Coatzacoalcos, Ver.- Un grupo de taxistas de Villa Allende tomaron durante 12 horas la caseta de cobro del puente Coatzacoalcos I en protesta por la inseguridad.

Los inconformes revelaron que en las últimas semanas han sufrido el robo de al menos una decena de unidades, pues señalaron que aún cuando hay retenes éstos no cumplen su función y en ocasiones únicamente sirven para extorsionarlos.

A consecuencia de lo anterior, los ruleteros dieron paso libre por la caseta desde las 22:00 horas del lunes y hasta las 10 de la mañana del martes; sin embargo, durante las primeras horas de este día el tráfico fue lento, lo que obligó a las autoridades municipales a acudir y entablar un diálogo.

El alcalde de Coatzacoalcos, Joaquín Caballero Rosiñol, informó que se firmó una minuta de trabajo en la que se estableció la instalación de retenes, cámaras de vigilancia y reuniones para buscar soluciones al problema de la inseguridad que los aqueja en la villa de Allende.

Sin embargo, el presidente municipal insistió en que el Gobierno Federal debe atender como una prioridad al municipio de Coatzacoalcos debido a los problemas de inseguridad por los que atraviesa.

“El Gobierno Federal y Estatal deben de atender con una prioridad especial, no podemos permitir que sigan pasando hechos como los que han generado luto en la sociedad de Coatzacoalcos y que hemos lamentado todos y por supuesto que estaré siempre de lado de la gente”, expuso.

Caballero Rosiñol confirmó que este martes se efectuó una nueva reunión del blindaje en el municipio de Minatitlán, en la que participaron autoridades de los tres niveles de gobierno.

 

 

 

Avc