La tarde de este jueves cayeron cinco verdaderas bombas políticas en el ámbito electoral de México, y una bomba atómica en el patio central de Palacio Nacional, luego de que el Instituto Nacional Electoral (INE), a través de la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos, decidiera negar el registro como partido político nacional a cinco organizaciones que ya se hacían con candidatos en las papeletas electorales de 2021, tres de las cuales eran abiertamente obradoristas.

En efecto, entre esas cinco, tres estaban marcadas como arietes de Morena para pulverizar el voto de la oposición: Fuerza Social por México, de Pedro Miguel Haces Barba, dirigente de la obradorista central de trabajadores CATEM; Redes Sociales Progresistas, de Fernando González Sánchez, yerno de la maestra Elba Esther Gordillo Morales, y Súmate a Nosotros, vinculado al expanista Manuel Espino Barrientos, actualmente Comisionado del Servicio de Protección Federal.

Los otros dos esfuerzos partidistas que no recibieron la bendición de la comisión del INE son Grupo Social Promotor de México, antes Nueva Alianza, y Fundación Alternativa, de los expriistas César Augusto Santiago e Isidro Pastor.

Ya veremos cómo les va a los dictámenes este viernes en el Consejo General del INE, pero por lo pronto, la némesis de Andrés Manuel López Obrador, el expresidente Felipe Calderón Hinojosa y su esposa Margarita Zavala, han logrado pasar la aduana y México Libre estará en las boletas electorales del próximo año, por lo que seguramente se arreciarán las críticas al expanista.

El otro partido que regresará por sus fueros a la arena electoral es Encuentro Solidario, formado a partir del extinto Encuentro Social (PES) que, pese a haber logrado importantes puestos de elección popular como el de gobernador de Morelos, en la figura de Cuauhtémoc Blanco, y de varios diputados federales, como aliado de Morena, perdió su registro al no lograr obtener el 3 por ciento de los votos emitidos en la elección de 2018.

Encuentro Solidario, antes PES, registró 241 asambleas válidas celebradas y el número suficiente de afiliaciones, mientras que Libertad y Responsabilidad Democrática, de Margarita Zavala y Felipe Calderón, registró 220 asambleas válidas celebradas y el número suficiente de afiliados.

La votación que permitió sumar dos nuevos partidos políticos nacionales y desechar otras cinco propuestas, estuvo dividida.

Aunque en los casos de Redes Sociales Progresistas y Fuerza Social por México se daba por hechos sus registros por la fuerza sindical que estaba detrás de ellos, los consejeros negaron la procedencia de sus registros por la participación de organizaciones sindicales en diverso grado.

Las benditas redes sociales

RSP y GSPM: Su fuerza fue su perdición

La razón principal por la que la Comisión aprobó los proyectos con la negativa de registros a RSP y GSPM fue la existencia de elementos cualitativos para establecer la participación de organizaciones gremiales, como el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), lo que habría viciado el proceso de constitución como partidos.

Todos los proyectos serán llevados a la votación del Consejo General del INE este viernes y, aunque el proyecto circulado preveía registrar a cinco nuevos partidos, en la resolución de procedimientos sancionadores sobre presunto corporativismo, financiamiento indebido y entrega de dádivas se construyeron criterios generales para resolver sobre la procedencia o no de los registros.

Se anularon asambleas constitutivas (estatales o distritales) cuando 50% de una muestra de entrevistados por personal del INE recibieron dádivas o promesas de ellas. También se anularon al detectar cualquier involucramiento de ministros de culto en asambleas o en captación de afiliaciones.

Un tercer criterio fue anular asambleas cuando el 20% de aportaciones provinieron de personas no identificadas, respecto al promedio de costo de asambleas. Y un cuarto criterio adoptado durante la discusión de este jueves fue que la sola presencia de miembros de sindicatos no es suficiente para invalidar asambleas, pero sí cuando se demuestre coacción o elementos que vulneren la libertad de quienes se afilien, o bien el financiamiento que incida en el costo de las asambleas.

Una muestra: en el caso de Redes Sociales Progresistas, presidida por el yerno de Elba Esther Gordillo, 86% de quienes encabezaron asambleas de constitución como partido, 66% de quienes afiliaron militantes y un buen porcentaje de quienes financiaron a esa organización, son integrantes del SNTE.

