La inflación desaceleró y mostró una variación anual de 7.58 por ciento durante la primera quincena de mayo, el menor nivel registrado desde marzo pasado.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) mostró su nivel más bajo desde hace cuatro quincenas, cuando se ubicó en 7.29 por ciento.

Esta se trata de su segunda quincena con decrementos, pues durante la segunda quincena de abril se ubicó en 7.65 por ciento.

Sin embargo, con este porcentaje de 7.58, la inflación se ha ubicado 29 quincenas consecutivas por encima del rango objetivo fijado por el Banco de México (3 por ciento, +/- un punto porcentual).

El resultado del INPC se encuentra en consonancia con las expectativas del mercado, cuyas estimaciones eran que este indicativo se hallara en 7.57 por ciento a tasa anual.

Por otra parte, el índice de precios subyacente, el cual excluye de su contabilidad los productos de alta volatilidad de precios, se ubicó en 7.24 por ciento a tasa anual.

Los precios de los servicios se ubicaron en 4.76 por ciento, mientras que el alza en los precios de las mercancías fue de 9.45 por ciento.

Mientras tanto, la balanza no subyacente, que contabiliza los productos que presentan una alta volatilidad en sus precios, como los productos agrícolas o combustibles, se ubicó en 8.6 por ciento a tasa anual.

Esta cifra representa la menor variación de la balanza no subyacente desde la segunda quincena de agosto pasado.

Con respecto al mismo periodo del año pasado, los precios de los productos agropecuarios presentaron una variación de 12.67 por ciento, mientras que la de los de los energéticos y tarifas autorizadas por el Gobierno se ubicaron en 5.46 por ciento, de manera desagregada

Reporte Indigo

Conéctate con Formato7:

APUNTES | Otra historia de terror