Desde hace dos meses, Alejandro Barrat Hernández, médico internista de Veracruz, se auto aisló de su familia para reducir el riesgo de contagio por Covid-19.

Este hombre de 45 años quien vive con su esposa y dos hijos , ahora pasa sus horas de descanso en una habitación con baño individual y limita su proximidad con sus seres queridos.

“No lo comparto con el resto de mi familia, desde el momento en que salgo de mi cuarto lo hago con mi cubrebocas, me mantengo a más de dos metros de ellos, convivimos lo menos posible. Comemos distanciados todos y al salir me cambio los zapatos, tengo zapatos para estar en la casa y para salir; siempre ando en ropa que se puede desechar porque se está lavando continuamente con cloro“.
En su jornada de trabajo como médico del Hospital Español, usa protección, cubrebocas, careta, gel antibacterial, y una vez que regresa a casa le avisa a su esposa unos minutos antes para que esté lista.

“Me recibe en una especie de transfer que hicimos para dejar mis zapatos afuera, que se sanitize todo lo que traigo, mi ropa, mis zapatos, e inmediatamente paso al baño para quitarme todo y bañarme y quedarme encerrado nuevamente hasta el otro día“.
Mientras hace este ritual es diario, y ha pasado más de 60 días sin contacto físico con su familia, cuestiona a las personas que siguen sin creer en la existencia de la pandemia, algunos de ellos llegan graves al hospital y admiten su incredulidad.

No queremos ser héroes, solo que la gente se cuide

El médico con 16 años de experiencia, quien atiende a pacientes en el segundo municipio más contagiado del estado con 1,324 casos positivos y 140 muertos, publicó un video que se hizo viral en redes sociales para hacer un llamado a permanecer en confinamiento.

A principios de esta semana, Veracruz y Boca del Río habían analizado más 2 mil casos de sospechosos de Covid-19.
De de estas personas, casi 800 fueron hospitalizadas, 135 murieron. Más del 50 % dio positivo a la neumonías y 52 necesitaron ser intubados a un respirador.

“Sí da coraje, enojo y tristeza porque muchos de nosotros permanecemos aislados de nuestras familias. Dentro de nuestras casas nos mantenemos aislados en un cuarto, sin contacto con nuestros seres queridos. Algunos compañeros rentaron un departamento fuera de sus casas para evitar contagiar a sus familias, por eso da coraje que hagamos estos sacrificios, que estemos exponiendo la vida todos los días al ver pacientes y que la gente lo demuestre de esta manera sin tener ninguna precaución“, explica.

Dice que los médicos, enfermeras y en general el personal de salud no quieren ser tratados como héroes, ni que les den medallas o les hagan regalos, sino simplemente que la gente se cuide para evitar colapsar el sistema de salud.

“Ha habido muchos videos de reconocimiento, que si somos o no somos héroes, la verdad es que los médicos no queremos reconocimientos, no queremos llegar a una cafetería y que nos regalen el café; no queremos que nos den una medalla, simplemente queremos que se cuiden y de esa manera nos demuestran que realmente están apreciando el trabajo que hacemos“.

Todos hemos tenido miedo

Alejandro también ha tenido episodios de temor, ansiedad e incluso hasta depresión por el miedo al contagio propio, pero especialmente el de sus familias.

“Me parece que todos hemos tenido y tenemos miedo, ansiedad, angustia de enfermarnos y que faltemos para nuestra familia, pero sobre todo el miedo a trasmitirles a nuestra familia la enfermedad. Todos tenemos cierto grado de ansiedad, algunos compañeros la pueden manejar mejor que otros pero incluso algunos han caído en estados depresivos“.

Por eso, cuando siente ansiedad que se traduce en nerviosismo y algunas palpitaciones, se ayuda con la oración, asegura que cree en Dios y se apega a su protección para seguir adelante porque a pesar de riesgo seguirá atendiendo a sus pacientes.

“Es triste ver cómo la gente no ha logrado comprender las dimensiones de esta enfermedad y vemos en la calle la muchas personas haciendo sus actividades normales sin la más mínima precaución. Vemos gente que camina sin cubrebocas, que se reúne a platicar con los vecinos, que hace fiestas en algunas partes de la ciudad, que hacen ejercicio o van a restaurantes y cafés“.

“No crean las falsas noticias que están difundiendo y que solamente atentan contra su salud, haga caso de los profesionales de la salud, cuídese, cuide a lo suyos, si realmente los quiere aíslese, manténgase con las medidas higiénicas más estrictas posibles y esperemos que pronto salgamos de esto“, pidió el médico internista.

AVC/Verónica Huerta

También te puede interesar:

Veracruz, en riesgo máximo de contagio de Covid-19

Te puede interesar:
Ponen en cuarentena hospital de Oaxaca; 115 miembros de su personal médico dieron positivo a Covid-19

La Secretaría de Salud de Oaxaca informó que luego de realizar un tamizaje a 183 profesionales de la salud del Read more

Trabajadores de IMSS en Orizaba exigen insumos y materiales para enfrentar el Covid-19

Orizaba, Ver.-Cerca de 200 trabajadores del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Orizaba, protestan y bloquean la Calle Real Read more