Antes pedían que renunciara; ahora piden que se quede…
¿Pos quién les entiende, fachos?
—Chopenjawer

Este fin de semana fue muy notorio que en el PRI de Veracruz hay fuertes diferencias entre los grupos de poder al interior.

Ora sí que pareciera que se están dando catorrazos innecesarios, pero para el morbo de los que nos gusta la grilla está resultando verdaderamente exquisito.

Y es que el tricolor, con estos “sombrerazos”, por lo menos se están haciendo notar en serio en un tema que no debería minimizarse, pues se trata del otrora todopoderoso partido que debe estar pasando por momentos serios de reflexión y planificación con rumbo al 2024.

Quien lanzó la piedra que hizo ruido el fin de semana fue el diputado federal Pepe Yunes, exsenador y fallido aspirante a la gubernatura, criticando los malos resultados que tuvo el tricolor en las pasadas elecciones extraordinarias y pidiendo que se revise a la dirigencia estatal encabezada por Marlon Ramírez Marín.

Esto valió un revire por parte de Joel Arcos Roldán, secretario de Alianzas y Desarrollo Político del Comité Directivo Estatal del Revolucionario Institucional, quien arremetió contra su paisano peroteño: “Coincido con el análisis que plantea el [email protected]_Yunes, sobre los logros de @Marlon_RamirezM en @PRIVeracruz_, iniciando por haber obtenido la misma votación que cuando él fue candidato a gobernador, sin los 5 mil mdp que repartió en el estado como senador. Sin contar con lo que le aportó el candidato presidencial desde la #Secretaría de Hacienda y #Sedesol, cuando él fungió como presidente de la CHCP (sic) del Senado. Por cierto, tampoco logró ganar ninguno de los municipios de la extraordinaria de la que hoy pide cuentas”.

Lo anterior fue interpretado como una especie de respuesta semi-oficial que enardeció a los críticos de Marlon Ramírez, aunque éste se ha mantenido al margen de contestar directamente, sin engancharse con declaraciones.

Pero de su lado también han salido otros personajes para defender al actual presidente del PRI, como ocurrió este lunes con el famoso Roberto Álvarez Salgado, conocido militante y exfuncionario de gobierno en diversas ramas, además de exdiputado.

Álvarez Salgado expresó: “Lo digo con toda la certeza, Marlon ha recorrido más kilómetros que muchos dirigentes del partido, y lo sé, porque estoy cerca de él”.

Lo que sí se puede ver son dos claros grupos enfrentados: uno encabezado por Marlon Ramírez y otro por la diputada federal Lorena Piñon, al que ahora pertenece Pepe Yunes.

Como decíamos párrafos antes, los de Marlon se han mantenido mesurados y callados, entendiendo que las declaraciones pudieron haber sido sacadas de contexto.

No obstante, Lorena —como cabeza de grupo— habló sobre que le era indefendible el trabajo del Comité Directivo Estatal, pero lo que no dice la legisladora es que ese mismo trabajo fue el que le permitió llegar a ella como diputada federal plurinominal aportándole a esta circunscripción más de 400 mil votos.

A las declaraciones de Lorena se sumaron las de PepeYu, quien secundó hablando de que se debían rendir cuentas (tal vez el menos reprochable porque ganó por tierra, aunque sin la alianza que el mismo Marlon construyó en el estado tampoco le habría sido posible). A esto también habría que sumarle que a PepeYu le quitaron del camino al candidato de Morena más competitivo en la carrera por la diputación federal de Coatepec y esto —se comenta— fue como un pago de favor para el partido lopezobradorista recibiera más votos en las elecciones estatales de 2018.

Pero eso no es todo: ya desde hace tiempo se comenta que PepeYu tenía una cercanía con Morena al haber recomendado para su filas a Ricardo Ahued Bardahuil, hoy alcalde de Xalapa. La jefa de grupo, Lorena Piñón —mientras tanto— tiene sendas reuniones con actores claves de Morena, como el presidente de la Junta de Coordinación Política, Juan Javier Gómez Cazarín.

En fin, lo que menos le beneficia al PRI es dividirse o que lo dividan en dos grupos mientras Morena se consolida.

