La legendaria banda de los Rolling Stones se sumó a la lista de artistas y grupos musicales que pidieron al político republicano estadounidense Donald Trump que no use sus canciones en la campaña electoral.

«The Rolling Stones nunca dio permiso a la campaña de Trump para usar su música y ha pedido que deje de hacerlo inmediatamente», dijo el grupo británico en un comunicado.

Trump recurría a sus temas «You Can’t Always Get What You Want» y «Start Me Up» en sus actos de campaña.

El rapero Everlast ya pidió a Trump que no usara la canción «Jump Around», de su antiguo grupo House of Pain, y Neil Young, R.E.M. y Adele también se opusieron al uso de su música.

El abandono de Ted Cruz y John Kasich dejó al polémico Trump como único candidato a representar al Partido Republicano en las elecciones presidenciales estadunidenses de noviembre.

Con información de AFP.