Las cifras de feminicidio en Veracruz dadas a conocer por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) son muestra de que las estrategias para atacar el delito no han sido eficaces y que, por el contrario, existe un desprecio por parte de las autoridades del Gobierno de Veracruz para atender el tema.

Entrevistadas de manera independiente, la académica de la Universidad Veracruzana (UV), Estela Casados González, y la vocera de Equifonía, Aracely González Saavedra, coincidieron en que las políticas públicas implementadas en Veracruz para el combate a este delito son insuficientes y es momento de replantearlas.

Esto luego de que se dio a conocer que de enero a abril de este año en la entidad se han registrado 31 feminicidios; sin embargo, la coordinadora del Observatorio Universitario de Violencias contra las Mujeres de la UV, Estela Casados González, dijo que en ese mismo periodo se han informado en los medios de comunicación de 39 delitos; es decir, ocho más que los que tiene registrados la Federación.

Detalló que de la cifra registrada por el Observatorio, 12 ocurrieron en enero, nueve en febrero, seis en marzo y 12 en abril, por ello dijo que es preocupante la incidencia de delitos.

“Es una situación angustiante por parte de la sociedad civil y por parte de a academia porque hemos observado la trayectoria que ha tenido las violencias contra las mujeres, concretamente el delito de feminicidio y que ha sido manejada por cuatro partidos políticos distintos: PRI, PAN-PRD y Morena“.

La especialista señaló que hay un tratamiento de desprecio hacia la violencia contra las mujeres, que se observa en las acciones institucionales como el iniciar carpetas de investigación no como feminicidios, que es lo que mandata la ley.

“Lo que detecto es un desprecio y una prueba fehaciente de lo que las teóricas que manejan el tema del feminicidio en el sentido de que el Estado es cómplice, creo que al ser omiso, al no darle importancia ni en el discurso ni en los hechos, hay un desprecio brutal por la vida de las mujeres“.

Observó que hay un retroceso en la política pública en esta materia en Veracruz, y ejemplificó la falta de una titular en el Instituto Veracruzano de las Mujeres (IVM), que actualmente tiene como encargada de despacho a Rocío Villafuerte,

“No está funcionando como un Organismo Público Descentralizado, en el sentido de que depende de la Secretaría de Gobierno y la visión de esta no es una de respeto a los derechos humanos de las mujeres y el Ejecutivo cae en esa misma lógica“.

Por ello, dijo que desde hace un año es urgente que se haga el nombramiento de la titular del IVM y que este sea conforme a la ley.

La vocera de Equifonía, Aracely González Saavedra, consideró que estas cifras urgen a las autoridades a reevaluar las políticas que se han implementado en el estado y que no son suficientes para atender la problemática.

“Es un momento adecuado para poder evaluar estas medidas impulsadas y para recordar que la solicitud de la alerta de género fue solo un inicio de lo que se esperaba fuera trascendido por las administraciones estatales, las tres que han estado involucradas en esta alerta“.

Y es que a casi cinco años de que se decretó la alerta por violencia de género en el estado, la activista señaló que no se ha cumplido con las medidas establecidas por la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim), pero tampoco se han establecido estrategias que vaya a más allá de la atención urgente.

Dijo que es urgente que las autoridades apuesten a la prevención del delito pero también al acceso a la justicia y la reparación del daño para las víctimas.

AVC/Perla Sandoval

También te puede interesar:

Veracruz registra 31 feminicidios, es segundo lugar nacional