Jon Hendricks fue uno de los creadores y más celebrados representantes del estilo vocalese, fue referente insoslayable de un gran número de cantantes, Al Jarreau, George Benson, Bobby McFerrin y el cuarteto The Manhattan Transfer son algunos de los herederos más granados de las virtudes del vocalista y compositor que vivió su primer noviembre en 1921 (nació el 16 de septiembre) y fue brincando de noviembre en noviembre hasta llegar a los 96, cumplida esa cifra, ya por decisión, ya por inexorabilidad, se fue con su música o otra parte. Murió el pasado miércoles 22, ningún otro noviembre conocerá su voz. Como es habitual, en esta columna lo despedimos con una décima póstuma.

En noventa y seis otoños
que pasaste siembre y siembre
en las noches de noviembre,
siempre tuviste retoños
que brotaron como moños
para decorar al jazz.
En la tierra ya no estás,
mas tu luz sigue encendida
más allá de tu partida.
Jon Hendricks, descansa en paz.



CONTACTO EN FACEBOOK        CONTACTO EN G+        CONTACTO EN TWITTER