Mi punzante estribillo…

Mi único tema es lo que ya no está
Y mi obsesión se llama lo perdido
Mi punzante estribillo es nunca más
Y sin embargo amo este cambio perpetuo
este variar segundo tras segundo
porque sin él lo que llamamos vida
sería de piedra.
(Contraelegía, José Emilio Pacheco)
Ray Morteo (Foto: Kris Navarro)
Ray Morteo (Foto: Kris Navarro)

Me gusta hablar de lo que me sucede o de lo que creo que sucede, he tenido canción de protesta pero no lo hago tan seguido, es muy complicado hacerlo ahorita porque la información viaja tanto que se cancela a sí misma entonces es algo que dejado a un lado y me he dedicado más hablar de historias de lo que viven los seres humanos, no todas son mías, algunas de las escucho.
También está mi parte científica, esta canción que te platiqué, Metrónomo, habla sobre la formación del universo y creo que ahí reflejo poco de lo que me quedé atorado que es la ciencia, que me encanta.
Trato de que las temáticas siempre sean reales, esta onda de componer por vender nunca me ha salido, si me saliera lo haría con mucho gusto porque seríamos muy ricos y entonces podríamos dedicarnos a hacer lo que nos gusta (risas), no, la verdad es que me parece que la música comercial también tiene su onda, no es fácil hacer esta música que pegue y que haga que tanta gente se identifique con ella, es cierto que los medios la apoyan mucho y es lo que hace que terminen pegando pero el crearlas tiene su dificultad.

Fuego del aire y soledad del fuego

Y el reposo del fuego es tomar forma
con su pleno poder de transformarse.
fuego del aire y soledad del fuego.
al incendiar el aire que es de fuego.
Fuego es el mundo que se extingue y prende
para durar (fue siempre) eternamente.
(El reposo del fuego, José Emilio Pacheco)
El lado oscuro del corazón (Eliseo Subiela, 1992)
El lado oscuro del corazón (Eliseo Subiela, 1992)

Me gusta mucho leer poesía contemporánea, por ejemplo, soy muy fan de Oliverio Girondo y Juan Gelman, bueno, de El lado oscuro del corazón (risas). Sabines me gusta mucho y de repente agarro cosas antiguas, por ejemplo un poemario de un señor que se llama Diego Hurtado de Mendoza que es más bien historiador y el mérito de sus poemas son las historias que cuenta, en las reseñas que estuve leyendo no lo toman como un gran poeta sino como un gran historiador.
Me gusta la poesía mexicana, Salvador Díaz Mirón, José Emilio Pacheco, etc.
Fuera de la poesía me gusta Cortázar aunque me cuesta mucho trabajo leerlo; empecé por décimocuarta vez El péndulo de Foucault, de Humberto Eco, (risas), algún día lo podré terminar de entender y también, la neta, es que fuera de eso, me gustó mucho Harry Potter y el señor de los anillos (risas). Los libros son maravillosos, me gusta mucho leer aunque nunca leo tanto como debería.

El crisol de la crisálida

Ric Rodríguez, Daniel Ávila, Ray Morteo, Messe, Ray Cadó
Ric Rodríguez, Daniel Ávila, Ray Morteo, Messe, Ray Cadó

Algo que he notado en este 2015, que se me ha hecho maravilloso, es que la misma carencia de espacios y el mismo momento que está atravesando, no sólo el país sino el mundo ha hecho que los géneros se estén mezclando, a mí me ha tocado tocar con jazzeros o con rockeros siendo que hago trova entonces empieza a haber un intercambio que de alguna forma hace crecer, la mutación es el motor de la evolución. El arte no se seca pero sí estamos en una sequía para la industria del entretenimiento, la gente casi no sale por todas estas cosas que suceden pero creo que algo que puede salir de esta crisálida es precisamente esa mezcolanza de géneros en la que puedes escuchar una cumbia en la que el percusionista está haciendo unos caminados maravillosos y el bajista un walking bass de jazzista, como dice Pedro Guerra: Contamíname, mézclate conmigo
Creo que esa crisálida puede ayudar en esta etapa, ojalá nos toque vivir la etapa de la mariposa.

