En esta entrega, José Miguel Flores nos narra lo que ha sucedido en Orbis Tertius en los últimos años, así como los nuevos proyectos del grupo:

A rienda sueltaInstrumentos

Nos quedamos muchos años sin director. Cuando Franco se fue de año sabático, volví a decirle a Javier que yo pensaba que él era el indicado, pero tampoco aceptó. Entonces yo me quedé como jefe de personal. Es muy difícil porque no eres el director y no tienes el mando; no puedes decir “se va a hacer esto o se va a hacer lo otro”, entonces, si no hay un consenso, se vuelve un caos. Le dije a Rolando que ya no quería ser jefe de personal, que fuera él; aceptó y estuvo un tiempo, pero tampoco con él funcionaron las cosas, porque hay que tomar las riendas y nunca vas a tener a todos a gusto.

El regreso y la gloria

Javier Cabrera
Javier Cabrera

Cuando regresó Javier, hace dos años, ya necesitábamos un director y yo lo propuse otra vez, porque me parece la persona más capaz; pero Rolando también quería ser director, entonces acordamos hacer una propuesta, Rolando, Javier y yo, para ver quién se quedaba.
Javier llevó una propuesta y yo llevé la mía, que es muy similar; Rolando decidió ya no entrarle.
Yo pensé que iba a quedar Javier, pero los compañeros decidieron apoyarme a mí porque él se había ido 10 años del grupo y yo había estado ahí; finalmente, Javier dijo: “si yo no voy a ser director, apoyo a Miguel”. Aunque lo acordamos desde 2012, apenas el año pasado me dieron el nombramiento, y llevo un año de director.

Music populi, music dei

Mi propuesta es retomar la música que han hecho los compositores mexicanos, tanto de jazz como popular; composiciones de cualquier índole, que nos gusten y que podamos tocar dentro del grupo.

Arodi Martínez, Rolando Alarcón
Arodi Martínez, Rolando Alarcón

Todos tenemos gustos y formaciones diferentes, entonces se trata de encontrar el punto medio para generar un lenguaje original del grupo, a partir de las vivencias y de la música que le gusta a cada quien, pero basándose en lo que se ha hecho en México, porque no podemos dejar de lado todo ese bagaje.
Creo que debemos hacer un jazz con identidad, porque no podemos copiar o tratar de sonar como los grupos de Nueva York, que los admiramos porque son muy buenos, pero no tenemos esa cultura. Es como más real hacer lo que nosotros tenemos como formación, todo lo que hemos oído desde chicos, aunque no sea necesariamente jazz; hay mucha música popular muy buena.
Yo creo que la música o es buena o es mala, trátese de la música que sea; puede ser hasta chunchaca. Hay chunchaca buena y chunchaca mala, así como hay música clásica buena y mala; mucha gente piensa que porque es clásica, es buena, y hay música clásica aburridísima o que te pone de mal humor, porque tiene una vibra medio espesa. Lo mismo pasa con el free jazz, es padre, pero yo no puedo escuchar mucho free jazz porque siento que lleva mucha carga emocional, y a veces no está uno para eso.

El yo-yo, ese juEgo

El último músico que invitamos, cuando se fue Cristian Mendoza, es Arodi Martínez, un saxofonista de Oaxaca. Nos hemos acoplado muy bien con él porque es un gran músico y una persona muy centrada; toca bastante bien y no se le ha subido el ego a la cabeza.Recorte
El ego es una de las cosas más difíciles en este estilo de música; todos quieren lucirse, quieren ‘solear’ todo el tiempo y estar toque y toque, y así se pierde el sentido de la música. Yo pienso que uno está al servicio de la música; hay que tocar lo que la música pida, no lo que uno quiera tocar. Un músico que ‘sobretoca’ es como un actor que sobreactúa o como un pintor que pinta de más; o como la arquitectura, tú que eres arquitecto sabes que una casa que está muy adornada ya no luce, porque está saturada de adornos.
Así pasa con el jazz; está como de moda tocar muchas notas y rapidísimo, rapidísimo, rapidísimo, y la gente ya no capta eso porque si, para nosotros los músicos, es complicado, pues para la gente que no tiene el oído entrenado es peor. A veces parece más circo que música.
Ahí es donde entra la madurez, quitarnos ese ego que nos pone una venda en los ojos y no nos deja ver que perdemos el sentido de la música. Finalmente se trata de expresar emociones y hacer a la gente vibrar; para mí esa es la función de la música, y si la gente te oye y no la puedes hacer vibrar, entonces se pierde el sentido. Puede ser que te admiren, que vean que tienes un chorro de técnica y que has estudiado muchísimo, pero si no transmites nada, la música no cumple su objetivo.

