarteto al estilo Dave Brubeck: Alejandro Mercado al piano, Federico Hültz en el saxofón alto, Emiliano Coronel en el contrabajo y yo en la batería. Ha sido todo un éxito.
Le quise mandar a Brubeck este DVD el día de su cumpleaños, pero se murió un día antes, cumplía años el 6 de diciembre y murió el 5 de diciembre de 2012. Se lo mandé pero ya no lo vio, lo vio su viuda, Iola Brubeck, me escribió y me dijo: Me hubiera gustado mucho que lo hubiera visto Dave, le hubiera encantado.

Northern Soul

Alberto Medina, Luri Molina, Cindy Scott y Pablo Prieto (Foto, cortesía del archivo de Pablo Prieto)
Alberto Medina, Luri Molina, Cindy Scott y Pablo Prieto (Foto, cortesía del archivo de Pablo Prieto)

Cindy Scott es una cantante fabulosa de Nueva Orleans, vino a México en 2013, le organicé una gira. Tocamos muy a gusto unas cosas muy importantes en muchas ciudades: San Luis Potosí, Irapuato, Querétaro y no sé qué tanto más. La volví a traer en 2013 e hice otra gira grande con ella.

Waltz for Eddie

A partir de 2012 la Unesco instituyó el Día Internacional del Jazz, en el 2014 quise traer a Eddie Gómez para celebrarlo en Bellas Artes, donde estuvo con Bill Evans en 1971. Lo invité, yo produje esa gira, y a raíz de eso hicimos un disco que se llama Triology, que está próximo a salir. Está Alberto Medina en la guitarra, Eddie Gómez al contrabajo y yo en la batería, es un disco precioso. Eddie Gómez es uno de mis grandes ídolos, celebrar con él el Día Internacional del Jazz y grabar un disco juntos, es un sueño hecho realidad.

In my Own Sweet Way

Ahora todos hacen homenajes a Dave Brubeck pero al primero que se le ocurrió fue a mí. No entiendo por qué no se le había hecho un homenaje siendo que fue un músico que tuvo tanta influencia y en los años 60 era un referente del jazz en México.

Quinteto de Pablo Prieto (Foto, cortesía del archivo de Pablo Prieto)
Quinteto de Pablo Prieto (Foto, cortesía del archivo de Pablo Prieto)

Ese homenaje a Brubeck es extendido, otro proyecto que ha vendido cocinándose a partir de este año es uno que se llama Dave Brubeck, Songs & Lyrics, es con el mismo cuarteto más Dannah Garay. A veces lo hacemos a trío (piano batería y voz) y funciona muy bien.
Escogí a Dannah porque me parece que es la mejor cantante de jazz que hay en México, que tiene la suficiente madurez para poder cantar el estilo que demanda Brubeck y, aparte, hace con la voz lo que yo quería, está cantando mejor que nunca. Ha hecho un papel magnífico, está tan emocionada y apasionada como yo, o más, ha hecho una magnífica labor. Ese disco lo vamos a grabar el próximo año.
Esa es la labor que he estado tratando de hacer con este combo de jazz. Creo que podría terminar esta entrevista diciéndote que a mí, en resumidas cuentas, Brubeck me hace flotar, es una música increíble.

PRIMERA PARTE: Once When I Was Very Young
SEGUNDA PARTE: El jazz viajero
VER TAMBIÉN: Dave Brubeck, Pablo Prieto y el regalo eterno
VER TAMBIÉN: Dave Brubeck, ¿músico o jazzista?



CONTACTO EN FACEBOOK        CONTACTO EN G+        CONTACTO EN TWITTER

 

Te puede interesar:
Ha muerto Wallace Roney, una víctima más del virus depredador

Si es verdad que hay gente predestinada para cumplir una misión en el mundo, Wallace Roney fue uno de esos Read more

Día Mundial del Libro y Dhabiya Khamis, poeta rebelde

«En estos tiempos turbulentos, los libros encarnan la diversidad del ingenio humano, dando cuerpo a la riqueza de la experiencia Read more