El decreto de la segunda Alerta de Violencia de Género por agravio comparado en Veracruz es un fracaso para el gobierno estatal, pero también para las organizaciones y las mujeres de la entidad.

En conferencia de prensa, organizaciones civiles afirmaron que la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim), es irresponsable al decretar una alerta sin hacer un llamamiento especial al Congreso Local por incumplir con la reforma del delito de aborto en Código Penal.

Advirtieron que existen datos que revelan que la Conavim tiene intereses económicos con el Observatorio Nacional del Feminicidio, y a esta organización le “conviene” que se decrete la alerta pues recibe dinero de los cursos y capacitaciones.

Aracely González Saavedra, líder de Equifonía señaló: “Es importante hablar de las implicaciones económicas que orientan las decisiones de la Conavim y de organizaciones implicadas, más que la búsqueda de soluciones para los derechos reproductivos de las mujeres, solo quieren polemizar para acceder a los recursos”.

También cuestionaron que el grupo de trabajo que revisó las 13 recomendaciones emitidas al Congreso Local, al Ejecutivo, a la Secretaría de Salud de Veracruz, y la Fiscalía General del Estado, no analizó las medidas que si se están cumpliendo y significan un avance para las mujeres.

González Saavedra advirtió: “Implica una medición en blanco y negro, sin metodología precisa acerca de lo que ha ocurrido el estado, nosotros hemos dado seguimiento puntual a las medidas, y llama la atención algunas dependencias si están trabajando, pero no haya un llamamiento severo al Congreso del Estado, que es el único que no ha cumplido con una sola de las recomendaciones”.

Afirmó que entre las recomendaciones para el Congreso Local, están reformas a tres artículos, incluido uno que es aumentar la causal de salud, y otro que es quitar el plazo de 90 días para la Interrupción Legal del Embarazos (ILE), en los casos de violencia sexual.

Consideró que reducir las medidas a solo reformar el delito de aborto para permitir la ILE hasta las doce semanas, es justificar a los legisladores locales para que no se haga ni una sola reforma.

Por su parte, Verónica Cruz de Las Libres de Guanajuato, criticó el análisis del grupo de trabajo, pues dijo que era necesario un trabajo más objetivo y enfocado a una recomendación al legislativo que es quien no cumplió con lo que le tocaba.

La activista acusó que Alejandra Negrete, comisionada de la Conavim, tiene nexos con organizaciones para hacer de la alerta un negocio: “Otra vez se anteponen los intereses personales y económicos encima de los problemas de las mujeres y nosotros creemos que se necesitan resolver los problemas de las mujeres, no para hacer más ricas a las organizaciones”.

En la conferencia de prensa estuvieron integrantes de organizaciones como: Haceres, AC; Equifonía AC; Centro Las Libres AC; Red Unidos por los Derechos Humanos, AC; Comité promotor por una maternidad segura y la Articulación Interestatal por el derecho a decidir.

AVC/Noticias