Coatzacoalcos, Ver.- A Janeth y Raúl no les importó que sus papás los llamaran locos, tan pronto cumplieron 18 años aprovecharon el programa de bodas colectivas en Coatzacoalcos para unir sus vidas en matrimonio por la vía civil.

Con cinco años de novios, los jóvenes no lo pensaron dos veces y se inscribieron para darle certeza jurídica a su relación sentimental, pues viven juntos, trabajan y estudian.

«Me siento muy feliz y muy contenta la verdad, ya tenía mucho tiempo que queríamos hacer esto y por fin se nos dio.

Ya teníamos mucho tiempo de ser novios y convivir, de repente ese deseo salió y aquí nos ven. Mis papás dicen que estamos locos, pero igual lo aceptan y lo vieron bien», expresó Janeth Noemí Gómez González.

En entrevista, dijo que Raúl fue su primer novio y con él comparte gastos de renta e incluso, de estudios.

«Ahora en estos tiempos se está perdiendo mucho esa visión del compromiso, la gente vive muy rápido, es raro, todo el mundo piensa que estamos muy jóvenes», manifestó.

Por su parte, el novio consideró que los jóvenes deberían aprovechar estas oportunidades para unir sus vidas.

«Es algo que ya esperaba desde hace mucho tiempo, estoy trabajando y estudiando y mi esposa también está estudiando.

Se siente raro ser el más joven, se siente emocionante. Ella es una muchacha muy bonita, muy respetuosa que me motiva día a día, nos conocimos en la secundaria. Nuestros papás ya se lo esperaban», agregó Raúl Martínez Amicil.

Este viernes, como cada 14 de febrero, se llevaron a cabo las bodas colectivas, en las que 250 parejas unieron sus vidas en forma gratuita, ya que el trámite cuesta mil pesos y a domicilio cinco mil. La mayor parte de los contrayentes eran jóvenes y la pareja más longeva tenía 72 años.

AVC

También te puede interesar:

Infidelidad, economía y violencia, las causas del divorcio en Xalapa