La política del campo implementada por las secretarías de Agricultura y Desarrollo Rural (Sagar) y De Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sedarpa), sólo sirve para “mantener una base electorera” que impide el crecimiento de la productividad, porque quitaron a los técnicos quienes daban asesoría y acercaban las nuevas tecnologías a los campesinos, señaló el coordinador del Congreso Agrario Permanente (CAP), Israel Castillo Cano.

Comentó que está política del presidente Andrés Manuel López Obrador, lo que hicieron fue “deshacer la base organizativa” del sector agropecuario” y se generó un distanciamiento entre las tecnologías y los campesinos.

Este gobierno, lo que hizo fue asignar los apoyos para el campo de manera directa a los campesinos, “y sí eso está bien, porque dijeron que no querían a las organizaciones campesinas, lo malo es que no le dieron asesoría técnica y no hubo mayor productividad”, afirmó el líder campesino.

Destacó que sin asesoría técnica para los campesinos no habrá crecimiento en la producción.

“El gobierno dice: Todos esos programas desaparecen y se van a apoyos directos. Pero si no hay una asesoría, no hay como orientar a los productores que se asocien para que tengan mayor productividad, entonces cómo van a aumentar la productividad. Se está manteniendo a una base electorera, y nada más” afirmó.

Castillo Cano lamentó que la Sagar y Sedarpa señalaron a los técnicos en el campo, de sólo quedarse con una parte del dinero de los proyectos productivos que entregaban a los campesinos.

“Les dicen a los asesores técnicos: Ustedes buscaban un moche. Se les responde: No, eso es mentira. Nosotros buscábamos dar la asesoría y la capacitación”, finalizó el líder del CAP.

AVC/Verónica Huerta

También te puede interesar:

El presupuesto 2020 o se ejerce correctamente o habrá consecuencias: Auditora