“Nos dejaron solos”, es el lamento de líderes de cámaras empresariales que reportan daños por varios miles de pesos tras los destrozos que ocasionó un reducido grupo de personas encapuchadas en el centro de Xalapa.

Aunque las cuantificaciones aún están en proceso, los empresarios reportan al menos 50 negocios que resultaron con cuantiosos daños por los vidrios rotos, en algunos del tipo templado, así como pintas, afectaciones a cortinas metálicas, daños a equipos y hasta cajeros automáticos.

Desafío a las autoridades

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) en Xalapa, Bernardo Martínez Ríos, señaló que los destrozos ocasionados son un desafío a la autoridad porque no solo dañaron comercios sino incluso instalaciones de Gobierno del estado como la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

“Estoy habla de un vandalismo que además preocupa y enrarece el tema de paz que estamos tratando de vivir todos en Veracruz, a nosotros nos hubiera gustado que el Gobierno también presente denuncias porque al final son daños al patrimonio de los veracruzanos y se conjuntaría para iniciar investigaciones de manera paralela con los particulares y eso ayuda a que se refuercen los trabajos porque independientemente de llegar a los responsables debe haber un escarmiento, una consecuencia“.

Nos dejaron solos

Martínez Ríos agregó que no se puede vivir en un estado en el que no se preserve el orden y la paz, por lo cual dijo hay indignación porque vieron la ausencia de la autoridad, “prácticamente nos dejaron solos y se les permitió causar muchos destrozos”.

Además, dijo que cada empresario podrá presentar las denuncias que crea conveniente, ya que como cámara no pueden hacerlo; dijo que algunos lo harán y otros harán efectivo su seguro, aunque admitió que la mayoría de los empresarios no cuenta con uno.

“Por lo general no (tienen seguro) y menos en la situación en la que estamos, lo más probable es que los comercios no cuenten con los seguros y por lo tanto para poder resguardar su mercancía van a tener que reparar los daños de inmediato“.

El empresario indico que hubo daños a vidrios templados que tienen espesores altos y por tanto son más caros no sólo en su manufactura sino en su instalación, además de cortinas que deberán ser reparados.

Además, esto generó que algunos locales afectados y otros del primer cuadro de la ciudad cerraran para reparar los daños y en otros casos por el temor de que los destrozos pudieran afectarlos.

“Muchos comercios tuvieron que cerrar y no solamente en esa zona, porque se alertó a todo el centro y zonas circunvecinas, todos cerraron y los que estaban operando en contingencia también cerraron, hoy otros que se dañaron no van a abrir y son daños colaterales“.

Martínez Ríos agregó que los empresarios no estaban preparados para realizar este tipo de inversiones, sobre todo en un entorno de crisis económica generada por la pandemia del coronavirus COVID-19.

“Nos tiene muy preocupados e indignados porque estamos en una situación de contingencia, de contingencia económico y ponerlo a gastar en algo que no tenía previsto me parece que es un gasto que afecta aún más su precaria economía“.

Hay que recordar que esta no es la primera vez que los comercios son vandalizados durante protestas que se salen de control, por lo que la Canaco dijo que es urgente que

“Exigirle a la autoridad que actúe de manera oportuna y responsable, eso ayuda mucho para evitar que se den estas manifestaciones, que vayan subiendo de tono y se hagan más frecuentes; tenemos que pedirle a la autoridad que actúe y que no dejen que se desborden estas acciones “.

Centro, desolado

Por su parte, el vicepresidente nacional de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), Juan Manuel García González, señaló que tras los destrozos el centro de Xalapa quedó desolado.

“Vi que la Secretaría de Seguridad Pública estaba cambiando sus vidrios pero los demás negocios, no; no sé la cuantificación en dinero pero sí en cuanto al ánimo de los comerciantes e industriales que estamos luchando por mantener los sueldos de los colaboradores“.

Lamentó que además del recurso económico que tendrán que invertir para reparar sus negocios, los empresarios se enfrentan a un panorama anímico muy complicado.

“El ánimo se decae mucho, creemos que eso es lo que debemos reforzar hoy, el tema de la concordia, de serenarse como dice el Presidente, de tener cuidado con lo que pasa porque todo esto se puede desbordar“.

García González calculó que al menos 900 empresas en Xalapa que han “bajado la cortina” durante la pandemia no volverán a abrir y esto agrava más la situación.

“Cómo vamos a salir de la pandemia de salud y vamos a encontrar que no hemos visto ni la punta del iceberg del problema económico que tenemos“.

Consideró que ahora los empresarios tendrán que decidir entre pagar la renta, reparar los daños o pagar la nómina de sus empleados.

“Que no se quede impune, la impunidad es más alta que la corrupción porque cuanto los actos se quedan impunes se repiten y hablo de cualquier tipo de impunidad, debemos procurar la justicia, pediría que no quede impune todo esto”.

AVC/Perla Sandoval

También puede interesarte:

HORA LIBRE | ¿Protesta contra impune violencia policial o provocación celada?