Boca del Río, Ver.-  La presidenta de la Confederación Nacional de Pediatría de México (Conapeme), María Soledad Millán Lizárraga, atribuyó el repunte del sarampión entre la población del país al movimiento antivacunas que inició su activismo en los Estados Unidos.

La pediatra refirió que el sarampión, que es una enfermedad emergente, repuntó en el país, tratándose principalmente de casos importados.

La entrevistada recordó que las vacunas se aplican desde el inicio de la vida para la prevención de enfermedades.

“Ahorita tenemos varias enfermedades, que llamamos emergentes, que han repuntado en nuestro país, una de ellas es el sarampión, ustedes sabrán que los primeros casos reportados de sarampión fueron en Estados Unidos y que esos han sido importados en nuestro país, aquí lamentablemente es producto de aquellas personas que les llaman antivacunas, es un movimiento antivacunas, que no creen en la vacunación, en la prevención de las enfermedades”, expuso.

María Soledad Millán Lizárraga consideró que pocos mexicanos adoptaron la postura del movimiento antivacunas que surgió en Estados Unidos.

Millán Lizárraga mencionó que la Conapeme promueve la vacunación en contra de enfermedades en los congresos que organiza a lo largo del año.

“Nosotros, como los pediatras, siempre preocupados y ocupados por la prevención y la salud de los niños y los adolescentes, en nuestros congresos, todas las actividades académicas que se llevan a cabo en cada uno de los estados de la república, siempre estamos a favor y capacitando sobre los avances de todas las vacunas”, agregó.

La presidenta de la Conapeme aseguró que los pediatras están al pendiente de que los padres de familia cumplan con las recomendaciones que establece la cartilla nacional de vacunación con la finalidad de que sus hijos se encuentren protegidos en contra de una enfermedad.

Por último, la pediatra comentó que otra de las enfermedades emergentes que repuntó en el país fue el dengue.

AVC/José Juan García

También te puede interesar:

Capacitarán a estudiantes para atender casos de paro cardiaco en la vía pública