El gobernador Cuitláhuac García Jiménez negó que sus colaboradores incumplan con los lineamientos establecidos de austeridad republicana, a pesar de que durante 2019 algunas secretarías fueron señaladas por comprar automóviles de lujo.

En entrevista, el mandatario minimizó el hecho de que nueve secretarías compraron 146 vehículos con valores individuales de hasta 668 mil pesos, a pesar de que los lineamientos establecen que estos vehículos oficiales deben ser económicos y que generen menos daños ambientales, además de que su uso debe privilegiarse para seguridad pública, salud y protección civil.

El gobernador aseguró que todos los automóviles comprados son autorizados por él y que en todo caso se adquirieron para la operación de las secretarías y no para “uso personal”.

“Eso es falso, es falso porque yo soy el que autorizo ese tipo de compras y se compraron camionetas para traslado y operación, no para uso particular”.

Es el caso de la Oficina de Programa de Gobierno, que adquirió una camioneta premiamos con un valor de 646 mil pesos; incluso la Secretaría de Desarrollo Económcio adquirió tres unidades con precios que van desde los 413 mil hasta los 646 mil pesos.

Lo mismo hizo la Secretaría de Gobierno, a cargo de Eric Cisneros Burgos, que compró siete unidades con valores superiores al medio millón de pesos, a pesar de que no se trata de una secretaría a cargo de programas sociales.

Una de las dependencias que más unidades adquirió es la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas (SIOP) que compró 25 unidades y la de Desarrollo Social (Sedesol) que compró 30 unidades.

AVC/Perla Sandoval

También te puede interesar:

Juicio contra diputado muestra que nadie está por encima de la ley: Cisneros