A unos días de que el académico de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia (FMVZ) de la Universidad Veracruzana (UV), región Veracruz, Javier Hermida Lagunes, atendió el ojo herido de una hembra tapir en el sur del estado, esta casa de estudios no ha dejado de dar seguimiento al caso y aseguró, en entrevista para Universo, que ésta se recupera favorablemente.

El hecho puntual se dio el pasado sábado primero de febrero, cuando el académico de la FMVZ fue informado de esta situación y acudió al municipio de Uxpanapa, en particular al ejido Los Liberales, donde fue encontrada la hembra de tapir.

El especialista detalló que fueron los pobladores quienes encontraron al animal, notificaron a los responsables de la Casa UV La Chinantla, así como a las autoridades municipales; además, facilitaron su llegada al sitio.

El personal de la Casa UV se comunicó con el médico veterinario Antonio Fernández, quien contactó a Domingo Canales Espinosa, director general del Área de Ciencias Biológico-Agropecuarias, quien a su vez se comunicó con el profesor Hermida Lagunes y le explicó que las autoridades municipales facilitarán los medicamentos y la anestesia.

El 2 de febrero llegó al lugar, acompañado por el comisariado ejidal y autoridades municipales, donde los pobladores tenían resguardada a la tapir, que presentaba una queratitis –inflamación en la córnea– de su ojo derecho.

“Se le dio una revisión general y específica en el ojo derecho y se constató que tenía una queratitis producto de un golpe, posiblemente resultado de una pelea con otro tapir”, explicó; “había dejado de comer por el dolor que esto le ocasionaba, aprovechamos para desparasitar y administrarle un medicamento adecuado para su recuperación”.

El catedrático dijo que la curación de especies como el tapir es delicada y se maneja con anestésicos específicos pues tienden a suspender su sistema respiratorio, lo que puede provocar un paro respiratorio y ocasionar su muerte.

No se pueden utilizar anestésicos de uso común en este tipo de animales porque se corre este riesgo que al utilizar generalmente opioides combinados con otros medicamentos, se incrementa el costo y el cuidado en el manejo del anestésico.

El académico reconoció el apoyo recibido por parte de los lugareños y del municipio que costeó los gastos médicos generados por la atención al tapir.

Esta colaboración permitió brindar una atención oportuna y adecuada, además el animal respondió al tratamiento. “Evolucionó favorablemente en muy poco tiempo y me comentan –porque hemos seguido en comunicación– que la tienen monitoreada, que está consumiendo alimento, está en recuperación y ganando peso”.

Hermida Lagunes expresó que esta situación es común entre los tapires, aunque no particularmente por un golpe, es posible que esta reacción –la queratitis– se genere por una exposición excesiva al sol dado que estos animales son generalmente crepusculares o de hábitos nocturnos.

“La tapir fue tratada y al día siguiente no presentaba dolor y empezó a comer, pero por razones evidentes no era conveniente tenerla en ningún tipo de encierro y fue liberada para que continuara su vida normal”, dijo.

Tapir herida generó acercamiento entre Semarnat y pobladores

Los tapires, como otras especies en peligro, habitan en la región del Uxpanapa, que no es una reserva protegida, pero precisamente a raíz de este evento las autoridades de acudieron al lugar para tener conocimiento del problema.

Autoridades municipales, el académico, los representantes de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y los pobladores dialogaron solicitando el apoyo de la Secretaría para la creación de una Unidad de Manejo Ambiental (UMA) que sea cuidada por los habitantes, quienes ya realizan labores de protección y conservación, particularmente contra los cazadores furtivos.

Señaló que tanto el municipio –desde el presidente municipal y el secretario– como los pobladores de la zona tienen la voluntad de hacer lo necesario para formalizar la creación de la UMA.

Javier Hermida subrayó que una de las principales problemáticas que se presentan en la zona es la presencia de personas extrañas, ajenas a las comunidades, quienes realizan actividades ilegales como la cacería y tráfico de especies protegidas, tal es el caso de los mismos tapires.

“Con la presencia de la Casa UV en La Chinantla es el momento ideal para realizar acciones más específicas encaminadas a la conservación de las especies”, añadió; “es muy importante porque a través de proyectos, tanto de investigación como de divulgación, se pueden realizar muchas acciones en pro de todas las especies”.

Además, recordó que “no es la primera vez que se responde a un llamado de este tipo, realmente hemos atendido muchos casos de emergencia en campo”.

Y seguró que la UV “a través de instancias y proyectos dentro del Área Académica de Ciencias Biológico-Agropecuarias, bajo la dirección de Domingo Canales, hemos trabajado en la conservación de las tres especies de primates en México y eso es una labor que tiene más de 30 años”.

UV

También te puede interesar:

Pangolín, el extraño animal que podría haber transmitido el coronavirus a los humanos

Te puede interesar:
¿Indisciplinar la investigación artística?, nuevo libro del Seminario de Investigación Artística SPIA

El Seminario Permanentemente de Investigación Artística (SPIA), adscrito al Instituto de Artes Plásticas (IAP) de la Universidad Veracruzana (UV), publicó Read more

Investigador en Inteligencia Artificial de la UV participará en seminario en la India

El investigador del Centro de Investigaciones en Inteligencia Artificial (CIIA) de la Universidad Veracruzana (UV), Efrén Mezura Montes, fue invitado a dictar Read more