Primero fue Tamiahua, en el norte de Veracruz, donde las autoridades municipales tomaron la decisión de cerrar sus accesos para proteger a su población de posibles contagios de coronavirus.

Su alcaldesa Citlali Medellín Careaga dio a la prensa una declaración reveladora y convincente: “No tenemos manera para, en un determinado momento de contingencia, atender gente o salvar gente, ni poder hacer absolutamente nada. Si llegase a haber un contagio en este municipio, tendríamos que canalizarlo a Tuxpan y aun así allá tampoco creo que tengan las herramientas suficientes para atender esta pandemia”

Tamiahua, blindada

Otros municipios pequeños, carentes de la mínima infraestructura de salud, le han seguido el ejemplo, atemorizados porque el coronavirus afecte a la población sin siquiera la esperanza de que las autoridades de Salud lleguen oportunamente en su auxilio.

Hasta el momento, han tomado la decisión de cerrar sus accesos los municipios de Tecolutla y Tatahuicapan, mientras que Zongolica ha instaurado filtros sanitarios al transporte público y privado, y ya sabemos que los ayuntamientos de los municipios conurbados de Veracruz, Boca del Río, Medellín de Bravo y Alvarado lograron que la suspensión de clases comenzara una semana antes, mientras que Orizaba recibió la respuesta bravucona del titular de la SEV, Zenyazen Escobar.

Todos esos municipios vieron con preocupación cómo crecieron el año pasado los casos de dengue (clásico y hemorrágico) sin que hubiera una respuesta oportuna de la Secretaría de Salud de Veracruz.

El riesgo del Covid-19 les ha llevado a tomar decisiones drásticas y dolorosas, porque en los casos de municipios turísticos como Tamiahua y Tecolutla, que año con año reciben a miles de turistas durante la Semana Santa, la población resentirá profundamente los daños en sus economías familiares.

Ayuntamientos, ¿legalmente posibilitados para blindar sus territorios?

La Ley Orgánica del Municipio Libre le otorga al municipio, en el artículo 35, fracción XLII, la atribución de “procurar, promover y vigilar el cuidado de los bienes y otorgamiento de los servicios públicos necesarios para la seguridad, bienestar e interés general de los habitantes del Municipio”. Por su parte, el artículo 49, fracción IX, señala como una de las atribuciones de la Comisión de Salud y Asistencia Pública la de “colaborar con las autoridades respectivas para combatir la propagación de las epidemias y plagas”.

Ambas normas pueden interpretarse como la posibilidad de los ayuntamientos para tomar aquellas decisiones que beneficien o protejan a la población en materia de salud o ante una situación de emergencia, pero no son muy precisas.

Le pregunté al experto municipalista veracruzano Rubén Ricaño Escobar si los ayuntamientos pueden cerrar los accesos a sus territorios, y esto me respondió:

“Es muy controvertido, porque la legislación es un poco contradictoria; en algunos ordenamientos dice que sí y en otros que es la Federación.

“Lo cierto es que el gobierno federal está faltando a un deber legal y no ha asumido lo que le ordena la Constitución, y eso ha creado un vacío que algunos ayuntamientos están llenando apegándose a atribuciones legales que tienen.

“La respuesta es sí: ante una situación como la de ahora, sí pueden hacerlo.

“1. La federación debió instalar la Comisión Nacional de Salud que contempla la Constitución para estos casos.

“2. La Secretaría de Salud no ha dictado los ordenamientos claros que le ordena también la Constitución.

“3. Los ayuntamientos están facultados para salvaguardar la integridad de la población.

“4. Es legal que, ante la ausencia y negativa del gobierno federal de actuar conforme a la Constitución, los ayuntamientos se vean obligados a asumir su responsabilidad.” Hasta aquí su respuesta.

Por lo demás, la semana pasada el propio gobernador Cuitláhuac García Jiménez dijo que era decisión de los ayuntamientos cerrar o no sus playas a los visitantes, con lo que tácitamente abrió el camino para que actuaran conforme a sus puntos de vista, independientemente de si tienen atractivos turísticos o no.

Con ello, el gobierno estatal se lavó las manos, una necesaria recomendación sanitaria aunque en lo político signifique que su gobierno no ha querido afrontar los riesgos de tomar medidas drásticas que le resten “popularidad”.

