Este 19 de noviembre de 2019 se cumplen 35 desde que una explosión sacudió al norte de la Ciudad de México, específicamente en el área de San Juan Ixhuatepec, mejor conocido como San Juanico, sitio ubicado en el municipio mexiquense de Tlalnepantla.

Fue una mañana de un 19 de noviembre de 1984 que varios contenedores de gas L.P hicieron explosión, lo que derivó en una tragedia mayúscula, todo esto en las instalaciones de Pemex de la zona.

¿Qué pasó?

Alrededor de las 5:30 de la mañana se rompió una tubería, lo que originó una fuga de gas. Diez minutos después se originó un incendio, pues el gas fue alcanzado por una chispa.

Cerca de las 5:45 am se tuvo registro de la primera explosión de contenedores popularmente conocidos como “salchichas”, la segundo explosión fue dos minutos después, y ambas se caracterizaron por su violenta expansión.

De manera inmediata las casas de los alrededores, que eran muchas, la mayoría construcciones sencillas. Se sabe que, al menos, alrededor de 6 manzanas a la redonda quedaron destruidas.

Las primeras rondas de auxilio, patrullas, bomberos y ambulancias comienzan a llegar a la zona. Apenas pasadas las 6 de la mañana se podía ver a algunos vecinos huir de la zona.

La ayuda llegaba, sin embargo, el peligro seguía latente, debido al calor, las salchichas continuaban explotando y salían disparadas.

“San Juanico estaba en llamas” …

Una nueva explosión

Con todos los servicios de emergencia laborando, una nueva explosión sacudió a San Juanico, fue letal.

La Basílica de Guadalupe y el Instituto Politécnico Nacional (Zacatenco), acondicionaron albergues temporales.

Fue hasta cerca de las 23:00 horas que el fuego fue controlado, pero no sofocado.

El gas que se almacenaba en las instalaciones de Pemex

en San Juanico, provenía de las refinerías de Poza Rica, Minatitlán, Coatzacoalcos y Azcapotzalco, se almacenaba en dos esferas, cada una con capacidad de 15 mil barriles de gas butano, y en 22 tanques salchicha, de acuerdo con lo escrito por Carlos Monsiváis.

Los muertos se cuentan por cientos, algunos medios manifiestan cerca de 500, otros más de 600.

“Parecía una bomba atómica”, cuentan algunos de los testigos, que a lo lejos veían como se estremecía la tierra.

El Heraldo de México

También te puede interesar:

Alpinista muere en el Pico de Orizaba