De hecho, los miembros de la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos revelaron que las aportaciones de agremiados al SNTE fue de 56% de los recursos que tuvo esa organización, por lo que “existe una determinancia en la constitución de esa organización como partido político, por parte de un sindicato”.

En el caso de GSPM (ex Panal), tampoco se otorgó el registro porque 54% de sus aportaciones provinieron de personas no identificadas, agremiados del SNTE, además de que alrededor de 10 mil afiliados también son militantes políticos.

En este caso la participación de afiliados del SNTE fue menor, pero dado que se trata de un asunto cualitativo, prosperó la negativa de registro. En este caso 24% de presidentes de asambleas, 23.7% de delegados y 23.7% de auxiliares son agremiados del Sindicato de maestros, en tanto que 27.58% de quienes le financiaron también lo son.

Aunque la presidenta de la Comisión, Claudia Zavala, y la consejera Adriana Favela, abogaron por privilegiar el derecho de los ciudadanos a militar y que no es un impedimento participar en un partido, prosperó el criterio del consejero Martín Faz, de acuerdo con el cual cabe una valoración cualitativa y, según ésta, sí puede corroborarse esa participación gremial.

Las benditas redes sociales 2

Quieren copiar modelo veracruzano para el INE

Como ya sucedió en Veracruz con la reforma electoral enviada por el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, aprobada por Morena, PRI y traidores del PAN en el Congreso local, el coordinador de Morena en la Cámara de Diputados, Mario Delgado, insiste en disminuir en 50% el presupuesto a partidos políticos en 2021, con lo que se podrían ahorrar 3 mil millones de pesos y destinarlos a la atención de la salud, que ha sido la cantaleta aquí y allá, aunque llegado el momento López Obrador podrá triturarlos y hacerlos nada en sus programas sociales o en sus obras prioritarias.

La bolsa que tendrán como financiamiento público los partidos políticos en 2021, un año electoral histórico pues confluirán comicios locales y federales, es de 7 mil 226 millones de pesos,  de los cuales, mil 606 millones serán para gastos de campaña para los siete partidos políticos con registro (PAN, PRI, Morena, PRD, Movimiento Ciudadano, PVEM y PT) y, al menos hasta este jueves, los dos nuevos partidos que han recibido luz verde por parte de la comisión de prerrogativas y partidos políticos del INE: México Libre y Encuentro Solidario, además de los candidatos federales independientes.

Mario Delgado, presidente de la Junta de Coordinación Política de San Lázaro, dijo que ante el panorama económico del siguiente año sería justo que los partidos se ajusten el cinturón. “A mí no me parece justo que solamente las familias mexicanas se aprieten el cinturón y que el gobierno haga un esfuerzo extraordinario de austeridad. Los partidos también tienen que entrarle”, dijo.

Anunció que había presentado nuevamente la iniciativa de reforma constitucional para reducir a la mitad el financiamiento a los partidos políticos, que fue rechazada por la Cámara de Diputados el año pasado.

Y es que, efectivamente, el gasto público para partidos y procesos político-electorales ha crecido como la espuma, aunque también ha tenido el mismo comportamiento el gasto en las cámaras de diputados y senadores, sin que haya una mínima posibilidad para que moderen sus excesivos gastos, pese a que solo como ruido mediático se anunciaron ajustes y recortes en el inicio de las actuales legislaturas.

Habrá que ver, además, el tema de las candidaturas independientes, que han sido mucho gasto y casi nulos triunfos, a no ser el terrible triunfo de Jaime Rodríguez El Bronco, como gobernador de Nuevo León, por fortuna a punto de salir. En este caso, hablamos de candidaturas independientes federales, y para ellas se tiene contemplada una bolsa de 31 millones 505 mil pesos, que se dividirá de forma equitativa.

Frases sin disfraces

“La política es el arte de servirse de los hombres haciéndoles creer que se les sirve a ellos”. Louis Dumur

Comentarios: belin.alvaro@nullgmail.com

Sigue en tu Hora Libre:

HORA LIBRE | Violencia criminal, la más grave materia pendiente