Familias de las colonias El Porvenir, Veracruz, Plan de Ayala, 21 de Marzo, Casa Blanca, Las Higueras, Constituyentes, y Carolina Anaya que se quedan hasta seis días sin agua se encuentran molestas y preocupadas porque en medio de la emergencia sanitaria ocasionada por el coronavirus, la Comisión Municipal de Agua y Saneamiento (CMAS) cobra el recibo de manera puntual, sin que resuelva este problema, que semana tras semana se agrava.

También las personas que habitan en las colonias Mesa del Guayabo, Insurgentes, Renacimiento, Víctimas, Manantiales, Loma Bonita y Jaramillo sufren de la falta de agua, que les hace pasar incomodidades pero además les preocupa, no poder asear de manera adecuada sus casas, y que esto sea un factor detonante para adquirir el virus que ha matado por lo menos a un millón de personas en el mundo.

Aunque están acostumbrados a acumular el líquido en tanques, cubetas, tambos y tinacos para poder aguantar los días en que “no cae gota de agua”, las personas aseguraron que en las últimas dos semanas de agosto llegó menos cantidad.

La comerciante de gelatinas y jugos en la colonia El Porvenir, María Reina informó que en esa zona de la ciudad, la mayoría de las familias son de “economía muy baja”, por lo que no pueden cooperar para la compra de una pipa de agua, así que reciclan el agua lo más que pueden.

Argumento que ella y sus tres hijos atendieron la recomendación de quedarse en casa de la secretaría de Salud federal, y no salir a vender gelatinas o jugos a las calles, y por este motivo están más horas en su hogar, y usan más agua.

“Lo malo es que cada vez usamos más agua porque si salimos, regresamos y nos lavamos las manos, porque nos da miedo el coronavirus, y hay que lavar los trastes, y aparte de eso, ordenaron que no debemos salir, entonces estamos más tiempo en casa, pues claro que usamos más agua” indicó María Reina.

Por su parte la empleada jubilada mayor de 60 años, Marina Hernández vive en la colonia Casa Blanca, informó que en todo marzo se agravó el problema de la falta de agua, y llega el líquido a sus llaves cada seis días.

“No nos queda de otra más que esperar a que caiga, y cuando nos bañamos hacemos malabares prácticamente, para que el agua que cae la juntamos para el baño, y con este calor no podemos estar sin bañarnos, y nos urge mucho el baño pues compramos agua de garrafón, pero imagínese son 15 o 20 pesos lo que pagamos por garrafón” expresó Marina.

Argumentó que en diversas ocasiones ha reportado la falta de agua a las oficinas de CMAS, pero pareciera que a las autoridades “no les importa, que nos tenemos que lavar las manos y bañarnos con lo del coronavirus, ahora racionamos todavía más el agua”.

En tanto que la jefa de familia, Eva Martínez de la colonia Plan de Ayala expresó que el agua anteriormente llegaba tres veces por semana, pero desde el año 2019 y lo que va del 2020 tienen menos acceso al líquido.

“Mire, el problema es que nos cobran el recibo de agua en 140 pesos, y voy a la oficina de CMAS y les pregunto: ¿Por qué me cobras 140 pesos, si no nos llega el agua? Y me responden: Usted tenga agua o no, tiene que pagar el recibo, así de groseros contestan” afirmó.

Las familias de estas colonias argumentaron que en estos meses de crisis económica y de contingencia sanitaria por el coronavirus, la CMAS debería suspender los cobros del recibo de agua, porque la gente no tiene dinero para pagar.

AVC

También te puede interesar:

Desabasto de agua en Xalapa, tandeos podrían incrementarse