CIUDAD DE MÉXICO.- Con el fin de eliminar duplicidades en la entrega de apoyos, eficientar el trabajo a favor de los que menos tienen y dirigir los programas de acuerdo a las necesidades de los hogares, la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) presentó el Sistema de Focalización de Desarrollo (Sifode), que agrupa la información de 6.1 millones de personas en pobreza extrema.

La titular de la Sedesol, Rosario Robles Berlanga, explicó que la base de datos del Sifode fue creada a partir del Cuestionario Único de Información Socioeconómica (CUIS), aplicado a más de nueve millones de mexicanos, en coordinación con las administraciones estatales y municipales que identifica a los beneficiarios con nombre, apellido, domicilio, carencias y dependencia encargada de su atención.

Detalló que el paso siguiente será alinear los esfuerzos de los tres niveles de gobierno con los de la sociedad civil organizada para atender a esta población objetivo y dar un seguimiento puntual a la política social, con instrumentos más precisos que puedan aportar información en tiempo real acerca de las condiciones de vida de las familias.

Ante académicos, investigadores e invitados especiales reunidos en el auditorio A de la Secretaría de Economía, Robles Berlanga precisó que no habrá recorte de programas, sino un reajuste del presupuesto social para atender mejor a los más necesitados, tomando en cuenta que el próximo año habrá un presupuesto base cero.

Precisamente porque habrá menos recursos en general en el presupuesto, el Sifode permite que los recursos que hay, se focalicen adecuadamente en el país. Ningún beneficiario será dado de baja”, aseguró Robles Berlanga.

Juan Carlos Lastiri Quirós, subsecretario de Prospectiva, Planeación, Evaluación y Desarrollo de la Sedesol, comentó que anteriormente cada programa levantaba su propio padrón de beneficiarios, lo que generaba una atención aislada sin tomar en cuenta otras necesidades de las personas.

Destacó que el Sifode se convertirá en el pilar de la política social y en una herramienta que permitirá documentar, por primera vez, cómo los programas de apoyo mejoran las condiciones de vida de los hogares mexicanos.

Por su parte, José Orozco Martínez, director general de Geoestadística y Padrones de Beneficiarios de la Sedesol, explicó que al aplicar un cuestionario único, se puede clasificar a familias completas de acuerdo con sus principales carencias y de forma integral ofrecerles los paquetes de programas sociales.

Agregó que el Sistema de Focalización de Desarrollo sirve para identificar a los hogares en situación de vulnerabilidad; aplicar los recursos de acuerdo a sus necesidades; definir qué programas de los tres niveles pueden instrumentarse coordinadamente y finalmente monitorear las condiciones de vida de los beneficiarios.

Asimismo, resaltó que el Sifode debe ser la plataforma de un futuro Sistema Nacional de Programas Sociales que incluya programas de otras dependencias federales, estatales, municipales e incluso a la sociedad civil.

Ernesto Méndez/ Excelsior