El gobierno de Veracruz, como responsable de los 17 penales, debe informar públicamente a las familias cuál es la situación de los internos respecto a la pandemia del Covid-19.

El Centro de Alta Especialidad de Xalapa, que es hospital de Covid-19, informó que hay dos internos en observación por Covid, y uno más que ya falleció, dos de ellos son del Centro Federal de Villa Aldama, sin embargo no hay datos oficiales de los ceresos de Veracruz.

Cuatro abogados que tienen clientes internos en diferentes Ceresos del estado, relataron que algunas familias están desesperadas ante un posible brote, por lo que es necesario que la Secretaría de Salud transparente la situación.

El abogado Arturo Nicolás Baltazar, dijo que hay incertidumbre por la pandemia, lo internos están angustiados y las familias desesperadas.

El abogado penalista, Jorge Reyes Peralta señaló que la secretaría de Seguridad Pública (SSP) debió implementar medidas de prevención de contagios de covid-19 entre los internos e internas de los 17 penales, así que ahora el gobierno de Veracruz deberá responder por la salud de los reclusos.

Por su parte, la abogada María de los Ángeles Diana Coq Toscanini expuso que los contagios de covid-19 en el penal de Pacho Viejo, y presumiblemente en los reclusorios de Coatzacoalcos y Poza Rica, ponen en riesgo al resto de la población de Veracruz, porque de continuar los contagios entre internos, son los que van a necesitar y ocupar el mayor número de camas en hospitales, y dejarán sin oportunidad a los demás pacientes.

El abogado Gerson Villegas Contreras señaló que hasta el momento no tienen información  sobre un posible brote de la enfermedad, ya que dijo las visitas familiares están suspendidas.

“No tenemos contacto con nuestros clientes que están internos y no estoy enterado de nada, pero los familiares de mis clientes me han dicho que han estado bien. Si hubiera una situación así yo creo que los familiares ya estuvieran con nosotros pero hasta ahorita“.

No obstante, dijo que la última vez que entró al Cereso observó que un cuarto de sanitización para que quienes ingresen les apliquen un baño para entrar.

“Nos exigen cubrebocas, gel antibacterial, hay mucho control; los familiares llevan alimentos, pero todo es controlado“.

El abogado penalista, Jorge Reyes Peralta informó que la ley señala que el gobierno de Veracruz debe velar por la salud de los internos, y si el Covid-19 se propagó por una “negligencia de la autoridad, desde luego tiene que pagar el daño moral y material a las familias”

Recalcó que la salud es un derecho universal, y está “ineficiencia” deberán “pagarla” los responsables de no cuidar y prevenir que la población penitenciaria en el penal de Pacho Viejo se contagiará.

La abogada María de los Ángeles Diana Coq Toscanini, dijo que debido a que todo mayo, la secretaría de Seguridad Pública (SSP) estatal prohibió las visitas de familiares a los internos, la abogada señaló que los internos han mostrado desesperación, porque no hay quién les lleve cloro, vinagre, cubrebocas, y medicamentos.

“El principal castigo que le puedes hacer a un interno es no ver a su familia, lo sé, porque soy criminologa, están desesperados. La sanitización se debio haber hecho antes, ya están contaminados, anoche me hablaron cuatro madres de los internos, desesperadas porque saben que se están muriendo ahí adentro y no quieren que se sepa” afirmó.

Coq Toscanini informó que las familias de internos se han quejado porque previamente les llevaron cloro, cubrebocas, y jabón para que limpiaran sus áreas, pero la dirección del Penal de Pacho Viejo no se los entregaron.

“Lo único que van a provocar es que entre los infectados y no infectados de coronavirus van a hacer motines, y si hay un motín se va a medios de noticias internacionales. Este contagio en el penal traerá muchas consecuencias, anoche una mamá le habló a su hijo interno, y el joven ya no podía respirar” dijo.

Población penitenciaria sin medidas de seguridad

Durante los meses de abril, y mayo, las autoridades de los penales de Papantla, La Toma en el municipio de Amatlán, Córdoba, Acayucan, Pacho Viejo en Coatepec, Coatzacoalcos y Misantla, lo único que solicitaban a los visitantes era el uso del cubrebocas, pero la población interna está todo el tiempo sin protección del Covid-19, informaron abogados.

Los abogados informaron que fue hasta mayo, cuando la Dirección de Prevención y Reinserción Social endureció las medidas contra el coronavirus, al prohibir las visitas de familiares, sin embargo esto no fue suficiente, porque algunos de los internos ya estaban contagiados.

Uno de los abogados expuso que será difícil para la Dirección de Prevención y Reinserción Social frenar los contagios del covid-19, porque los internos no tienen tanto espacio para separarse unos de otros.

“El problema es que ellos están en un lugar con limitación territorial, y ahí el riesgo es mayor, aparte ellos están en confinamiento, y los espacios donde se encuentran no pueden estar separados unos de otros, la distancia es mínima, de por si, ese es el gran problema que en los penales no hay medidas de salubridad suficientes para contingencias de este tipo”.

Los abogados señalaron que el servicio médico al interior del penal comenzó a atenderlos a partir de este lunes, porque desde hace dos semanas algunos de los 800 internos del penal de Pacho Viejo, comenzaron a presentar males respiratorios

“Tienen gripa, calentura,  algunos dolor de huesos, otros dolor de ojos, mareos, algunos están en cama recuperándose, otros ya salieron de ese cuadro.  El servicio médico si está atendiendo ya,  pero con la duda de qué tienen, porque no les hacen pruebas de covid” afirmó otro de los abogados entrevistados.

SSP niega casos de Covid-19 en ceresos

El secretario de Seguridad Pública (SSP), Hugo Gutiérrez Maldonado negó que se hayan registrado casos sospechosos o confirmados de Covid-19, en alguno de los 17 centros penitenciarios estatales, ni en el módulo de detención por 72 horas.

Aclaró que el viernes pasado una persona privada de su libertad (PPL) fue trasladada del Centro de Readaptación Social de Pacho Viejo al Hospital Civil de Xalapa “Luis F. Nachón”, pero se debió a que presentó un cuadro de descompensación por padecer diabetes mellitus tipo 2.

Al pertenecer al sector vulnerable de contagio por COVID-19, fue canalizada para su observación al CAE, y actualmente se encuentra estable y recibiendo toda la atención médica necesaria.

Indicó que los 17 Ceresos en Veracruz cuentan con una población total de 6 mil 362 Personas Privadas de su Libertad, de los cuales 401 mujeres y 5 mil 961 hombres, por lo que se mantienen activos los protocolos de atención de emergencias, así como la suspensión de visitas hasta nuevo aviso, y para mantener la comunicación con sus familiares, se brinda el servicio de videollamadas.

AVC/Verónica Huerta/Perla Sandoval

También puede interesarte:

La CEDH visitará penales de Veracruz para verificar salud de internos ante Covid-19