El dirigente estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Américo Zúñiga Martínez, anunció que expulsarán “a los traidores” que afectaron al partido durante las elecciones del 1 de julio.

En conferencia de prensa, advirtió que habrá sanciones contra dirigencias que apostaron por hacer desaparecer al partido y apoyaron a otros candidatos; en clara referencia a la asociación antes priista “Vía Veracruzana”.

“Quienes traicionaron a nuestro partido hasta públicamente para sumarse a otras fuerzas políticas habrán de ser sancionados y expulsados de nuestras filas. Aquellas dirigencias que nos traicionaron y aquellos militantes que con su acción u omisión quisieron ver al partido derrotado, la verdad es que no lo lograron”.

Al reconocer que está en riesgo su permanencia al frente del PRI, por el resultado de las elecciones que lo dejó con únicamente tres diputados locales por la vía plurinominal, señaló que no dejarán “que sean los carroñeros los que decidan el futuro del partido”.

Zúñiga Martínez dijo que la elección del 1 de julio ha sido una gran lección para todas las fuerzas políticas, pero dijo que el PRI no está en riesgo, ni su registro está por perderse o su permanencia en el escenario político de la nación.

“El PRI tiene una gran tarea por delante, hace falta hacer un análisis minucioso para ver lo qué pasó y tener los resultados que hoy tenemos, pero es una análisis que no se debe hacer solamente en Veracruz”.

Y es que dijo que el partido está pasando por una de sus más grandes crisis desde su creación, y que la misión es retomar las causas del partido, que or ahora lo mantienen en ser la tercera fuerza política del estado y la nación.

“Se mantendrá de pie, de frente y con orgullo. Aquellos que pensaban que el PRI iba a desaparecer se equivocan, no desaparece, sigue en pie de lucha y vamos a asumir con humildad los resultados del 1 de julio”.

Por ello, el líder priista convocó a los priistas a realizar mesas de reflexión y análisis para entender lo que se sucedió.

“Pongo a consideración mi responsabilidad frente al Comité Directivo Estatal ante los verdaderos priistas, ante la militancia que no se rinde y cree en los postulados de nuestro partido. Quien piense que con algunos cambios en la dirigencia se puede retomar el rumbo, es un síntoma de que no entendieron el mensaje claro de los mexicanos”.

Perla Sandoval/Avc