Vega de Alatorre, Ver.- Este domingo por la noche se suscitó un nuevo ataque policiaco a población civil indefensa. Elementos de la Guardia Civil y la policía municipal dispararon sus armas contra jóvenes que se encontraban en un automovil en la cabecera municipal de Vega de Alatorre, luego de un aparente altercado. Dos de los jóvenes recibieron balazos, pese a lo cual fueron llevados a la comandancia de la policía municipal donde se desangraban sin recibir siquiere los primeros auxilios.

Familiares de uno de ellos, acompañados de otros pobladores, acudieron enfurecidos a exigir que fueran liberados para poder conducirlos a un hospital privado a que los atendieran pues ambos tenían las balas en el cuerpo sin orificio de salida. La Cruz Roja nunca acudió a brindar atención y el alcalde  Román B. Bastida no se apareció por el Palacio Municipal, donde se encontraban los agredidos y donde fueron encerradas las patrullas en que se movilizaron los agresores.

La abogada Gretell Díaz Sánchez, hermana de uno de los heridos de nombre Pablo, menor de edad, logró sacar a ambos heridos, uno de ellos en brazos de particualres pues se había desmayado por la pérdida de sangre. Ambos fueron atendidos por un médico, padre tanto de la abogada como de uno de los jóvenes. Denunció en redes sociales que los policías no llamaron a servicios de emergencia para atender a los heridos, sino que los encerraron bajo llave en la comandancia, violando sus derechos humanos.

Señala en su denuncia que el dueño del automóvil, Mariano Cuevas, pidió a gritos que se atendiera a los heridos, pero las autoridades policiacas hicieron caso omiso, por lo que nunca llegó una ambulancia. Ello permitió que durante 40 minutos estuvieran sin atención médica, desangrándose, lo que puede tener consecuencias en el transcurso de la noche de domingo a lunes.

Según una versión de los hechos, a las 20:30 horas llegó a Vega de Alatorre, un grupo jóvenes en un automóvil Jetta color gris procedente de Colipa donde habían estado ingiriendo bebidas alcohólicas. Por el puente, elementos de la Policía Municipal y de Fuerza Civil les hicieron alto, a lo que no hicieron caso por lo que empezó la persecución. Los elementos policiacos empezaron a disparar e hirieron a Héctor Adrián, quien presentó heridas por perdigones, y Pablo Díaz, quien presentó tres heridas por arma de fuego en la espalda; ambos fueron trasladados de urgencia por sus familiares a un hospital de Cardel. Hasta el momento, las autoridades policiacas no han salido con versiones en el sentido de que los elementos policiacos repelieron una agresión; los jóvenes solamente no quisieron hacer alto en el retén.

Aquí la versión en redes sociales de la hermana de uno de los heridos:

¡VEGA DE ALATORRE, LOS HECHOS HABLAN Y HABLAN MUCHÍSIMO! LA FUERZA CIVIL DISPARO, SIN MOTIVO ALGUNO, A JÓVENES QUE…

Posted by Gretell Díaz on Sunday, January 26, 2020

También te puede interesar:

Una niña y su abuelo, asesinados en violenta operación policiaca en Atzalan