Las benditas redes sociales

¿Qué están proponiendo los alcaldes que han blindado sus municipios?

Citlali Medellín Careaga, la alcaldesa de Tamiahua que sorprendió a todos por haber sido la primera en blindar su municipio, dijo muy claro: “no voy a esperar a que me den indicaciones”, y anunció que su gobierno prepara un plan de contingencia económica para ayudar a la población mediante la compra de insumos y alimentos para cuando inicie el aislamiento total.

La medida ya ha causado molestia en los turistas que han llegado para disfrutar las playas y la famosa gastronomía de Tamiahua, pero ella ha contestado que prefiere causar disgusto. “Entendemos que hay mucha gente todavía necia, que no entiende, no dimensiona y no comprende lo que viene. Pero nuestro deber es informarlos y en mi cargo de primera autoridad y mandataria de este municipio, mi deber y obligación es salvaguardar la vida de las y los tamiahuenses”.

Dijo que en reunión de Cabildo se decidió usar los recursos del Fondo de Aplicaciones Múltiples (FAM) para comprar insumos como frijol, arroz, aceite y todo lo necesario para que la gente tenga despensa en su casa; además, ya se organiza con ganaderos la adquisición de carne, con pescaderías la compra de pescado y camarón y con citricultores para compra de naranjas que van a distribuir.

Así, mientras el presidente Andrés Manuel López Obrador pide a la población que siga saliendo a las calles, vaya a restaurantes con sus familias y se reúna en plazas públicas porque apenas estamos en la Fase 1, ella prefiere no acatar las indicaciones de las fases en que se encuentra el país respecto a la contingencia por coronavirus.

“Yo no voy a esperar a que el gobierno estatal o federal me den respuesta y mucho menos esperar qué indicaciones me van a dar, porque esto supera a todos los niveles de gobierno. Creo que cada Alcalde debe hacer lo propio, porque nosotros tenemos la responsabilidad de nuestro municipio”.

Y ya le hicieron caso. Desde el sábado, el ayuntamiento de Tecolutla informó a través de redes sociales que, por motivos de seguridad y para procurar la salud de todos, no podrán ingresar vehículos y personas foráneas a su territorio. “Se informa a la población y turistas que no podrán ingresar vehículos y personas foráneas a este municipio, como parte de las medidas preventivas, ante el coronavirus (Covid-19)”.

Se convirtió así en el segundo municipio de Veracruz que decide tomar medidas más severas para regular el flujo de gente y evitar la propagación del Covid-19.

Al día siguiente, el domingo, el alcalde Juan Ángel Espejo Maldonado reconoció que, ante el cierre de playas, comercios y cancelación de eventos programados, se avecina una crisis; cientos de familias que dependen de la llegada del turismo verán mermada su economía de manera preocupante, por lo que ya se preparan acciones paliativas por parte del Ayuntamiento.

Pero no será suficiente. Por ello, hizo un llamado al Congreso del Estado para que no los dejen solos y prevean la aprobación de una partida extraordinaria para los municipios turísticos que están siendo afectados por esta crisis de salud.

Las benditas redes sociales 2

¿Actos de autoprotección o actos electorales anticipados?

El mismo domingo, habitantes de Tatahuicapan de Juárez tomaron la decisión de cerrar el acceso al municipio a personas ajenas a él y a turistas y bañistas que los visitan en esta temporada de vacaciones, como medida de prevención ante el Covid-19.

El acceso a este municipio se encuentra bloqueado por costales llenos de tierra y solo se permite el acceso a los lugareños, quienes han salido del pueblo a realizar compras o a sus trabajos.

Según el comunicado de Protección Civil de Tatahuicapan de Juárez, a partir de este lunes 23 de marzo “nuestro municipio entrará en cuarentena, cerrará el acceso al municipio, por lo que no podrán ingresar personas que vengan de afuera u otros lugares esto es con el motivo de prevención ante el Covid-19. Por lo que se les avisa a la población de que no entre en pánico, permanezcan en sus casas y recuerden tomar sus precauciones”.

Acceso cerrado en Tatahuicapan

En Zongolica, por otra parte, el alcalde Juan Carlos Mezhua Campos dio a conocer una serie de acciones y protocolos para quienes ingresen al municipio. Aunque no se ha establecido el cierre de accesos, sí estableció filtros atendidos por personal de la Policía Municipal, Protección Civil y una comisión del Ayuntamiento, para observar que quienes ingresen no presenten síntomas de coronavirus.

