El primer semestre de 2019 se ha convertido en el periodo más sangriento desde que hay registro de la incidencia delictiva nacional y por estados, al reportar 17 mil 608 homicidios dolosos, y el mes de junio impuso nuevo record al registrar 3 mil 80 homicidios dolosos, incluida la cota más alta de feminicidios.

Los grupos delictivos parecen haber tomado dominio del territorio nacional, mientras que la estrategia de seguridad del nuevo gobierno federal no parece tener rumbo, con una Guardia Nacional creada artificialmente con integrantes del Ejército Mexicano y la Marina, sin un equipo de inteligencia que le permita dar golpes certeros en las zonas a las cuales ha sido enviada, y sin ninguna estrategia que permita ver con claridad la posibilidad de fortalecer los cuerpos policiacos locales.

De acuerdo con información del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, la cifra que arroja el primer semestre de 2019 (17 mil 608) supera las 16 mil 714 víctimas de los primeros seis meses del 2018, y junio también se ubicó como el segundo mes más violento del que se tenga registro en el país, sólo superado por julio de 2018, cuando se reportaron 3 mil 158 víctimas.

Las 3 mil 80 víctimas de homicidio doloso reportadas en junio representan, además, un nuevo pico  en lo que va del gobierno de Andrés Manuel López Obrador; representó un aumento de 3.45% respecto a mayo, que era el mes más violento en la actual administración; y significó un alza de 8.38 por ciento con respecto a junio de 2018, cuando se registraron 2 mil 769 víctimas de homicidios dolosos.

Estas cifras resultan un señalamiento severo a la inoperancia de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, que comanda Alfonso Durazo Montaño, cuya Guardia Nacional parece dar más golpes mediáticos que al crimen organizado.

Hasta junio de este año, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública reporta 20 mil 32 víctimas de homicidio doloso. Según el sistema, en los meses de la administración de López Obrador los números son los siguientes: 2 mil 894 víctimas de homicidios dolosos en diciembre; 2 mil 849 en enero; 2 mil 804 en febrero; 2 mil 854 en marzo; 2 mil 729 en abril y 2 mil 901 en mayo.

Las cifras señalan que las entidades con más muertes violentas en lo que va del año son: Guanajuato, Estado de México, Jalisco, Baja California, Chihuahua, Veracruz, Ciudad de México y Guerrero.

Veracruz, entre las entidades más violentas

Como en el país, también en Veracruz el mes de junio se convirtió en un hito en materia de violencia criminal, al registrarse 211 homicidios, 136 de ellos dolosos (91 cometidos con arma de fuego), además de 22 feminicidios.

Veracruz registra, en el primer semestre, 1 mil 118 homicidios, 715 de ellos dolosos, de los cuales 454 se realizaron con arma de fuego. La cifra más alta de homicidios dolosos se había registrado en marzo, con 129, en junio subió a 136. De mayo a junio, el homicidio doloso aumentó en un 4.2 por ciento. Las cifras también reportan en junio, 21 secuestros, 12 casos de abuso sexual, 1 mil 715 robos, con un aumento en robos a casa habitación y robo a comercio.

 

Cuadro: Los estados con las cifras más altas en Homicidio y Homicidio Doloso.

Fuente: Incidencia Delictiva del Fuero Común. Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Los datos reportados al Sistema Nacional de Seguridad Pública en materia de incidencia delictiva del fuero común colocan a Veracruz entre las 9 entidades con mayor número de homicidios y homicidios dolosos hasta junio pasado.

Con datos del primer semestre del año, los nueve estados suman 12 mil 515 homicidios, que representan más del 56 por ciento de los cometidos en el país (22 mil 274), mientras que en el caso de los homicidios dolosos, con 9 mil 076 reportados, representan más del 62 por ciento de la cifra nacional (12 mil 515). De hecho, Veracruz está colocado en el séptimo lugar en homicidios, y en octavo en el caso de homicidio doloso

Además, según datos actualizados del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), en el primer semestre del año, en Veracruz se cometieron 4 mil 344 delitos, lo que coloca a la entidad entre las 13 con mayor número de delitos.

No debemos perder de vista que el manejo de los datos que son aportados al Sistema Nacional de Seguridad Pública corresponde a la Fiscalía General del Estado, en manos de Jorge Winckler Ortiz, sembrado ahí por Miguel Ángel Yunes Linares; durante la gestión del panista, hubo polémica permanente porque la Fiscalía no reconocía varios homicidios contra mujeres como feminicidios, pero una vez instaurado el nuevo gobierno, los datos por ese delito crecieron de manera sospechosa.

La desesperación atrapa a la pareja Yunes-Mancha

El fin de semana fue de una intensa actividad política y mediática para los dirigentes del Partido Acción Nacional, luego de darse a conocer la anulación de la elección interna que deja fuera el supuesto empoderamiento del grupo de Miguel Ángel Yunes Linares, quien tiene a José de Jesús Mancha Alarcón como su principal activo con miras a las próximas elecciones de 2021.

Si con todo el apoyo del gobierno estatal, cuando Yunes era gobernador, Pepe Mancha apenas superó a su oponente Joaquín Rosendo Guzmán Avilés con una mínima cantidad de votos, ya podemos imaginar el enorme terror que debió darles al conocer que tendrán que enfrentarse nuevamente.

De ahí que, para comenzar, mandaron al diputado Sergio Hernández a anunciar la separación de los diputados Enrique Cambranis y Nora Jéssica Lagunes, identificados con el Chapito Guzmán, de la bancada panista en el Congreso, e intentaron convocar a un Consejo extraordinario para modificar comisiones, en particular la de Orden, con el objetivo de también expulsarlos del partido.

Este domingo, sin embargo, tuvieron que abortar la operación. Mientras tanto, en Veracruz, el presidente de la comisión de Orden del Comité Directivo Estatal del PAN, Eduardo Rojas Camacho, descartó que exista una solicitud ante ese órgano partidista para la expulsión de los diputados incómodos, por lo que siguen gozando de sus derechos político-partidistas.

En entrevista con el periodista José Juan García, de AVC Noticias, el panista dijo desconocer que un comité municipal o el propio Comité Directivo Estatal hubieran iniciado un procedimiento de expulsión en contra de los ya famosos legisladores locales.

Y es que Pepe Mancha, creyéndose aún presidente estatal del PAN, convocó a los consejeros estatales a una sesión para la mañana del domingo con la finalidad de reestructurar a la comisión de Orden, cuyos integrantes son los que analizan las solicitudes de expulsión del partido. Una sesión que tuvo que suspender tras el revuelo que provocó la convocatoria entre la militancia.

Comentarios: belin.alvaro@nullgmail.com | http://formato7.com/author/abelin/