En esta entrega final, Jesús Rodríguez Alarcón habla de algunos de los muchos proyectos en los que ha participado y de su reciente ingreso como docente al Centro de Estudios de Jazz, JazzUV.

Star People

Otro gran maestro es Popo Sánchez, hice algunos conciertos con él antes de irme a España, cuando todavía era director de la [Orquesta de Música] Popular. Últimamente también he tocado con él en conciertos en Córdoba, Orizaba y en un festival en la Ciudad de México en el que le abrimos a Arturo Sandoval, esa vez fue Óscar Terán en el bajo.

Jesús Rodríguez Alarcón con el cuarteto de Popo Sánchez (Foto proporcionada por el baterista)
Jesús Rodríguez Alarcón con el cuarteto de Popo Sánchez (Foto proporcionada por el baterista)

Toqué dos veces con Óscar Stagnaro en las clínicas que organizaba con Ángel Luis [Guerrero] antes de que formaran el Bass en Vivo. La primera vez estuvo Luis Rodríguez en el piano, Oaxaco en la percusión, Alejandro Bustos en el sax, Óscar en el bajo y yo en la batería.
Al año siguiente tocamos Leo Corona, Raúl Gutiérrez, Humberto León, Javier Cabrera y yo, ese concierto estuvo buenísimo, eran puros maestros y yo de colado (risas) pero, bueno, se hizo lo que se pudo.
A Stagnaro lo tuvimos de maestro en los JazzFest y haber tocado con él después fue gran experiencia para mí. Es un tipo muy exigente pero muy generoso, siempre dispuesto a enseñar.
Esos son los grandes maestros.

Y un cielo impasible…

Haciendo un recuento, creo que el músico con el que más he participado en proyectos es con Francisco Cruz. Cuando recién regresé me volví a encontrar con Rudyck [Vidal] e hicimos una banda que se llamó Adderesound, estaba Paquito Cruz en el piano, Rudyck en el bajo, Nissiel Ceballos en la trompeta, Teté Espinosa y Marilyn Castillo, la esposa de Rudyck, cantando y yo en la batería. Con esa banda tocamos en algunos festivales y grabamos un disco en el que está como invitado un saxofonista muy bueno que se llama Abel Mireles. Después Rudyck se casó y se fue a Estados Unidos, ahora volvió a armar la banda en Nueva York y están haciendo cosas.
Después hicimos el Jazztás Cuarteto con Paquito en el piano, Aleph [Castañeda] en el bajo y Fuensanta [Méndez], que tenía como 15 años, en la voz. También fue un bonito proyecto. A raíz de ese grupo, seguimos tocando a trío Paquito, Aleph y yo.
También Paquito y yo empezamos a tocar en el cuarteto de Beto Cobos, íbamos mucho a Jazzatlán.
En esa época hicimos otro grupo que se llamó Five Boppers, éramos Francisco Cruz en el piano, Mariana Flores en el bajo, Alejandro Bustos en el saxofón, Jonathan Díaz en la trompeta y yo en la batería. Con ese grupo hicimos una grabación pero nunca salió, sería bueno, por lo menos, sacar un pequeño tiraje porque la verdad es que quedó bien. Estuvimos tocando unos tres o cuatro años en varios lugares, las últimas versiones eran a dos tenores: Alejandro Bustos y Tim Mayer.
De los Five Boppers salió un trío que se llamó DDM Trío, éramos Alejandro Bustos en el sax, Mariana Flores en el bajo y yo en la batería, tocamos juntos un par de años pero no hicimos grabaciones.
También hicimos un cuarteto con Jenny Beaujean, llamaba Paquito Cruz Trio & Jenny Beaujean aunque en algunos lugares lo anunciaron como Jenny Beaujean Cuarteto, con esa banda hicimos unos videos en live session, en esa grabación estuvo Mariana Flores en el contrabajo y en alguna ocasión tocamos con Aleph [Castañeda] en Jazzatlán. Después hemos seguido tocando, de vez en cuando, con un bajista del DF muy bueno que se llama Benjamín García.

