El 25 de abril de 1960, siete jóvenes jazzistas se reunieron en Bell Sound Studios de Nueva York para grabar cinco temas. De esa sesión salió un disco que hoy es referente del movimiento hard bop, The Young Lions. La banda estaba formada por Lee Morgan en la trompeta, Wayne Shorter en el sax tenor, Frank Strozier en el sax alto, Bobby Timmons en el piano, Bob Cranshaw en el bajo y en la batería, Louis Hayes en dos temas y Albert «Tootie» Heath en tres.

En esas fechas estaba naciendo en Nueva Orleans una generación de niños que al cabo del tiempo se convertirían en músicos y formarían, veinte años más tarde, un movimiento de retorno a las raíces del jazz, esos jazzistas fueron designados Los Jóvenes Leones, en memoria del legendario disco. Wynton y Brandford Marsalis, Terence Blanchard, Jesse Davis y Donald Harrison son solo algunos representantes de esa camada que tomó la estafeta de la renovación generacional del jazz.

Los dos bateristas de la primera generación de Jóvenes Leones han sido invitados al Festival Internacional JazzUV, Louis Hayes se presentó en la cuarta edición (2011) y Tootie Heath estaba programado para abrir, hace dos años, la séptima edición, no pudo presentarse por problemas de salud y Antonio Sánchez ocupó su lugar. De la segunda generación, esta semana podremos ver a Donald Harrison, saxofonista nacido en Nueva Orleans el 23 de junio de 1960, dos meses después de la grabación del disco de Lee Morgan y compañía.

Harrison fue alumno del papá Marsalis (Ellis) y posteriormente estudió en Berklee College of Music. Se fogueó con figuras del tamaño de Roy Haynes, Jack McDuff, los Jazz Messengers de Art Blakey, Terence Blanchard, Don Pullen, los Headhunters y varios más. A partir de una presentación que hizo en España en 1991, Federico González escribió: «Harrison (…), como proviene de la vieja Nueva Orleans, ha conseguido alcanzar rápidamente la madurez (…) Por sus discos junto a Terence Blanchard se sabe que es capaz de teñir el bebop con sesudos matices cultos, pero esa es solo una de sus habilidades porque también domina la vena extrovertida, directa y cálida, que aprovecha para saludar sin prejuicios piezas tan frecuentadas como Caravan o Summertime; clásicos peligrosos que se convierten en trampas mortales para músicos sin talento».

Tendrá varias intervenciones dentro del 8° Festival Internacional JazzUV:

  • El miércoles 25 participará en el conversatorio Las raíces compartidas de Nueva Orleans, Veracruz y la Habana, al lado de Ramón Gutiérrez, Guillermo Cuevas y Ned Sublette. Rafael Alcalá será el moderador de esta jornada que se efectuará en la Casa del Lago a las 16:00 horas.
  • El jueves 26 musicalizará, junto con su quinteto (Zaccai Curtis en el piano, Detroit Brooks en la guitarra, Jasen Weaver en el bajo y Darryl Staves en la batería), la puesta en escena que hará la ORTEUV de la obra The American Slave Coast, de Constance y Ned Sublette. Esto será en la Sala Emilio Carballido del Teatro del Estado a las 20:00 horas.
  • El viernes 27, el quinteto se integrará a la Orquesta Sinfónica de Xalapa para presentar un concierto conjunto en la Sala Tlaqná, a las 20:30 horas.
  • El sábado 28 dará una clase maestra en la Casa del Lago a las 12:00 horas.
  • Y el domingo 29 cerrará el Festival con su presentación estelar que se realizará en la Sala Emilio Carballido del Teatro del Estado, a las 20:00 horas.

Tener a un músico de esta altura en todas esas facetas es un privilegio, ojalá nadie se lo pierda.


VER TAMBIÉN: Édgar Dorantes y Marta Gómez en el 8° Festival Internacional JazzUV

 

CONTACTO EN FACEBOOK        CONTACTO EN G+        CONTACTO EN TWITTER

 

Te puede interesar:
Me sobran raíces | Jatziri Gallegos / III

Con su experiencia en Xalapa y algunas reflexiones finales, Jatziri Gallegos cierra la conversación. Yo soy, yo soy la causa Read more

La noche que Donald Harrison embrujó al Teatro del Estado

Nadie sabía con certeza lo que iba a suceder, cuando se abrieron las puertas, fuimos entrando a borbotones, cada quien Read more