El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) descartó que los grupos del crimen organizado tengan injerencia en las elecciones del próximo año. Esto al recalcar que el mejor método para evitar esta situación es recurrir al método democrático para que sea la misma ciudadanía la que tome las decisiones.

“No creo que vayan a tener ninguna injerencia porque el pueblo está muy consciente de lo que le conviene al país ni creo que hagan mella todas las campañas en contra de nuestro Gobierno”, respondió López Obrador en su conferencia mañanera de este lunes al ser cuestionado sobre la posible intervención del crimen organizado en las campañas.

Esto a propósito de las declaraciones de Dámaso López, “El Minilic“, a la revista Proceso respecto a que el Cártel de Sinaloa no solo dio sobornos a Genaro García Luna en el sexenio de Felipe Calderón, sonó también apoyó la campaña de Enrique Peña e incluso acordó con Omar García Harfuch, hoy aspirante de Morena al Gobierno de la Ciudad de México.

“Nunca hemos tenido relación con la delincuencia”, asegura AMLO

Haciendo un llamado a distinguir entre denuncias serias y “la grilla”, el primer mandatario argumentó que la mejor fórmula para evitar que los grupos criminales tengan injerencia en los procesos electorales es que sea la misma ciudadanía la que determine tanto a los candidatos de los partidos como a los eventuales ganadores de los comicios.

Sin referirse directamente a los señalamientos contra García Harfuch, planteó que “sencillamente nosotros no tenemos relaciones con organizaciones de la delincuencia organizada, del crimen. Nunca hemos tenido relación con la delincuencia organizada, nosotros llegamos aquí con el apoyo del pueblo”.

Incluso recordó que, cuando fue dirigente nacional de Morena, implementó un mecanismo para evaluar a aspirantes y así evitar que personas vinculadas a cárteles accedieran a candidaturas. Confiando en que el partido oficial mantendrá este método rumbo a 2024, López Obrador también llamó a otros partidos a adoptarlo.