La titular del Órgano de Fiscalización Superior (Orfis), Delia González Cobos, se deslindó del uso electoral que se le pueda dar al resultado de la auditoría que se práctica al título de concesión y al programa de inversión del Grupo Metropolitano de Agua y Saneamiento de Veracruz-Medellín.

La revisión será al margen de la filiación política de los gobiernos municipales en las dos demarcaciones, uno de ellos administrado por Fernando Yunes Márquez, hijo del exgobernador Miguel Ángel Yunes Linares, planteó.

La titular del Orfis recordó que el trabajo de dicho ente es meramente técnico, sin tintes partidistas, “el trabajo político lo hacen los diputados, nosotros daremos los resultados y ellos considerarán el manejo que les puedan dar”.

AVC/Isabel Ortega

También te puede interesar:

Auditoría confirma que Fiscalías manipulan datos sobre delitos