La Facultad de Pedagogía de la Universidad Veracruzana (UV), en conjunto con la Universidad de la Guajira de Colombia, conmemoraron el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer, que se celebra el 25 de noviembre.

En la apertura de esta jornada, realizada el viernes 24 de noviembre, Rocío Liliana González Guerrero, directora de Pedagogía, estuvo acompañada por Yatsira Eliuth Jaramillo, académica de la Universidad de Guajira, así como docentes y estudiantes de ambas instituciones de educación superior.

Rocío Liliana González manifestó que para la entidad académica a su cargo, conmemorar esta celebración en conjunto con la universidad colombiana, significa el logro de una de sus metas de planeación institucional.

“Esta colaboración nos da la oportunidad de compartir, explorar y contrastar diferentes formas de visión sobre el ámbito educativo, así como establecer lazos de comunicación y vinculación con instituciones educativas ubicadas más allá de nuestras fronteras”, enunció.

Liliane Carrillo Puertos, docente de Pedagogía, explicó que la celebración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer se realiza a nivel global el 25 de noviembre en memoria de las hermanas Patricia, Minerva y María Teresa Mirabal, activistas dominicanas asesinadas esa fecha en 1960 por el dictador Rafael Leónidas Trujillo.

Declaró que una sociedad no puede llamarse democrática si en su seno tolera el asesinato y maltrato hacia las mujeres, y menos si éstos se producen en aquellos espacios donde deberían estar más protegidas, como sus hogares y el entorno en el cual se relacionan.

La docente enfatizó que la realización de acciones que pongan de relieve la importancia de la no violencia contra las mujeres, son elementos necesarios en la formación humana y prioritarios en la preparación profesional de quienes se dedican a formar a otros.

Este tema también lo abordó la Coordinadora de Docencia de la Clínica Universitaria de Salud Reproductiva y Sexual (CURSS), Cynthia Elizabeth Díaz Marte, en la que describió quiénes fueron las hermanas Mirabal y su involucramiento en la lucha porque acabara la sangrienta dictadura de 30 años que ejerció Rafael Leónidas Trujillo en República Dominicana.