Como gente docente

Hace unos años estaba dándole clases a un chavo como de 12 o 13 años y, a pesar de que gusta enseñar, me estaba costando trabajo y pensé que necesitaba más herramientas para enseñar porque es algo delicado ya que puedes ayudar a alguien o perjudicarlo entonces me metí a estudiar la carrera de Educación Musical en la Facultad de Música para tener más herramientas pedagógicas.

Jesús Rodríguez Alarcón y Renato Domínguez en JazzUV (Foto JazzUV)
Jesús Rodríguez Alarcón y Renato Domínguez en JazzUV (Foto JazzUV)

Hace como tres años, Édgar [Dorantes] me invitó a tocar su versión de Rhapsody in Blue en un encuentro de orquestas juveniles, tocamos en Córdoba y en Orizaba. Después le empecé a dar clases a su hijo Emiliano, qué tipo tan tremendo. Le enseñé a Édgar el disco de Jazz entre Tres que me firmaron y se sorprendió porque ni se acordaba, nos empezamos a llevar muy bien y lo invité a que fuera mi director de tesis y trabajamos muy padre, salió un buen trabajo.
El semestre pasado comenzaron a hacer los seminarios en JazzUV y me tocó hacer un proyecto y dar una clase maestra de conceptos para big band en la batería.
Terminé la carrera y justo en ese momento se presentó la oportunidad de entrar a JazzUV y, después de siete años entre la Orquesta Nuevo Proyecto y la Xalli Big Band, me salí para dedicarme a dar clases de tiempo completo. Ahora estoy trabajando con los jóvenes, que son muy talentosos, y estoy muy contento porque exponerte a todos los conceptos que has trabajado es una buena forma de continuar aprendiendo. El aprendizaje sigue cuando uno enseña.
Otra cosa muy interesante de JazzUV es que en los pasillos te encuentras a Tim Mayer, a Rafael Alcalá, a Aldemar Valentín, a todos esos grandes músicos y puedes platicar y hablar de música con ellos. Justamente a la segunda o tercera semana de que entré vino Miguel Zenón, yo no toqué con él pero pudimos platicar varias cosas y fue mucho aprendizaje.

Fascinating Rhythm

Xalapa Jazz Orchestra (Foto tomada de la Fanpage de la orquesta)
Xalapa Jazz Orchestra (Foto tomada de la Fanpage de la orquesta)

Ahorita, además de estar en JazzUV, he estado tocando con Rafael Alcalá, hicimos unos conciertos en Tamaulipas y en Puebla. También estoy en la Xalapa Jazz Orchestra que se formó a principios de este año por la inquietud de hacer una big band independiente que tuvieron Arturo Carranza y Tonatiuh Vázquez. Tocar en esa big band me gusta mucho porque se trata de tocar simplemente porque nos gusta; suena bien la banda, hay muy buenos músicos.
Tocamos con Pete McGuiness en el Xalapa Jazz Festival, también fue muy buena experiencia, es un tremendo director, compositor y músico. Yo siempre digo que además de los maestros de instrumento, estos músicos con tanta experiencia y trayectoria son los mejores maestros que uno puede tener porque, finalmente, ellos son los que te dicen cómo realmente puedes mejorar los aspectos que ellos quieren escuchar y no fue la excepción.

PRIMERA PARTE: Drum is in the air
SEGUNDA PARTE: Los tiempos picudos





CONTACTO EN FACEBOOK        CONTACTO EN G+        CONTACTO EN TWITTER

 

Te puede interesar:
De la ciudad de las flores a la perla de los mares | Guillermo Barrón / II

En esta segunda parte de la conversación, Guillermo Barrón nos habla de su acercamiento a diversos géneros —el flamenco, la Read more

I Remember, Picos | Sergio «Picos» Martínez

Uno de los más grandes talentos musicales de una ciudad llena de talentos musicales, fue Sergio Martínez, el Picos. Además Read more