Nuevamente, el gobierno de Javier Duarte de Ochoa da muestras de responsabilidad, sensibilidad y de protección hacia los veracruzanos.

Y es que al mediodía de este martes anunció, a través de las secretarías de Turismo y Protección Civil, la cancelación del último desfile del carnaval Veracruz 2015.

Además, dieron a conocer en conferencia de prensa, que el concierto de Luis Miguel, artista que cerraba las actividades artísticas, se pospone para el 12 de abril.

Eso habla del compromiso que existe por resguardar la integridad física tanto de turistas como de los locales que asisten al carnaval y que seguramente estarían presentes en el concierto.

No agradó a muchos el anuncio, pero era necesario garantizar la seguridad de todos.

HA COMENZADO a circular la primera lista de aspirantes a convertirse en consejeros del Organismo Público Local del Instituto Nacional Electoral, organismo que habrá de sustituir al Instituto Electoral Veracruzano. En primer lugar está Tania Vásquez Muñoz, quien es hermana del director del Colegio de Veracruz, Eugenio Vásquez Muñoz. Actualmente se desempeña como titular del Centro de Capacitación Electoral del Tribunal Electoral del Estado de Veracruz y es impulsada por el consejero del INE José Roberto Ruiz Saldaña. Otro es Octavio García González, actual director de Prerrogativas del IEV, quien es impulsado por la todavía presidenta del organismo Carolina Viveros y representa el continuismo del grupúsculo que lleva una década ahí enquistado succionando el presupuesto. También busca un lugar en el Ople Manlio Fabio Casarín León, ex director de la Facultad de Derecho de la Universidad Veracruzana, quien es apoyado por el ex secretario de Gobierno Erick Lagos Hernández, por Carolina Viveros y, en consecuencia, por el ex gobernador Fidel Herrera Beltrán. Otra que quiere su hueso es Arcelia Guerrero, quien actualmente es consejera y, por supuesto, desea seguir en el cargo. A ella la apoyan el ex secretario de Desarrollo Social, Jorge Carvallo Delfín y… Sí, adivinó. Fidel Herrera Beltrán.  Hay incluso un “caballo negro” que es impulsado por el nefasto secretario ejecutivo del IEV, Víctor Moctezuma Lobato, y a quien en breve habremos de destapar.  Salvo Tania Vásquez Muñoz, todos los demás aspirantes tienen el tufo de Fidel Herrera impregnado, por lo que esos candidatos a consejeros ya tienen, desde ahora, una etiqueta anti Héctor y anti Pepe Yunes.  Todos los consejeros del IEV concluyen su periodo el próximo mes de julio, con base en la reforma electoral, que establece la desaparición de los órganos electorales estatales para ser sustituidos por los Organismos Públicos Locales del Instituto Nacional Electoral. Pues ya veremos qué tan buenos son los filtros del INE y si logran evitar que se les cuele gente indeseable como estos fidelistas.

EL AMBICIOSO programa de reformas de México no servirá de mucho si el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, teñido de escándalos, fracasa en la reconstrucción de la destruida confianza pública. Esta valoración atípicamente cándida es de Luis Videgaray, el secretario de Hacienda, quien, como el Presidente, ha estado en medio de la protesta por las embarazosas compras de casas de un prominente contratista del gobierno, lo que ha desatado acusaciones de amiguismo y favoritismo. Peña Nieto ha empujado una serie de “maravillosas” y transformativas reformas económicas, incluyendo la liberación de un sector del petróleo, que estuvo vedado a la inversión privada por casi 80 años. Con todo, Videgaray dice que éstas no deberían ser las únicas prioridades de un gobierno al que le quedan casi cuatro años más. “No solo se trata de reformar, reformar, reformar”, le dijo Videgaray al Financial Times en una entrevista. “Necesitamos abordar lo que realmente importa a la sociedad mexicana, que es no (solo) la corrupción y la transparencia. Va más lejos: tiene que ver con la confianza.” Y añadió: “Podríamos llevar a cabo diez reformas energéticas, pero si no le sumamos la confianza, no abarcaremos todo el potencial de la economía mexicana”.

ALGUIEN DEBERÍA ubicar a la precandidata del PRI a diputada federal, Elizabeth Morales, quien cree que la elección venidera será para ella un mero trámite y ya se siente en una curul en San Lázaro. La ex dirigente estatal del PRI debería tomar en consideración que, además del desgaste político que arrastra desde su paso por la alcaldía de Xalapa, también se hizo de muchos y temibles enemigos. Baste señalar a los ex munícipes Reynaldo Escobar, Ricardo Ahued y David Velasco Chedraui, quienes la abominan. Incluso el actual presidente municipal, Américo Zúñiga, no le tiene mucha estima que digamos. Elizabeth, si bien es bastante conocida, tiene muchos aspectos negativos que pueden pesar decididamente en su contra a la hora de una elección, más en un distrito como el de Xalapa urbano, donde el voto tradicionalmente ha sido diferenciado y más dirigido hacia los candidatos que hacia los partidos. Además, se sabe de excelente fuente que Elizabeth cuenta muy en corto a sus allegados que si gana la diputación federal, ya no la van a parar para la gubernatura de dos años o mínimo, una senaduría. Con esos delirios de grandeza, la caída puede ser muy dolorosa.

TRASCENDIÓ QUE se prevé un recorte a los salarios de los empleados de confianza del Gobierno de Veracruz, situación que se podría ver reflejada en el próximo pago de la nómina estatal. Y es que con el recorte al gasto federal que anunció el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, hace unos días, no sólo el gobernador Javier Duarte se verá obligado a aplicar esta medida, sino que también lo harán mandatarios de otras entidades del país.

Te puede interesar:
APUNTES | Ernesto Pérez, el doctor AntiSimi

“No es lo mismo los polvos del Sahara, que los polvos de Sara”. Arias No muy buen empresario, el inexplicablemente Read more

Ahued: equipo con Monreal

El viernes 24 de abril pasado, día que Ricardo Ahued se reuniría con el presidente Andrés Manuel López Obrador para Read more