Las policías deben estar integradas por gente con calidad moral probada, que haya pasado filtros, exámenes de control y confianza, con el propósito de evitar más anomalías, como las que hoy se revelan a través de una investigación de la Fiscalía General del Estado (FGE) en la que se da a conocer que autoridades de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) aun cuando estaban en funciones al parecer cometieron delitos contra los ciudadanos, señaló el presidente de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios Turísticos (Canaco- Servytur) Gerardo Libreros Cobos.

Mencionó que esta problemática podría tener un poco de solución en caso de que la Contraloría de la SSP se conformara por ciudadanos, sin embargo, al final son las autoridades las que tienen la decisión de sancionar o no a los servidores públicos que incurrieron en irregularidades.

“Las contralorías en las que intervienen los ciudadanos no cuentan con el poder suficiente, porque aunque señalen las anomalías no les hacen caso, siempre la autoridad va a tener la sartén por el mango y va a decidir que se hace y que no se hace”, afirmó el empresario.

Este actuar de los ex mandos policiacos obliga a la población a exigir que estos cargos sólo se otorguen a los hombres y mujeres con ideología de servir y hacerse responsables de la seguridad y no de delinquir.

“Necesitamos que estas corporaciones estén integradas por gente de calidad moral probada, que puedan pasar cada uno de los filtros de seguridad, para que puedan dirigir atinadamente una corporación como esta” dijo.

Libreros Cobos consideró que el hecho de que los ex mandos policiacos -ahora recluidos en el penal de Pacho Viejo por el presunto delito de desaparición forzada- trataban con delincuentes, no justifica que ellos se hayan convertido en seres humanos dedicados a hacer fechorías.

“No es fácil tratar con delincuentes, con gente que comete ilícitos pero, independientemente de que hayan tratado con delincuentes no justifica su actuar, sino que debieron actuar conforme a la ley y este es el marco que debemos de respetar”, afirmó.

Verónica Huerta/Avc