Orizaba, Ver.- Por primera vez en muchos años, la celebración del Domingo de Ramos 2020, será distinta ya que cada católico desde su domicilio podrá armar su ramo y la bendecirlo invocando a Dios en ausencia del ministro consagrado (Sacerdote) rociando agua bendita en el nombre del creador.

El vicario de la Catedral, Javier Yael Cebada Tejeda, señaló que una vez que cada familia arme en su casa su propio ramo, de una palma que tengan en su casa o incluso las ramas de un árbol, mediante la bendición que emita el sacerdote a través de las diferentes plataformas digitales, estás quedarán bendecidas.

«Por supuesto que también con la bendición que se da en las redes y las plataformas también llega la bendición es decir, no se cambia, el modo solamente».

Cabe señalar que debido a la contingencia por el Covid-19, los artesanos y vendedores de palmas originarios de Ixhuatlancillo, La Perla y Soledad Atzompa, no podrán comercializar sus palmas en el atrio de la catedral San Miguel Arcángel, como en las diferentes parroquias.

Por lo que el párroco invito a los vendedores de palmas benditas que no tengan la posibilidad expender su producto en el atrio de las iglesias, lo hagan casa por casa.

«Pensando en quienes llevan un sustento a sus hogares es que, se busca la forma de motivarlos a que puedan vender su mercancía de esta forma. Y el llamado a los fieles es a ejercer la caridad para que si tocan a la puerta, les compren palmas que cada año elaboran de forma artesanal y son personas que provienen de La Perla, Ixhuatlancillo, Soledad Atzompa y otros municipios cercanos».

AVC

También puede interesarte:

Asesinan a 5 personas en Papantla; entre ellos hay 2 niños muertos