El panista Ricardo Anaya mostró en su cuenta de Twitter la demanda que presentó por difamación contra Emilio Lozoya Austin, después de que lo señalará por corrupción.

La tarde de este miércoles Ricardo Anaya realizó un video como respuesta a las acusaciones que lo señalaban como uno de los funcionarios que recibió dinero a cambio de impulsar la Reforma Energética.

“Conmigo se van a topar con pared, voy a pasar de las palabras a la denuncia, para defender mi honor”, dijo el ex candidato presidencial panista.

Según el ex director de Pemex, Emilio Lozoya aseguró que el también ex legislador recibió 6 millones 800,000 pesos, pero Anaya señaló algunas incongruencias en la acusación.

“Resulta que en agosto de 2014 yo no era diputado. Me separé del cargo el 6 de marzo, es decir, había dejado el cargo de diputado 5 meses antes de la supuesta entrega en el estacionamiento de la Cámara de Diputados”, explicó Anaya.

“El cargo que yo ocupaba en agosto de 2014 era el de Secretario General del PAN. Y tampoco era precandidato a gobernador, sino que me estaba preparando para asumir la presidencia nacional del PAN, lo cual sucedió el 30 de septiembre de ese año” agregó.

“De existir esa supuesta complicidad, ¿por qué cuando yo ya era presidente del PAN, presentamos una denuncia en contra de Lozoya por la compra de Agronitrogenados?, ¿y por qué señalé repetidamente el caso de corrupción de Odebrecht a lo largo de mi campaña presidencial, e incluso ofrecí procesar a Lozoya y al propio expresidente Peña Nieto?”, dijo en su defensa.

“Si alguien cometió un acto de corrupción y existen pruebas, que se le castigue con todo el peso de la ley. Pero que el gobierno no quiera utilizar este asunto, sin pruebas ni fundamento, para embarrar a todos los opositores de López Obrador” concluyó el ex presidente del PAN.

Por lo que esta mañana realizó el trámite, el cual mostró en sus redes sociales.

 

Tras darse a conocer supuestas declaraciones de Emilio Lozoya, ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex), en las que admitió que el gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018) pagó millonarios sobornos a legisladores del Partido Acción Nacional (PAN) para que aprobaran las reformas del Pacto por México, Ricardo Anaya, uno de los implicados, negó los dichos y los calificó como absurdos.

A través de una carta dirigida al diario Reforma, el ex candidato presidencial expuso que la información es “absolutamente falsa”, argumentando que tanto él como el PAN llevaban años impulsando la reforma energética, la cual fue aprobada en agosto de 2013.

Además, agregó que él jamás ha cometido un acto indebido, por lo que dichos señalamientos solo buscan “golpearlo” ante el proceso electoral.

“Es claro el interés de golpearme, nuevamente, en el contexto del proceso electoral que está por iniciar. Por el bien de México es importante que se haga justicia y se conozca la verdad”, señaló.

Por su parte, el Partido Acción Nacional emitió un comunicado para fijar su postura en contra de la corrupción.

En una serie de puntos, el PAN señaló que no tolerará ninguna ilegalidad cometida por ninguna persona, como tampoco “que se use la justicia como instrumento de propaganda para dañar al partido”.

Refirieron que quien acusa, en este caso Emilio Lozoya, está obligado a probar.

“Hasta el momento solo son dichos de un presunto criminal que podría acusar a los adversarios del gobierno federal, con tal de salvar su situación jurídica como indiciado”, se indicó.

En el texto, el PAN exigió a las autoridades encargadas del caso que se conduzcan con legalidad y que hagan justicia de manera pronta y expedita, para deslindar responsabilidades.

Asimismo, acusaron que en este caso no se está respetando la presunción de inocencia, ni se está cuidando el debido proceso.

Y es que según el PAN, estas supuestas declaraciones del ex director de Pemex pretenden ser usadas como “una cortina de humo” ante “el fracaso del gobierno de López Obrador en la economía, con el creciente desempleo, la pésima gestión ante el COVID-19 y las muertes que pudieron evitarse”.

Al igual que Anaya, indicaron que sus entonces legisladores “no tenían que ser convencidos de la Reforma Energética, ni de su legislación secundaria”, ya que el partido siempre ha estado a favor de impulsar la competitividad del sector energético.

Por último, aclararon que el partido está a favor de acabar con la corrupción del pasado, pero también piden los asuntos actuales “de presunta corrupción por parte de miembros del equipo cercano al presidente y en todos los casos el gobierno se ha hecho ‘de la vista gorda’”.

Infobae

Conéctate con Formato Siete:

‘Miren lo que me regaló el góber’: Javier Duarte le obsequió Ferrari a EPN, según Lozoya