La verdad, al PRI lo poco que le conviene ahorita es pelearse. Se entiende que la falta de un jefe político como un presidente o gobernador les esté causando mella y se sientan como como perritos sin dueño, evidenciando no sólo estas guerras intestinas, sino que han roto con esa disciplina tan famosa que tenían para cerrar filas y lavar la ropa sucia en casa.

Hay que decirlo: un PRI dividido en Veracruz sólo termina por depreciarlo más.

Y la verdad ¿era necesario ventilar los conflictos? Uno pensaría que los líderes se reunirían para analizar y debatir, pero al final uno pensaría que sólo estarían buscando sacar raja política del resquebrajado PRI.

Y es que hay que recordar que la debacle tricolor tuvo nombres y apellidos recientes que sólo mal administraron al partido que finalmente terminaron llevando al tricolor al lugar a donde está.

En pocas palabras: deberían haber una reflexión interna para ver quiénes han conducido al PRI y lo tienen en la actual posición disminuida en la que está ahora. Esos son los que verdaderamente tienen qué rendir cuentas.

Nota para pegar en el refri: En algunos círculos políticos corre ya muy fuerte la versión de que los Yunes del Estero ya negociaron con la 4T; que ya hubo un pacto donde estos no atacarán al actual régimen (al menos no de frente) y haciendo la finta de permanecer todavía críticos a través de sus alfiles y aliados, como la protesta ñoña con Legos. No por nada, comentan, las recientes apariciones de «Miguel Chiquito» disfrazado de bombero o el papá –visiblemente envejecido– y Fernandito Perrier en una carrera que se realizó en el puerto… Lo anterior es cosa de ver cómo han permanecido escondidos, agazapados, pero tranquilos y tropicales porque al final de cuentas los negocios al amparo del poder marchan bien (por ejemplo, la Torre Centro no tardan en inaugurarla), el Gobierno del Estado se acerca a la alcaldesa de Veracruz para temas relevantes como el asunto del Carnaval y todo en perfecta armonía, como si nada… No le sorprenda si en una de esas resulta que ni delitos tendrían qué investigarles.

Otra nota: Que en Coatepec ya le volvieron a “poner el dedo” a una fiscal de nombre Astrid Guadalupe Galicia Reyes, que en pasados días fue señalada en un medio nacional por no dar avance a carpetas de investigación, pero además porque este lunes se dio a conocer que estaría presuntamente coludida en un caso de la entrega de un menor. Lo anterior fue dado a conocer ante los medios por parte de la señora Gloria Martínez Mortera, quien expuso que la fiscal habría actuado de manera parcial para entregar la custodia de su hijo sin notificar a ella como madre del menor, y sin tampoco que exista un documento legal que funde y motive el acto. Por lo anterior, ya hay una denuncia sobre la funcionaria por presuntos actos de corrupción, y dicen en Coatepec que nomás es cosa de irle a hacer una auditoría para comenzar a escarbarle y rascarle más a su “trabajo”.

Otra nota extra: El coordinador de la Comisión Permanente de Funcionarios Fiscales, José Luis Lima Franco, está previendo que habrá un importante cambio en el estimado de crecimiento económico para este año, medido a través del Producto Interno Bruto (PIB), estimándose por parte de dicha comisión en un 2%. No obstante, este mismo lunes se dio a conocer que el Gobierno de México, en precriterios presupuestales difundidos por la Secretaría de Hacienda, establece un 3.4%, cuando anteriormente la había estimado en 4.1%… Ya se verá quién tuvo la razón e hizo el mejor cálculo.

La última porque ya casi termino el master chief collection: Con eso de que andan despistados los cuerpos de seguridad y ya hasta comandos de malandros andan rescatando a delincuentes de los hospitales a donde se meten como Pedro por su casa, dicen que este fin de semana les tuvieron que poner a los polis estatales y ministeriales un memorándum con foto para especificar que no fueran a arrestar a Alemán, el rapero que vino a Veracruz, porque capaz lo confundían con Alemán el exgobernador y exdueño de Interjet que anda de pelada… ¿Será?