El próximo año, el gobierno federal licitará la obra del gasoducto submarino que permitirá la importación de combustibles desde los Estados Unidos, de Texas particularmente.

Es una obra que ya ha sido anunciada y que tendrá una extensión de 800 kilómetros, con 42 pulgadas de diámetro, desde el punto conocido como Nueces, cercano a Brownswille, Texas, hasta el puerto de Tuxpan. La inversión supera los 3 mil 100 millones de dólares, de acuerdo con la Comisión Federal de Electricidad.

Los trabajos, una vez licitados, iniciarán en 2016 y se proyecta la conclusión para 2018.

De acuerdo con la información que maneja la propia CFE, el gasoducto Sur de Texas-Tuxpan transportará gas natural por una ruta submarina en el Golfo de México, lo que permitirá satisfacer la demanda de gas natural en las centrales de generación de la CFE, ubicadas en Tamaulipas y Veracruz, así como en oriente, centro y occidente del país.

Es un proyecto estratégico, cuya línea se conectará con el gasoducto Tuxpan-Tula, en proceso de licitación.

La obra no pasará por territorio tamaulipeco, pero sí por el veracruzano. Incluye, además de la ingeniería, los derechos inmobiliarios, permisos y autorizaciones gubernamentales, financiamiento, construcción, operación y mantenimiento del ducto, que tendrá una capacidad de dos mil 600 millones de pies cúbicos diarios.

Se trata de uno de los 24 proyectos de infraestructura eléctrica y gas natural que anunció este año la CFE, por un monto estimado de nueve mil 836 millones de dólares.

El gasoducto submarino Texas-Tuxpan no será la primera gran obra del gobierno federal que beneficie en los años recientes al norte veracruzano.

La autopista México-Tuxpan representó la posibilidad de acercar a esa región, por años abandonada, al Distrito Federal y a los estados de Tlaxcala, Puebla, Hidalgo y Querétaro. Esa vía de comunicación consta de 281 kilómetros y hace más corta la distancia y el tiempo de traslado de Tuxpan al Distrito Federal. Antes, por carretera, la distancia entre esos puntos se recorría en 6 horas; con la nueva autopista, el tiempo de traslado se reduce a menos de la mitad: dos horas con 45 minutos.

Es una obra cuya construcción tardó más de 20 años; el pasado 17 de septiembre fue inaugurado el último tramo pendiente, de Ávila Camacho a Nuevo Necaxa; representó una inversión de casi 9 mil millones de pesos.

A todo ello se suma la cuantiosa inversión que se destina para la ampliación del puerto de Tuxpan, que es el más cercano al Distrito Federal: otros cinco mil millones de pesos.

Esos trabajos serán concluidos en febrero de 2015, de acuerdo con las estimaciones de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, cuyo titular, Gerardo Ruiz Esparza, estuvo en ese puerto el 24 de septiembre pasado, para constatar los avances. En esa ocasión, en funcionario federal apuntó que con la ampliación portuaria, más empresas volearán a ver a ese puerto de norte de Veracruz.

Con ello, la capacidad de esa terminal portuaria podrá manejar más de 350 mil autos y 700 mil contenedores.

Debido a toda esa inversión, la autopista, la ampliación portuaria y el gasoducto anunciado, el norte veracruzano podría convertirse en un lugar cada vez más atractivo para la instalación de nuevas empresas y, por consiguiente, para la generación de empleos.

El cuestionamiento de Julen y la respuesta de Tomás Ruiz

Hablando de infraestructura, este lunes compareció ante los diputados locales el secretario de Infraestructura y Obras Públicas del gobierno del estado, Tomás Ruiz González.

El funcionario habló de una millonaria inversión del gobierno federal en Veracruz: casi 50 mil millones de pesos. Dijo también que este año, la administración estatal ha canalizado recursos por 3 mil 332 millones de pesos en carreteras, puentes e infraestructura urbana, para beneficiar a 184 de los 212 municipios de la entidad.

Tomás Ruiz compareció en el marco de la glosa del Quinto Informe del gobernador Duarte. En la Legislatura, ante los diputados que integran la Comisión de Comunicaciones, el titular de la Siop enfatizó que la inversión destinada al rubro permitió instrumentar 2 mil 376 acciones que fortalecen las vías de comunicación en diferentes regiones.

En su presentación, el ex director de Banobras y de la Lotería Nacional habló de las obras más importantes que se han realizado desde marzo, cuando tomó las riendas de la dependencia, a la fecha.

A los legisladores locales, Ruiz González detalló también los proyectos que iniciarán el próximo año: la modernización de la carretera Coatzacoalcos-Minatitlán; el puente Alvarado-Boca del Río; y el puente Chintón, en Pánuco; son obras que detonarán la economía de esas regiones y elevarán la calidad de vida de sus habitantes, dijo.

Por cierto, durante su comparecencia, Tomás Ruiz puso en evidencia al diputado panista Julen Rementería del Puerto, quien intentó cuestionarle sobre el puente de Boca del Río y particularmente en el sentido de que no se tomó en cuenta al presidente municipal del lugar, Miguel Ángel Yunes Márquez; el secretario le recordó al legislador que no sólo buscó infructuosamente al alcalde, sino que llamó varias veces al propio Julen, sin éxito; y enfatizó que la intención del señalamiento era sólo politizar el tema. @luisromero85

Te puede interesar:
Esta temporada ha quedado desprotegido el cangrejo azul en la zona norte

Tecolutla, Ver.- (AVC) El Ayuntamiento de Tecolutla dio a conocer en sus redes sociales que debido a la pandemia de Read more

Quinta brigada nacional de búsqueda se realizará en el norte de Veracruz

Poza Rica, Ver.-Durante el mes de febrero integrantes de la Red Nacional de Enlaces de Búsqueda de Personas Desaparecidas estarán Read more