No iba pasar mucho tiempo para que la complicidad del alcalde panista de Martínez de la Torre, José de la Torre Sánchez, con la delincuencia, le pasara factura tanto a él como el gobierno estatal panista.

La madrugada de este viernes cayeron, tras un enfrentamiento con la policía estatal, jefes operativos, un abogado y policías, todos ellos contratados por el actual alcalde para nutrir y controlar la policía municipal.

Hace días que, por medio de WhatsApp, se había lanzado una cadena para denunciar al comandante de la corporación como jefe de una banda delictiva, lo que no tuvo la fuerza como para que el alcalde pusiera sus barbas a remojar. Alfredo Martín Salazar Juárez, el Comandante Alaska, sigue libre.

Este viernes 22, sin embargo, gracias a la presencia de la policía estatal, enviada a la región tras la sucesión de ominosos casos de feminicidio en Tlapacoyan,  se logró detectar, perseguir, acorralar y, finalmente, detener a los elementos policiacos locales, quienes se replegaron en la comandancia municipal, sobre el libramiento de la ciudad. Tres fueron detenidos y uno de ellos falleció en la refriega.

Tras ese hecho, estalló una verdadera olla express en la región. Varias víctimas de esta banda criminal han identificado a muchos elementos policiacos como los encargados de cobro de piso, robo, levantones y demás fechorías, todos ellos incorporados por el alcalde panista Pepe de la Torre, bajo el mando del comandante Alfredo Martín Salazar Juárez, y secundados por el segundo comandante Hugo Santos A., el jefe de turno Gabriel H. H., y el asesor jurídico, Carlos Manuel Montalbán López, quienes están recluidos en los separos de la policía municipal. Un cuarto elemento falleció.

Como para que el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares tome en cuenta por qué su supuesta lucha contra la delincuencia no está funcionando, baste observar qué están haciendo los alcaldes panistas del primer círculo de confianza, como Pepe de la Torre, pero también cómo le están haciendo los representantes de su gobierno en la región.

El asesor jurídico de la policía municipal, también detenido luego de participar con los otros cuatro en varios asaltos a tiendas de conveniencia en congregaciones del municipio, es nada menos que sobrino de Francisco Lozano Jiménez, alias El Bolillo, responsable de Política Regional de la Secretaría de Gobierno, la dependencia a cargo del perredista Rogelio Franco Castán.

Robaron, huyeron y… los atraparon

Como si fueran a trabajar, pero en sentido contrario (en lugar de vigilar fueron a robar), los cinco elementos de la policía de Pepe de la Torre fueron intervenidos por la policía estatal mientras transitaban por el libramiento de la ciudad a bordo de un automóvil Volkswagen Jetta, color rojo, luego de realizar diversos robos.

Los policías ladrones agredieron a sus compañeros de la SSP para evitar el peso de la ley, y fueron perseguidos hasta que los inmovilizaron. Antes habían ido a la tienda de conveniencia Súper CEO, ubicada en la carretera estatal Martínez de la Torre-Misantla, en la comunidad Pueblo Viejo, donde con pistola en mano entraron y cometieron un violento atraco. Al terminar, huyeron rumbo a la localidad El Cañizo, donde perpetraron otro robo en una tienda de conveniencia y de ahí se fueron a la gasolinera de la colonia Plaza Verde, donde se encontraron con una patrulla que ya los andaba buscando.

Cuando los uniformados de la patrulla les marcaron el alto, los policías asaltantes abrieron fuego, por lo que se armó una persecución y balacera que terminó frente a la comandancia de la policía preventiva municipal, donde uno de los ladrones –aparentemente policía estatal– murió y tres más quedaron detenidos.

La comandancia fue sitiada por elementos policiacos de la Secretaría de Seguridad Pública, así como del Ejército Mexicano, quienes dieron aviso de lo sucedido al personal de la Fiscalía General del Estado, que arribó para realizar las diligencias de ley y ordenar el traslado del cuerpo a las instalaciones del Servicio de Medicina Forense SEMEFO para que le fuera practicada la necropsia de ley.

Este hecho ha puesto en la mira ciudadana la posible complicidad del alcalde panista con los elementos policiacos impuestos desde su llegada por cuarta ocasión a ese puesto, donde cumplirá una andadura de 10 años al frente de un ayuntamiento que le ha permitido crecer económicamente, pues a cada gestión ha logrado montar nuevos supermercados, los que son vigilados por cierto por policías municipales que debieran estar cuidando a la población.

Varios jefes y elementos policiacos de Martínez de la Torre han sido detenidos por la comisión de diversos delitos. Recientemente, Felipe y/o Jesús Felipe “N”, vecino de la localidad Arroyo Blanco, quedó recluido en el Cereso por el delito de pederastia, al abusar de una menor de edad. Este elemento policiaco ya había sido dado de baja por Pepe de la Torre en su anterior administración luego de amenazar de muerte al periodista Gilberto Viveros; en esa ocasión, por cierto, el comandante en funciones terminó en la cárcel, al ser sorprendido en flagrancia con un semoviente robado.

