Tania García López, investigadora de la Universidad Veracruzana (UV), dijo que es necesario que los gobiernos incluyan y consideren el aspecto ambiental dentro de las políticas de recuperación económica y social tras la pandemia del Covid-19, de lo contrario pueden aumentar los riesgos de futuras enfermedades infecciosas. 

La académica dictó la conferencia “La integración de la variable ambiental en las políticas sectoriales” en el Seminario Internacional “Integración de lo ambiental en las políticas de recuperación tras el Covid-19”, organizado por el Cuerpo Académico (CA) “Gestión y Políticas Públicas Ambientales”, adscrito a la Facultad de Ciencias Químicas. 

Cabe destacar que el seminario concluirá el próximo 30 de abril y se lleva a cabo totalmente en línea, las conferencias se imparten por medio de las plataformas Zoom y Jitsi. 

Tania García mencionó que en días pasados la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) emitió un documento para exhortar a sus países miembros a integrar el aspecto ambiental en las políticas de recuperación tras la pandemia del Covid-19. 

“El objetivo fundamental es evitar que los esfuerzos actuales, tanto para contener la pandemia como para la recuperación económica y social, afecten negativamente al ambiente.” 

En dicho exhorto se pone de manifiesto y se subraya que algunos temas relacionados con el ambiente como el cambio climático, la contaminación del agua, la deforestación, el tráfico ilícito de vida silvestre– no son únicamente problemas ambientales, sino que pueden aumentar significativamente los riesgos de futuras pandemias, especialmente las transmitidas por vectores o por la contaminación de aguas, porque esto disminuye la resiliencia, es decir, la capacidad de reacción de las sociedades. 

“La OCDE ha puesto de relieve que las sociedades no han demostrado ser demasiado resilientes, no han demostrado tener una gran capacidad de reacción frente a la contingencia que vivimos en estos momentos; esto podría agravarse en escenarios futuros, si además de enfrentarnos a una crisis sanitaria como la actual nos vemos rodeados de un entorno natural pobre.” 

Por ello, reiteró que es esencial incorporar la variable ambiental en los esfuerzos de recuperación social y económica, de lo contrario pueden generarse problemas graves a largo plazo y, lo que es peor, alejar a los países del camino del desarrollo sostenible. 

“La urgencia que hay de los gobiernos por adoptar políticas que apoyen la economía y las cuestiones sociales no debe redundar en una disminución en los niveles de protección ambiental.” 

Hasta el momento, señaló que la Unión Europea (UE) ha sido la única que ha dado respuesta al exhortó de la OCDE, al dar a conocer la Alianza Económica para una Recuperación Verde, es un pacto en el que participan empresas, organizaciones no gubernamentales (ONG) y gobiernos. 

Al finalizar la conferencia online, se le preguntó si existen recomendaciones puntuales para disminuir o amortiguar el impacto ambiental derivado del aumento en el uso de productos de limpieza y protección personal, y respondió que al momento no la hay, lo cual es preocupante ya que las personas utilizan productos que son altamente eficaces, pero muy agresivos para el ambiente. 

Escenario ambiental en México tras Covid-19 

Tania García dijo que uno de los motivos para coordinar el Seminario Internacional “Integración de lo ambiental en las políticas de recuperación tras el Covid-19” es que el escenario actual no es alentador. 

Lamentó que la mayoría de los recursos se destinan a lo económico y social, sin considerar la cuestión ambiental, lo cual representaría un retroceso enorme para todo lo que se ha avanzado, que no es suficiente. 

Entonces, enfatizó que de no incorporarse el aspecto ambiental en las políticas de recuperación, el escenario no es nada halagüeño, pero no sólo para México sino para todos los países que no están preocupados por lo ambiental. 

“Deben tomar en cuenta la recomendación de la OCDE respecto a que lo ambiental es fundamental para que a largo plazo lo económico y social puedan funcionar. 

Tania García López es doctora en Derecho Ambiental, investigadora en esta casa de estudios y miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) Nivel 2, del Conejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt). 

UV/Paola Cortés

También puede interesarte:

Cristina Mac Swiney, investigadora del Citro, publicó en Journal of Mammalogy