El primer mes del año no viene especialmente cargado de eventos astronómicos, pero cuenta con unas pocas citas que deberían figurar en la agenda de cualquier amante de la astronomía. Al fin y al cabo, con los cielos, como con casi todo en esta vida, importa más la calidad que la cantidad. Y no cabe duda de que la calidad de lo que está por venir merece unos cuantos paseos nocturnos.

Lluvia de estrellas de las cuadrántidas

El año empieza con una lluvia de estrellas que rasgará el cielo desde año nuevo hasta la noche de reyes, aunque su punto máximo será la noche del 3 al 4 de enero, cuando se espera que se alcancen más de 40 meteoros por hora.

Se cree que procede de los restos del cometa ya extinto 2003 EH1 y su nombre procede de la constelación Quadrans Muralis, pues parecía que las estrellas surgían precisamente de allí. Sin embargo, después de que este grupo estelar desapareciera de la clasificación actual, la constelación más cercana a su radiante es la del Boyero, por lo que se recomienda mirar hacia ella.

Como con otras lluvias similares, para verla basta con tumbarse en el suelo en un lugar alejado de la contaminación lumínica de las ciudades, que además en España seguirán iluminadas con las luces de Navidad. Afortunadamente, la Luna se encontrará empezando la fase creciente, por lo que los cielos serán suficientemente oscuros para dejarnos ver el espectáculo con mayor claridad.

Eclipse penumbral de Luna

Este 2020 tendrán lugar 4 eclipses penumbrales. El primero no se hará mucho de rogar, pues podremos verlo el 10 enero.

El eclipse durará un total de cuatro horas

Como el resto de eclipses lunares, se dará porque la Tierra se situará entre el Sol y la Luna, dando lugar a una sombra que oscurecerá la parte visible del satélite.

En esta ocasión será penumbral, puesto que la Luna entrará en el cono de penumbra o, lo que es lo mismo, en la región de sombra más débil, situada justo entre la luz y la oscuridad. De cualquier modo, será un espectáculo digno de admirar, que podrá verse en la mayor parte de Europa, África, Asia, el Océano Índico y Australia Occidental, como muestra este mapa de la NASA. En el caso de España, en las islas Canarias y una pequeña región del suroeste solo se distinguirá cuando el satélite salga, mientras que en el resto del país se verá durante las 4 horas que durará, desde las 18:08 hasta las 22:12, con un máximo a las 20:10.

Luna nueva

Este mes podremos ver la Luna nueva el 24 de enero. Esto garantiza unos cielos oscuros que garantizan una magnífica observación del cielo, ideal para profesionales y aficionados de la astronomía.

Hipertextual/Azucena Martín

También te puede interesar:

La ciencia detrás del año bisiesto