Omar Marcelino Gándara Cortés ingresó el pasado martes al Centro de Alta Especialidad “Doctor Rafael Lucio” con problemas respiratorios; sin embargo, lo amarraron a una cama porque los médicos pensaron que iba con una intoxicación por estupefacientes, denunció su esposa Leslie Lilibeth Hernández Perea.

“Entró con problemas respiratorios, entró convulsionando pero el jefe de Urgencias determinó con solo verlo que la crisis convulsiva era porque estaba intoxicado por estupefacientes. Lo ingresaron, lo amarraron a una cama y me dijeron que hasta que se le bajara el efecto lo podían canalizar”.

Al manifestarse afuera del CAE, acusó que durante 24 horas su esposo no recibió atención médica dentro del hospital porque aún sin exámenes los doctores determinaron que estaba drogado, y ahora teme por su vida.

Porfavor ayudenme a difundirlo mi esposo Omar Gándara Cortés (Simpson) es víctima del Centro de Alta Especialidad de…

Posted by Kia Gandara on Thursday, July 2, 2020

Posted by Kia Gandara on Thursday, July 2, 2020

“Lo tuvieron amarrado a una camilla un día completo sin ninguna atención; por el daño que le hayan provocado tengo que proceder, necesito sacar a mi esposo, ya tengo el hospital a donde lo voy a llevar, el laboratorio que le hará la prueba de Covid-19”.

Apenas este miércoles le informaron que se dieron cuenta que su inconsciencia no era efecto de una droga, y lo pasaron a la cama 6 del área Covid 1 pero desde entonces no sabe nada de su estado de salud ni los tratamientos que ha recibido.

“Entiendo que hay muchos contagiados pero si mi esposo no es uno de ellos y lo mantienen en esa área (el riesgo es mayor)”, narró la mujer.

Explicó que desea firmar el alta voluntaria de su esposo de 44 años pero hasta ahora no la han dejado hacerlo y teme por su vida.

“Me dijeron que la prueba de Covid-19 no se la van a hacer porque no la tienen, que se la pueden hacer dentro de una semana y que posterior a que se le toma la muestra van a tardar cinco días más en darles resultados y mientras lo van a tener así sin hacerle nada”.

Gándara Cortés agregó que su esposo puede estar enfermo de cualquier otra cosa que no sea necesariamente COVID-19, y que puede estar grave por lo que temen que no lo estén atendiendo como es debido.

“Denme a mi esposo, nada más eso, denme a mi esposo”, señaló la ama de casa que dijo tanto ella como su esposo están desempleados y han estado intentando generar ingresos desde su vivienda.

AVC/Perla Sandoval

Conéctate con Formato Siete:

HORA LIBRE | Violencia criminal, la más grave materia pendiente