Hoy, hoy, hoy

Óscar Terán
Óscar Terán

Actualmente el Orbis pasa por un buen momento. Arodi es un gran músico. Óscar está llegando a una madurez importante; en estos últimos años se ha desarrollado mucho y va muy bien. Javier Cabrera, que tiene una larga trayectoria, tiene mucho qué expresar. Rolando también tiene ya un largo camino. Son personas que transmiten y nos hemos acoplado. Yo siento que estamos llegando al punto donde nos encontramos todos y a partir de ahí estamos tratando de hacer una propuesta original, que tenga un poquito de esencia de lo que somos, de nuestra cultura, pero proyectándose hacia el futuro, o sea, viendo hacia las corrientes nuevas de jazz. Por ejemplo, ahora ya no se toca la música a 4/4 ni a ¾, como se hacía antes; ahora se toca a siete, once, trece, diecisiete, o amalgamas. Son cosas que, aunque ya existían, no se hacían tanto; nosotros hemos optado por tomar esas medidas y ha resultado atractivo.

Hoy voy a grabar, sacar a luz mi bagajeBatería

Otra cosa padre del grupo es que a Óscar Terán, a Arodi Martínez y a mí, nos gusta la composición, entonces hay mucha tela de dónde cortar. Ya tenemos material para grabar otro disco; lo difícil es la lana, porque ahorita la universidad está mal económicamente; pero tenemos esa idea y es posible que lo hagamos de manera independiente. La ventaja es que las grabaciones se han vuelta más baratas; antes, grabar un LP era muy caro y complicado; no había muchos estudios y era bastante caro; ahora, con la computación, ya es más accesible.

Xihualacan huan poyohuan

También tenemos planes de trabajar con Tlayoltiyane, el trío huasteco de la Universidad. Yo admiro la música huasteca, me llena; la oigo y siento mucha emoción de oírla, porque está bien hecha.

Trío Tlayoltiyane
Trío Tlayoltiyane

Como te decía, solamente hay dos tipos de música, y para mí, la música huasteca es excelente. Hace poco fuimos a Monterrey a tocar, y también fueron ellos; platicamos y les gustó la idea de hacer una fusión de Orbis con Tlayoltiyane; todavía no sabemos qué va a pasar, pero me parece que va a ser algo interesante. Ya nos pusimos de acuerdo en que queremos tocar juntos algunas piezas tradicionales del son huasteco, y a lo mejor, alguna pieza de jazz, especialmente compuesta para tocarla con ellos, de acuerdo a sus instrumentos; y hacer algunos arreglos. A ver qué pasa, porque dos de ellos no leen música. La música huasteca es de tradición oral, no hay partituras, es una música que se aprende escuchándola; será muy interesante.

Orbis Tertius actual: José Miguel Flores, Arodi Martínez, Rolando Alarcón, Óscar Terán y Javier Cabrera
Orbis Tertius actual: José Miguel Flores, Arodi Martínez, Rolando Alarcón, Óscar Terán y Javier Cabrera

Los músicos jarochos se han abierto más; el año pasado vi un espectáculo que se llama Que Viva el Son, del grupo Son de Madera, pero con sax, piano, una bailadora y los instrumentos tradicionales; mis respetos, qué buen espectáculo. También está Sonex, Sara Robledo, Los Macuiles. Aleph Castañeda toca con varios grupos de jarocho. Está como de moda hacer fusiones del son jarocho con el jazz, pero no se ha hecho con el son huasteco; creo que será una buena experiencia.

Viaje sin fin

Mi proyecto personal es montar un estudio para componer música. Siempre me ha gustado mucho componer, pero ahora mi tirada es hacerlo con toda la tecnología, meter orquestaciones, y hacer música un poquito más elaborada, y no necesariamente jazz, sino dejarme guiar por los sentimientos de ese momento. Yo creo eso es la música, es emprender un viaje por donde te lleve el corazón.

José Miguel Flores_espaldas


CONTACTO:https://www.facebook.com/pages/El-jazz-bajo-la-manga/112661338768699

Te puede interesar:
El flechazo al corazón | Beto Guzmán / III

En esta parte final de la conversación, Beto Guzmán hace una serie de reflexiones en torno a su concepción de Read more

In my life | Manuel López Rocha / I

Entre los primeros dibujos de la infancia y la banda de rock de la adolescencia, fue formándose un destacado diseñador Read more