Córdoba, Ver. – El presidente de la Red Evangélica del Estado de Veracruz, Guillermo Trujillo, consideró una estrategia política del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares el proceso de detención del exfiscal Luis Ángel Bravo Contreras.

“Según el gobierno quiere hacer justicia a las madres de desaparecidos, pero más bien, parece una estrategia política en pleno proceso electoral”, dijo.

En otros tiempos, señaló, este anuncio hubiera sido bien visto por los veracruzanos, pero hoy no, más bien se presta a una estrategia política de campaña.

Recordó que en al inicio de la presente administración se pensó que “hubo una negociación” entre Yunes Linares y Bravo Contreras porque fueron detenidos otros exfuncionarios duartistas, menos el exfiscal.

Es cierto, dijo, que con el nuevo sistema penal acusatorio el proceso se tiene que llevar al pie de la letra y conforme a derecho, pero tal parece que dejaron pasar mucho tiempo para hacer justicia.

Trujillo Álvarez puntualizó que con el dolor de las madres no debe prestarse a juegos políticos, eso es inaceptable.

Miguel Ángel Contreras Mauss/Avc