Estados de la República Mexicana deben hacer modificaciones a sus políticas migratorias porque va en aumento el regreso de los paisanos deportados por el gobierno de Estados Unidos, y necesitan ser incluidos en proyectos laborales, e integrar a sus hijos e hijas en las instituciones educativas, señaló la investigadora de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) Adriana Sletza Ortega Ramírez.

Explicó que los investigadores y autoridades migratorias han registrado un aumento de ciudadanos deportados, “empezó a ser más importante en los últimos meses, por lo que se tiene que hacer un protocolo en específico para migrantes de retorno”

Agregó que lo importante es que el migrante cuente con una opción laboral a través del Fondo de Apoyo a Migrantes y reconocer sus capacidades técnicas a través de un certificado para que puedan reintegrarse al mercado laboral en restaurantes, hoteles.

“Porque muchos de los migrantes trabajaron en restaurantes y hablan español e inglés, pueden atender en esos establecimientos donde llegan estadounidenses a consumir, y a los paisanos no se les reconoce que ya hablan inglés” explicó.

Consideró que debe haber una “mayor sensibilidad” por parte de las autoridades para recibir a los paisanos que son deportados, porque después de haber viajado a otro país en busca del “Sueño Americano”, regresan posiblemente con una situación económica más baja y sin empleo.

“Hay una disminución general del flujo que van hacia Estados Unidos, por la política de Trump, y hemos tenido una mayor deportación, un mayor retorno de migrantes, eso también empezó a hacer más importantes, y debe generarse un protocolo de políticas de retorno” finalizó la investigadora.

AVC/ Verónica Huerta

También te puede interesar:

Quinta brigada nacional de búsqueda se realizará en el norte de Veracruz