Un joven salvadoreño llamado Alexander, no tiene internet en su casa pero eso no lo detuvo para tomar sus clases desde casa por la contingencia sanitaria.

El adolescente se sube todos los días a un árbol para que de esta forma, su celular agarre señal y así asistir a sus clases de manera virtual.

El estudiante de Comunicación de la Universidad Autónoma de Santa Ana, no sube solo al árbol sino que siempre está acompañado de un cuaderno, pluma y una sombrilla para aguantar el sol.

“Así es como me toca recibir mis clases en línea. Es el único lugar donde puedo encontrar un poco de señal“, comentó Alexander además de que también recibe el apoyo de sus maestros y compañeros, “Gracias a Dios mis compañeros y catedráticos comprenden mi situación y cuando no puedo conectarme, ellos me informan de todo lo que vieron en clases“, finalizó.

El Demócrata

También te puede interesar:

Veracruz no va a regresar a clases, aún no llega el pico de la pandemia