El nulo cuidado del alcalde a la hora de incorporar a los elementos policiacos sin asegurarse de su rectitud, se vio favorecido por la incorporación de unos 75 elementos faltantes en la nómina policiaca, incorporando a elementos que habían sido dados de baja por no pasar el examen de confiabilidad. Al final, estos elementos fueron nuevamente despedidos tan pronto el gobierno federal entregó al ayuntamiento recursos de Subsemun.

Y luego Yunes Linares se pregunta por qué no baja la incidencia delictiva y, en cambio, crece la desconfianza de la población en sus instancias policiacas.

Dos candidatos presidenciales en Veracruz, este sábado

Mientras el candidato a gobernador de Morena, Cuitláhuac García Jiménez, cerrará su campaña este sábado desde las nueve de la mañana (verán el partido Corea-México) en el Estadio Luis Pirata de la Fuente, en el Puerto de Veracruz, en presencia de su candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, en otra parte de la geografía veracruzana hará su segunda visita de la semana a la entidad el candidato presidencial de la alianza PRI-PVEM, José Antonio Meade.

Pepe Meade estará en campaña junto con el ascendente candidato a gobernador Pepe Yunes, quien tendrá oportunidad el 1 de julio de medir fuerzas directamente con quien se mantiene como puntero, Cuitláhuac García, dejando en tercer lugar al candidato oficialista Miguel Ángel Yunes Márquez.

Luego de estar esta misma semana en Zongolica y municipios de la zona centro, Pepe Meade viene a Veracruz, un estado que juega un papel estratégico en la elección del nuevo presidente, para reunirse con la clase obrera del sur de la entidad.

En efecto, el candidato de la coalición “Todos por México” estará en un evento en masivo con la Confederación de Trabajadores de México (CTM), en el puerto de Coatzacoalcos, a las 14:00 horas y, más tarde, a las 17:00 horas, sostendrá un encuentro con trabajadores petroleros en el municipio de Minatitlán.

Según los voceros de la campaña presidencial priista, en Veracruz Pepe Meade ha tenido un gran repunte, lo que también obedece al gran trabajo que ha realizado el candidato al Gobierno del Estado, José Yunes Zorrilla.

Buena recepción a Pepe Yunes  

Y en efecto, Pepe Yunes ha tenido una campaña que ha crecido con el paso de los días. Los veracruzanos lo reciben como una opción diferente a la que ofrecen Miguel Ángel Yunes Márquez, con su proyecto de continuidad de la política errática de su padre en todos los renglones de gobierno, principalmente en materias como seguridad pública y desarrollo económico, y Cuitláhuac García Jiménez, quien no ha presentado una sólida plataforma de gobierno y, como su padre putativo, todo lo ha dejado bajo el peso de la frase del combate a la corrupción como la panacea para resolver todos los problemas de la entidad.

Esta semana, en Alvarado, Pepe de la Torre pudo apreciar el cariño y simpatía de los pescadores de la región, quienes fueron beneficiados con gestiones hechas por él cuando era senador, y quienes lo acompañaron en un cálido recorrido por el río Papaloapan. Ahí, Pepe Yunes destacó que los pescadores de Veracruz “son mis amigos, con los que hemos trabajado a lo largo de muchos años en el tema pesquero. Desde el Senado, generamos diversas acciones para apoyarlos en temporada de veda. Me dijeron que habían ganado en el Senado de la República un espacio para que todo el aparato de gobierno se sintiera en esas épocas. El problema se debe resolver analizándolo con mucha seriedad, pero mientras, desde el Senado, por cuatro años trajimos empleo temporal”.

“Solamente logramos cada año 40 millones de pesos de empleo temporal y lo de las concesiones. Ustedes votaron por un Senador y ese voto sirvió para algo. Ése es el poder que ustedes tienen a la mano el 1 de julio. Que se dimensione lo que está de por medio y lo que podemos hacer cuando votamos por alguien que va a trabajar por ustedes”, añadió.

Pepe afirmó que se necesita que el Gobierno del Estado se ponga a trabajar junto con los pescadores y resuelva sus temas, como la veda, la renovación de su equipo, revisar las concesiones o asegurar al pescador. Y añadió: “La gran súplica es que juntos podamos ocupar los recursos, los programas y las facultades que tiene el Gobierno del Estado para trabajar en ése y otros sectores, y superar problemas de desempleo y seguridad. Los temas que tienen que ver con ustedes sólo se pueden resolver desde el Gobierno del Estado. Llevemos al gobierno a gente que les pueda dar respuesta por su trabajo”.

Por cierto, a diferencia de sus dos principales contendientes, quienes andan compitiendo en el juego de los acarreados, armando sus cierres de campaña en el Estadio Luis Pirata Fuentes y en la Macroplaza del Puerto de Veracruz, Pepe Yunes, ha preferido cierres de campaña regionales. Este sábado cerrará, con Pepe Meade, en la zona sur, en Coatzacoalcos; luego vendrán los cierres regionales de Poza Rica, Xalapa y Veracruz.

 

Comentarios: belin.alvaro@nullgmail.com | www.alvarobelin.com | Twitter:  AlvaroBelinA | Facebook | Google+ | Linkedin | Instagram