En la pluma de seguridad ubicada sobre la carretera Orizaba-Zongolica, a los visitantes y pobladores que ingresan se les ofrece gel antibacterial; se les ofrece una plática a los conductores sobre las medidas de higiene que deben tomar, y se explica la forma correcta del lavado de manos y la identificación de la sintomatología del Covid-19, para detectarlo a tiempo.

Juan Carlos Mezhua llamó a los comerciantes del municipio a no realizar actos de especulación en los precios de los productos de la canasta básica así como los productos de higiene, con la advertencia de que a través de la Dirección de Comercio se realizarán verificaciones para evitar un alza a los precios.

Si esto ocurriese, el Ayuntamiento estaría en la posición de adquirir productos por mayoreo para venderlos a precio justos a los habitantes, además de multar a los comercios que abusen.

Cerca de Tamiahua, en Tuxpan, el alcalde Juan Antonio Aguilar Mancha no ha cerrado los accesos a su municipio, y seguramente las fuerzas federales de seguridad se lo impedirían, entre otras cosas, porque por ahí cruzan importantes vías federales de comunicación y desde el puerto de Tuxpan se abastece de gas y gasolinas a parte del país.

Lo que sí está haciendo es repartiendo despensas en las colonias populares para que la gente no salga de sus casas, y ha llevado esos apoyos a la zona de playas. El domingo dotó de víveres a los habitantes de Barra Galindo y San Antonio, así como a palaperos de la Playa Norte, y está divulgando la medida a la población que puede acudir al Palacio Municipal a recoger el apoyo.

Estas medidas extremas ¿han sido tomadas antes de lo necesario, contravienen leyes que garantizan el libre flujo de la población y, por tanto, son ilegales y punibles? ¿Pueden calificarse como medidas necesarias y valientes para proteger a la población cuando observamos cómo los gobiernos federal y estatal se desentienden de la prevención y atención de la pandemia? Y, en el caso de Tuxpan, ¿no son medidas que puedan calificarse como actos anticipados de campaña con vista a las elecciones de 2021?

Usted tiene la mejor opinión, por supuesto.

Bajan más de la mitad los secuestros en Veracruz

Este lunes, en la mañanera de López Obrador, el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, brindó una buena noticia para Veracruz: ha logrado una disminución de 55.88 por ciento en la incidencia de secuestro.

El funcionario federal no titubeó cuando dijo que el cambio de fiscal les permitió consolidar la coordinación con la Unidad Estatal Antisecuestro, cuyos resultados hoy saltan a la vista.

Con ello hizo una clara referencia a la salida de Jorge Winckler Ortiz de la Fiscalía General del Estado y a la llegada de Verónica Hernández Giadáns, quien por invitación del gobernador Cuitláhuac García Jiménez se integró a los trabajos diarios que realiza el gabinete de seguridad en las Mesas de Coordinación para la Construcción de la Paz.

Alfonso Durazo recordó que antes Veracruz era noticia nacional lamentablemente por el secuestro, así que con gráficas y datos estadísticos en pantalla –para que quedara bien clarito– mostró la tendencia a la baja de esa actividad criminal.

Seguramente veremos una que otra reacción al respecto de actores políticos -yunistas para ser exactos- cuyos intereses fueron trastocados por la actuación de la administración estatal de Morena, que desde un inicio puso la mira en el hoy prófugo de la justicia, Jorge Winckler Ortiz, acusado, entre muchas otras cosas, de dejar 30 mil carpetas de investigación a la deriva.

Frases sin disfraces

“Muchas excusas son siempre menos convincentes que una sola”. Aldous Huxley

Comentarios: belin.alvaro@nullgmail.com

También puede interesarle:

HORA LIBRE | Zepeta y Cazarín no la tienen segura en Morena

 

Te puede interesar:
Rescatan a dos menores obligadas a prostituirse en Zongolica

El alcalde de Zongolica, Juan Carlos Mezhua Campos, confirmó que personal del DIF rescató a dos menores de edad, que Read more

Por causa de la depresión, niño se suicida en Zongolica

Zongolica, Ver.-Luego de que sufría un fuerte cuadro de depresión, presumiblemente por el confinamiento ocasionado por esta pandemia, un jovencito Read more