Xico, Ver.- Jóvenes estudiantes de la Licenciatura en Enfermería de la Universidad Veracruzana (UV), quienes realizan su servicio social en la Casa Coyopolan, denunciaron que además de las carencias de insumos materiales y de instalaciones, el fin de semana sufrieron un robo en el inmueble que deben ocupar entre semana para pernoctar y realizar sus funciones como enfermeras.

Esto ocasionó que materiales, la mayoría de estos, propiedad de las jóvenes, fueran robados, así como despensa personal y otros artículos que ellas habían puesto de sus recursos para cumplir con las funciones.

Pese a que denunciaron esta situación ante las autoridades universitarias, dijeron, no han recibido respuesta, por lo que decidieron hacer público lo ocurrido en redes sociales.  Una de ellas publicó lo siguiente en su cuenta de Facebook:

“En la casa UV Coyopolan habemos cuatro brigadistas mujeres, quienes, debido a los requerimientos del contrato de Servicio Social, debemos quedarnos de lunes a viernes en la casa, la cual carece de protecciones en las ventanas, de cercado alrededor de la misma, de chapas nuevas y reforzadas, de iluminación y ni hablar de los insumos necesarios para hacer nuestro trabajo, los cuales tenemos que aportar nosotros a pesar de las múltiples ocasiones en que lo hemos solicitado”.

“El día de hoy llegamos para comenzar la semana y nos percatamos de que todas las habitaciones de la casa fueron allanadas, ocasionando pérdidas y destrozos; haciendo vandalismo. Pérdida de no solamente artículos personales sino de aquellos que utilizábamos para brindar servicio a la comunidad de Coyopolan y alrededores”.

Entre las pérdidas que ocasionaron fue:

-Glucómetros (2)

-Oxímetro

-Baumanómetro digital

-Dinero de la caja

-Proyector y bocinas

– Regulador de energía

-Artículos personales

– Despensa personal

Estamos conscientes de que todos los Centros de Salud y las Brigadas Universitarias en general, están expuestas a sufrir daños y perjuicios por terceros, sin embargo nosotras tememos por nuestra seguridad, ya que además de carecer de medidas básicas de protección, todos los días sobre todo en la noche, tenemos que lidiar con hombres jóvenes y adultos que por obtener un poco de la señal de internet entran a las áreas comunes de la casa y quienes incluso han atentado verbalmente contra nosotras, por limitarles dicho uso.

Todo lo anterior ha sido informado a nuestros superiores inmediatos, sin obtener respuesta oportuna, incluso en esta situación que consideramos urgente, ya que debido a la presencia permanente en la casa, dichos sucesos pudieron ocurrir en nuestra presencia, ocasionando daños a nuestra integridad.

Estamos asustadas, temerosas del futuro que nos espera al seguir laborando con tales condiciones y sorprendidas ante la indiferencia e insensibilidad de nuestros superiores.  Esperamos recibir mejores condiciones laborales no solo para nosotras sino para todos los pasantes en servicio social y la pronta respuesta a nuestra petición.  Atentamente, brigadistas: Enf. PSS Mafer Pretelin, Enf. PSS Yasbel Perea Solano, C.D. PSS Diana Vázquez, MPSS Sofía EO.

El contenido de la publicación de las jóvenes enfermeras se hizo viral en las redes sociales y algunos de los usuarios exigieron respuesta de la rectora Sara Ladrón de Guevara, para que de condiciones que garanticen la seguridad de las instalaciones, pero sobre todo de las jóvenes que pasan las noches en esos espacios para hacer su servicio social.

 

AVC/Noticias