Lo acústico, lo eléctrico, lo ecléctico

Yo prefiero lo acústico y uno de los huecos que tenido en mis dos últimas producciones es que no he sabido defender que yo quiero ser acústico, no digo que no hayan salido maravillosas, me han hecho aprender y yo siempre quiero seguir aprendiendo pero para mí, entre menos instrumentos y más madera sean, mejor, más me gusta, sin embargo es muy aprender a apreciar todo lo demás. MetrónomoYo ponía en la mañana a Silvio y me acostaba escuchando a Filio, lo más loco que ponía era Irakere y ya estaba rayando en lo punk para mí y precisamente cuando empecé a trabajar con Markovich y murió mi abuelo me hice la promesa de dejar de escuchar trova durante un año, por lo menos, la dejé totalmente de lado y empecé a escuchar toda esa música que yo veía que personas que admiro, y que sé que tienen un criterio maravilloso, me recomendaban y yo escuchaba y no me gustaba, me ponía a pensar por qué no me gustaba y era obvio que era el receptor el que no estaba bien, tenía que aprender a apreciar, yo lo comparo con que estuve comiendo mucho pastel y conocía el sabor pero aprender a comer salado me provocó un shock. Empecé a escuchar gente como Regina Spector o a Gretchen Parlato (que me súper enamoré de su voz) y de su jazz a Pat Metheny, a Kurt Elling, gran jazzista; empecé a escuchar a los antiguos como los Rolling Stones, por fin entendí y pude decir que los Beatles me hicieron llorar porque yo los escuchaba pero no me metía en esta onda. Me volé la cabeza con Pink Floyd y empecé a valorar todas las cosas que no me había permitido, desde Aretha Franklin, pasé por Bob Marley, pasé por Bob Dylan, ahorita estoy clavado con las cosas que está haciendo Jason Mraz que es un chavo de treinta y tantos años que estudió en Julliard y hace un pop maravilloso.
Empecé a escuchar muchas cosas fuera de la trova y este disco, Metrónomo, es precisamente lo que refleja sin embargo yo creo que lo que voy a seguir haciendo es tirado a lo acústico porque es lo que más me llama y lo que más me gusta, me encantaría encontrar un puente entre lo eléctrico y lo acústico como ya lo ha logrado hacer Sabina, Dave Matthews o John Mayer pero lograr esas cosas requiere de una vida de trabajo.

Epílogo químico

Y léase luego que el ábaco cósmico,
en álgebra enérgica, dádiva daba
de estrellas que estallan y póstumamente
en epílogo químico, ampliaban el todavía
insuficientemente fértil número básico de átomos.

 MetrónomoVengo llegando de presentar Metrónomo en Monterrey y Saltillo, los presenté el 27 y 28 de junio y fueron dos noches de las noches más hermosas, me sentí muy cerca del público.
Lo voy a presentar aquí en Xalapa este viernes, 3 de julio, RTV lo va a pasar en vivo y voy a tener muchos invitados, invité a un contrabajista que se llama Juan Galván, a Daniel Ávila en la percusión, Manuel Vásquez me va a acompañar una rola con el cajón, invité a Messe pero tiene una presentación en Coatepec, me dijo que si acaba temprano llega, pero no es seguro; invité a otros amigos, quiero hacer un concierto muy integrado, con mucha gente porque me costó mucho trabajo hacer el disco.
La presentación será en La Tasca, a las 10 de la noche, ojalá nos acompañen.

PRIMERA PARTE: Ópera prelúdica        SEGUNDA PARTE: Partículas nuevas



 

CONTACTO EN FACEBOOK        CONTACTO EN G+        CONTACTO EN TWITTER

 

Te puede interesar:
Encuentros cercanos | Manuel López Rocha / II

«Los hijos de Laura Rebolloso, aunque ahorita sean jazzeros, antes eran fans de los Beatles y un día, hablando de Read more

In my life | Manuel López Rocha / I

Entre los primeros dibujos de la infancia y la banda de rock de la adolescencia, fue formándose un destacado diseñador Read more